IMPUESTOS CONTRA LA CRISIS Y PARA LAS ELECCIONES

IMPUESTOS CONTRA LA CRISIS Y PARA LAS ELECCIONES

Algunos de los principales líderes de la Cámara de Representantes de Estados Unidos abogaron la semana pasada por nuevas reducciones de impuestos como estímulo económico, aunque esa receta no la comparten muchos legisladores. (VER GRAFICA: DEFICIT Y SUPERAVIT FISCAL DE E.U)

16 de septiembre 2002 , 12:00 a.m.

Algunos de los principales líderes de la Cámara de Representantes de Estados Unidos abogaron la semana pasada por nuevas reducciones de impuestos como estímulo económico, aunque esa receta no la comparten muchos legisladores.

(VER GRAFICA: DEFICIT Y SUPERAVIT FISCAL DE E.U).

La Casa Blanca ha presionado en las últimas semanas a los congresistas para que adopten otra reducción fiscal, con el fin de impulsar la alicaída economía, pero hasta ahora no se ha logrado un consenso sobre si la mejor opción es un nuevo recorte impositivo.

Una portavoz de la Casa Blanca, Claire Buchan, dijo que el presidente, George W. Bush, continúa revisando diversas ideas sobre cómo apuntalar la economía. En agosto, Bush pidió una nueva bajada de impuestos, pero la idea ha creado divisiones incluso dentro de su propio partido.

El líder de la mayoría republicana de la Cámara Baja, Richard Armey, impulsa un proyecto de ley por el que se incrementaría la cantidad de pérdidas de capital- limitada ahora a 3.000 dólares- que puedan deducirse de las declaraciones de impuestos.

Esa medida, además, aumentaría el monto que los estadounidenses podrían acumular anualmente en sus planes de pensiones, aunque también aumentaría la edad en que los ancianos pudiesen retirar dinero de esas cuentas.

Sin embargo, una nueva reducción de impuestos ha generado escepticismo, especialmente entre la oposición demócrata.

El año pasado, el Congreso aprobó un plan de recortes impositivos que totalizará 1,35 billones de dólares en 10 años, y los demócratas advierten que otra nueva oleada sólo beneficiaría a los ricos y agravaría el déficit presupuestario del Gobierno Federal.

El legislador demócrata Charles Rangel (Nueva York) declaró que a los republica nos les importa cuánto es el déficit o qué política seguir. Sólo quieren proclamar que han bajado todos los impuestos que han podido .

Según los últimos cálculos del Congreso, el déficit federal alcanzará este año fiscal -que concluye el próximo día 30- unos 154.000 millones de dólares, el primer ejercicio con númerod rojos tras cuatro años consecutivos de superávit.

El estado de la economía se perfila como uno de los asuntos más preocupantes de los estadounidenses de cara a los comicios legislativos del próximo mes de noviembre.

-A Greenspan no le suena:.

Con los golpes que la economía estadounidense ha recibido como la incertidumbre generada por el terrorismo o la caída de las acciones, al presidente de la Junta de la Reserva Federal (banca central), Alan Greenspan, parece no sonarle rebajar de nuevo los impuestos.

Hasta la fecha, la economía parece haber resistido bien esta combinación de golpes, aunque continúan sus efectos deprimentes , insistió el presidente del banco central estadounidense, ante el Congreso de su país.

El funcionario dijo que una de las áreas de mayor impacto ha sido el presupuesto federal, que tras contar con unos rosados pronósticos de unos 5 billones en superávit a lo largo de una década, sufre ahora déficit presupuestarios.

La Oficina Presupuestaria del Congreso pronosticó que el déficit de este año fiscal, que concluye el 30 de septiembre, será de 157.000 millones de dólares, tras cuatro años de superávit consecutivos.

Greenspan dijo que la pronunciada baja de las acciones bursátiles, que comenzó en marzo del 2000, fue una de las principales razones por las que los ingresos fiscales han disminuido y agregó que el impacto probablemente afectará los ingresos fiscales por algún tiempo frente a los cálculos anteriores .

Greenspan dijo que el éxito del Congreso en reducir y eliminar los déficit presupuestarios corre peligro a no ser que los legisladores compensen los aumentos en los beneficios permanentes en los gastos sociales o la reducción de los impuestos con reducciones del gasto público o aumentos fiscales en otras áreas.

Si no mantenemos las reglas presupuestarias y reafirmamos nuestro compromiso con la responsabilidad fiscal, podrían ser desperdiciados años de duro trabajo , insistió Greenspan ante los legisladores. Su incumplimiento sería un grave error .

Las normas de prudencia fiscal, adoptadas en 1990, expirarán a fines de este mes si no son renovadas por el Congreso.

Las reglas presupuestarias funcionaron mucho mejor de los que muchos escépticos, yo incluido, habían esperado , dijo Greenspan.

Sin embargo, Greenspan no mencionó la política de la Junta respecto a las tasas de interés, que no ha variado en lo que va de año.

-De golpe en golpe:.

Greenspan dijo que la economía ha resistido bastante bien los embates sufridos tras los ataques terroristas de hace un año aunque continúan sus efectos deprimentes .

Greenspan advirtió que problemas como los ataques terroristas y la enorme baja en los precios bursátiles siguen repercutiendo en el crecimiento económico tras la recesión del año pasado.

La economía estadounidense ha enfrentado retos sumamente duros en el año que ha transcurrido- abruptas caídas en los mercados de valores, pronunciadas bajas en el gasto de inversiones y los trágicos ataques terroristas de septiembre pasado , dijo Greenspan en la interpelación en el Comité de Asuntos Presupuestarios de la Cámara de Representantes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.