COMO UN BARRIL DE PÓLVORA

COMO UN BARRIL DE PÓLVORA

En el Teatro Nacional La Castellana está por estos días Como un barril de pólvora, del joven dramaturgo Deyan Dukovski, bajo la dirección de Slodovan Unkovski. El título nos es familiar por la película del mismo nombre, con guión del mismo autor.

24 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

En el Teatro Nacional La Castellana está por estos días Como un barril de pólvora, del joven dramaturgo Deyan Dukovski, bajo la dirección de Slodovan Unkovski. El título nos es familiar por la película del mismo nombre, con guión del mismo autor.

Cada uno de los once cuadros que conforman la pieza, explotan desde el principio. Tres o cuatro réplicas son suficientes para que los personajes entren en materia y se comience a desarrollar el conflicto entre ellos, sin que medien antecedentes o introducciones. Las acciones no se hacen esperar y en las dos horas y cuarto que dura la obra, más de diez veces hay sobresaltos.

Como un barril de pólvora nos lleva por once lugares: un tren, una taberna, un apartamento, una cancha de tenis, un lecho de muerte, un hotel barato, la orilla de un lago, una cárcel, un barco, otro barco, un bus... Todos los cuadros y los personajes que los habitan están compuestos de una alta dosis de agresión. Todo esto, aparentemente caótico, tiene una estructura sólida, más no tradicional. El precursor de este tipo de dramaturgia desintegrada o explosiva es Arthur Schnitzler (1862-1931) principalmente con su obra La Ronda.

En Como un barril de pólvora no se puede hablar de una linealidad tradicional, ni es fácil seguir el desarrollo de una fábula concreta, pero sí de las relaciones que identifican a un grupo humano que en este caso está particularizado en los Balcanes.

Frente al tema, el periodista Zlatko Dizdarevic, jefe de redacción del diario Oslobodenje de la Sarajevo sitiada dice: ... un día les perdonaremos todo, así no podamos olvidarlo nunca. Pero lo que no perdonaremos ni olvidaremos es que hayan despedazado lo mejor de nosotros y nos hayan enseñado a odiar. Hicieron de nosotros lo que jamás fuimos.. . No quiere decir esto que el peso de la amargura, vuelvan denso el espectáculo ya que por otro lado está cargado de recursos llenos de humor y gracia.

Como un barril de pólvora se convirtió en una exitosa película, pero tiempo después de la obra. Primero el teatro, hay que aclararlo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.