LO QUE SUMAN Y RESTAN LOS VICES

LO QUE SUMAN Y RESTAN LOS VICES

Cuando más se habla del Vicepresidente en un país como Colombia es en las elecciones presidenciales. O en las crisis, como ocurrió entre Ernesto Samper y Humberto De la Calle en medio del proceso 8.000.

24 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Cuando más se habla del Vicepresidente en un país como Colombia es en las elecciones presidenciales. O en las crisis, como ocurrió entre Ernesto Samper y Humberto De la Calle en medio del proceso 8.000.

El tema de los vices se agitó esta semana con la escogencia de Francisco Santos Calderón como fórmula de Alvaro Uribe, Fabio Villegas como compañero de Noemí Sanín y Marino Jaramillo como socio del general retirado Harold Bedoya.

Acertaron los candidatos? Qué les aportan a las campañas? Qué les quitan? Están los candidatos a vice en capacidad de manejar el país?.

Las respuestas no son fáciles ni obvias cuando cada candidato, en medio de lo que reflejan las encuestas, debe resolver si su compañero debe ser muy parecido a él o a ella, si debe reforzarlo, complementarlo o ser alguien muy diferente.

Al escoger a su jefe de debate como fórmula, Noemí descartó que se trate de una jugada para fortalecer al gavirismo en su campaña.

Uribe Vélez decidió sorprender y se inclinó por alguien que no ha participado en política electoral, justo en una semana en la que debió capotear el escándalo que desató una publicación de la prestigiosa revista norteamericana Newsweek.

Bedoya se inclinó por un veterano dirigente conservador laureanista, que en enero pasado aspiró a la candidatura presidencial de su partido.

Carlos Lemos Simmonds, que reemplazó a De la Calle en la administración Samper, dice que la gente al elegir debe pensar que no está escogiendo a un Vicepresidente, sino a un Presidente en potencia .

Para el ex presidente Lemos, el Vicepresidente se debe preparar para ser extraordinariamente discreto. Un vice que cogobierne es una calamidad. Debe tener la habilidad de desdibujarse elegantemente. Si compite por la primera página con el Presidente, hay una crisis institucional muy difícil de resolver .

Los vices de Horacio Serpa, Luis Eduardo Garzón e Ingrid Betancourt se conocerán entre esta semana y el primero de abril, cuando vence el plazo para inscribir las candidaturas.

La baraja de Serpa incluye nombres como los senadores Pilar Córdoba y Rodrigo Rivera, la ex primera dama Ana Milena de Gaviria y el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas.

Después de la adhesión de 17 congresistas independientes, Garzón evalúa a Vera Grabe, Gustavo De Roux y Ana Teresa Bernal, entre otros.

FABIO VILLEGAS.

* Pros.

Aporta más manejo político que electoral. Refleja más un compromiso político que uno electoral , dice Daniel Castellanos del Movimiento Sí Colombia.

Seriedad por su amplia carrera en la gestión del Estado como gobernador, ministro y diplomático. Refuerza la seriedad de la propuesta programática de la campaña presidencial de Noemí , afirma Horacio Duque.

Es un mensaje claro para el gavirismo en el sentido de que a Villegas lo identifican como una figura importante. Refuerza la imagen de Noemí que en algunos sectores es percibida como una persona sin habilidades en el tema económico y en el tema de orden público , dice el columnista Ramiro Bejarano.

Esta muy comprometido con la campaña y tiene experiencia importante en los asuntos de Gobierno , afirma el ex senador Luis Alfonso Hoyos.

Le aporta trayectoria pública, seriedad, identidad en las fórmulas y una buena dosis de gavirismo , añade el senador liberal Juan Fernando Cristo.

* Contras.

No trae nada nuevo a la campaña de Noemí. Es lo mismo que venía funcionando hace meses , afirma el senador Juan Fernando Cristo.

Su inserción en los grupos de tecnócratas neoliberales genera desconfianza en un país que reclama profundas reformas sociales. Se le puede cuestionar como símbolo del neoliberalismo , dice Horacio Duque.

No la aporta la llegada de nuevas fuerzas políticas , sostiene el ex senador Luis Alfonso Hoyos.

Yo creo que no le pone votos. No tiene la posibilidad de aportarle votos a una candidatura que está languideciendo. Sin ánimo de ofender, hace más ruido un amante en un closet , dice el columnista Ramiro Bejarano.

Tres millones de electores no saben quién es Fabio Villegas. La gente no sabe quién es. Los viejos sí, pero ellos ya tomaron partido , advierte Fernando Giraldo, politólogo de la Universidad Javeriana.

No aporta votos, pero más que un defecto para nosotros es una virtud , asegura Daniel Castellanos, asesor de Sí Colombia.

FRANCISCO SANTOS.

* Pros.

Le da un toque de imagen por una persona que el país asocia con la lucha contra el secuestro y las marchas , opina el ex candidato conservador Juan Camilo Restrepo.

Ablanda a la opinión pública frente a la imagen dura de Uribe. Por su edad, refuerza a Uribe entre los jóvenes, donde éste tiene gran hinchada , dice un politólogo de la Universidad de los Andes que prefiere el anonimato.

Santos le aporta a Uribe la seguridad de que se respetarán los derechos humanos, la libertad de prensa y que no habrá lugar para la corrupción. Y adicionalmente el odio eterno de Enrique Santos. Pensaría que le aporta votos , considera el columnista Felipe Zuleta.

Santos aporta credibilidad al porfiado discurso de Uribe contra la clase política y sus vicios, al igual que su insistencia en una reforma política audaz. Su figura joven e informal interpela a las clases medias urbanas , según el analista Horacio Duque.

Pacho es una buena carta de presentación ante los medios extranjeros, para disminuirle a Uribe la mala imagen por el incidente con Newsweek y su mala comunicación con los medios. Tener de segundo a una persona que estuvo secuestrada por Pablo Escobar es una fortaleza importante, que debe conducir a que se acaben insinuaciones sobre amistades o vinculaciones que hubiera podido tener Uribe con personas ligadas al Cartel de Medellín , afirma el columnista Ramiro Bejarano.

* Contras.

Santos es una persona que ha tenido una vida social muy activa, pero que no parece calificado para la vida pública , dice Daniel Castellanos, ex candidato a la Cámara por Sí Colombia.

Puede generar pánico en los nuevos contingentes de la campaña de Uribe: los parlamentarios conservadores y liberales que intentan moderar la reforma al Congreso y los cupos presupuestales tan caros a su reproducción. Por momentos, su radicalismo puede reforzar la imagen de intransigencia y autoritarismo de la campaña de Uribe , añade Horacio Duque.

Uribe perdió la oportunidad de matizar su discurso. Pacho es una figura de derecha y llega a reforzar esa tendencia y el autoritarismo dentro de la campaña de Uribe. Eso le va a quitar puntos al candidato, aunque no signifique que vaya a perder las elecciones , considera el politólogo Fernando Giraldo, de la Universidad Javeriana.

Le va a quitar votos y audiencia a Uribe, por su radicalismo, intemperancia y verbo encendido , dice Ramiro Bejarano.

MARINO JARAMILLO.

* Pros.

El aporte a Bedoya es muy marginal en términos de votos conservadores. Yo no creo que genere mayor cosa ni adhesiones importantes a la campaña del general , dice el excandidato presidencial Juan Camilo Restrepo.

Jaramillo, aporta conciencia jurídica y bondad a un candidato asociado con el autoritarismo y las salidas de fuerza , dice el politólogo Horacio Duque.

* Contras.

Por su edad, tal vez no sea el mejor mensaje para la población joven, que es mayoritaria en Colombia , dice el politólogo Horacio Duque.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.