CUESTIÓN DE ACTITUD

CUESTIÓN DE ACTITUD

Ganar o perder en el fútbol es un asunto que se decide más en la cabeza del jugador que en una cancha. Los crack , los campeones son producto de mentes fuertes, listas para asimilar el éxito y la derrota con la misma fortaleza y aptas para exigirle al cuerpo lo que sea necesario.

22 de septiembre 2002 , 12:00 a.m.

Ganar o perder en el fútbol es un asunto que se decide más en la cabeza del jugador que en una cancha. Los crack , los campeones son producto de mentes fuertes, listas para asimilar el éxito y la derrota con la misma fortaleza y aptas para exigirle al cuerpo lo que sea necesario.

Por eso da gusto, y casi envidia, ver cómo Hernán Crespo debuta con éxito rotundo en el Inter de Milán, marcándole dos goles al Rosenborg en la Liga de Campeones. Eso es ser un profesional. Llegar de Roma (jugaba en Lazio), soltar la maleta y un par de días después estar a órdenes del cuerpo técnico, es la actitud del ganador. Bien podría Crespo, al estilo de Ronaldo, pedir un par de semanas para adaptarse al nuevo equipo, tomar forma, bla, bla, bla. Pero tiempo para qué? El fútbol es uno solo y un hombre con competencia suficiente, que acaba de ser goleador de un Mundial, que nunca dejó de entrenar... qué está esperando para debutar con Real Madrid?.

La lesión en la rodilla ya casi suena a excusa. Y la historia de que tendría que ganarse un puesto en la titular tampoco aplica: ningún equipo del mundo paga 45 millones de dólares para dejar a un jugador en la incómoda situación de buscar puesto. Es claro que Fernando Morientes irá a la banca tan pronto como el brasileño decida que está listo para jugar.

Esa es la actitud que no puede permitirse en un futbolista, por más estrella que se considere. Como se parece esa conducta a la de muchos jugadores colombianos! Gran parte del innegable talento de nuestros futbolistas se refunde en la incapacidad de muchos para saber que tener un micrófono en frente o salir en televisión, no dice nada del deportista ni de la persona. Hemos visto como el potencial de un Albeiro Palomo Usuriaga se rinde ante la pobreza de la fama, cómo la arrogancia de Freddy Rincón nos priva de su talento y cómo la irresponsabilidad de Jairo Castillo lo aleja de Italia y lo relega al poco competitivo fútbol árabe.

De Ronaldo hay que imitar su valentía para recuperarse de una serie de lesiones. Pero no su mala costumbre de hacer maña para enfrentar un reto profesional. El verdadero ejemplo lo está dando Hernán Crespo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.