DESLIZAMIENTO AMENAZA VEREDAS DE UBAQUE

DESLIZAMIENTO AMENAZA VEREDAS DE UBAQUE

El invierno aun no termina de pasar en Ubaque. A pesar de que sus habitantes ya no enfrentan lluvias frecuentes y la ausencia de nubes permite que el sol caliente más a menudo los cultivos de maíz, habichuela y tomate extendidos por la zona rural, un deslizamiento de tierra de aproximadamente cuatro kilómetros cuadrados mantiene en vilo a 1.200 personas del lugar.

29 de junio 2002 , 12:00 a. m.

El invierno aun no termina de pasar en Ubaque.

A pesar de que sus habitantes ya no enfrentan lluvias frecuentes y la ausencia de nubes permite que el sol caliente más a menudo los cultivos de maíz, habichuela y tomate extendidos por la zona rural, un deslizamiento de tierra de aproximadamente cuatro kilómetros cuadrados mantiene en vilo a 1.200 personas del lugar.

La zona más afectada es la vereda Fistega. Cerca de 56 de las 72 viviendas construidas en el caserío, es decir el 80 por ciento, tendrán que ser reubicadas.

El deterioro por la acción del flujo de lodo ha sido más evidente en 27 de ellas, convirtiéndolas en lo más parecido a una trampa mortal por la presencia de grietas y fisuras producidas por el movimiento paulatino del terreno, las cuales crecen con el paso de los días. Cuatro de ellas ya tuvieron que ser evacuadas.

Igualmente, el pasado 8 de junio se produjo un desprendimiento de tierra de varias toneladas que taponó una decena de cultivos aledaños a la escuela primaria de Fistega.

Por su parte, las lluvias también mantienen en riesgo otros dos caseríos: Santa Rosa y Romero Bajo donde viven 219 familias.

Cabe aclarar que la causa de este desplazamiento de tierra no se reduce únicamente al incremento de las lluvias en mayo y junio.

Los campesinos de Fistega ya habían notado el deterioro de sus casas y el desplazamiento de la tierra desde hace aproximadamente dos años. Simplemente las lluvias de hace unos días incidieron para que el problema se reactivara .

En eso coincide Moises Herrera, habitante de la vereda y quien deriva su sustento de cultivar maíz y arveja. Su casa es una de las más afectadas por elvolcáni como define Herrera al movimiento de la tierra.

Me da miedo entrar a la casa pero nada puedo hacer. Yo sigo durmiendo aquí porque no tengo a donde ir y algunas casas de familiares están igual dijo Herrera.

Informes elaborados por la oficina de Planeación del departamento departamental e Ingeominas indican que el deslizamiento se ha presentado porque los terrenos han perdido soporte debido a filtraciones producidas tanto por la corriente del río Palmar, que atraviesa la zona, y por la incapacidad de la tierra para drenar el agua que se filtra de cientos de mangueras instaladas por los dueños de fincas, las cuales recorren las montañas haciendo las veces de rústicos acueductos.

De todas maneras el problema no se reduce a lo anterior. Este desplazamiento paulatino de la tierra, que hoy se limita a causar estragos en Ubaque, podría generar una tragedia mayor en la región oriental de Cundinamarca.

Esto último debido a que el terreno ya está a punto de taponar el río Palmar a la altura del puente peatonal de la vereda, caudal que a su vez desemboca en el río Negro, que bordea la vía al Llano.

Un eventual taponamiento formaría una avalancha que no solo afectaría otras veredas como Ganco y Molino, sino que podría causar damnificados en Fómeque y Cáqueza, municipios aledaños.

La Oficina de Atención y Prevención de Desastres hizo la semana anterior una visita a la zona, luego de la cual recomendó, a través de un informe, la elaboración de una política de vivienda con el fin de lograr la reubicación de damnificados, un plan de manejo de agua para evitar las filtraciones que a su vez inciden en el desplazamiento del terreno, y la construcción de un sistema de acueducto y alcantarillado veredal con el fin de mejorar la calidad de vida de los campesinos, obras que a corto plazo mitigarían la emergencia.

Foto: (2406desliza6) Moisés Herrera, de 58 años, reconstruye a pedazos parte de su casa que se ha visto afectada por el deslizamiento en la vereda Fistega.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.