LA FÁBRICA SE MUDA... PERO SON MEXICANOS LOS QUE PIERDEN SU EMPLEO

LA FÁBRICA SE MUDA... PERO SON MEXICANOS LOS QUE PIERDEN SU EMPLEO

Durante 30 años, trabajadores mexicanos como José Aranda cruzaron la frontera con Estados Unidos hacia los trabajos manufactureros del norte, disfrutando de todos los beneficios de trabajar en EE.UU. sin tener que abandonar su país. Ahora, con la competencia global poniendo presión sobre los márgenes de ganancias, esas oportunidades están desapareciendo. (VER GRAFICO: TRABAJOS GOLONDRINA)

26 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Durante 30 años, trabajadores mexicanos como José Aranda cruzaron la frontera con Estados Unidos hacia los trabajos manufactureros del norte, disfrutando de todos los beneficios de trabajar en EE.UU. sin tener que abandonar su país. Ahora, con la competencia global poniendo presión sobre los márgenes de ganancias, esas oportunidades están desapareciendo.

(VER GRAFICO: TRABAJOS GOLONDRINA).

Ahora soy una de las estadísticas , dice el mexicano de 35 años, cuyo trabajo con un sueldo de US$270 por semana termina el viernes cuando R.G. Barry Corp. comience el cierre de su planta de calzado aquí.

La fábrica, que cerrará definitivamente en junio, es la última en Laredo que opera bajo el llamado programa de Plantas Gemelas que dividía el trabajo de manufacturación entre dos ciudades fronterizas. Sus 160 empleos se trasladarán al otro lado de la frontera a través del Río Bravo a una planta de R.G. Barry en Nuevo Laredo, donde la compañía puede aprovechar la mano de obra más barata y la eliminación de tarifas bajo el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica. Ahí, los trabajadores que reemplazarán a Aranda ganarán cerca de US$50 por semana haciendo exactamente lo mismo que él hacia.

La pérdida de empleos en R.G. Barry, el mayor fabricante de pantuflas de EE.UU., a duras penas afectará la boyante economía comercial fronteriza, que el año pasado vio pasar a través de este ocupado cruce más de US$50.000 millones en comercio. Pero son parte de una tendencia importante: El traslado de empleos manufactureros de una zona estadounidense donde aún persisten profundos cinturones de miseria. Por dos generaciones, estos trabajos representaban un peldaño más en la escalera de la prosperidad al alcance de los trabajadores mexicanos al ofrecerles la posibilidad de ganar el sueldo mínimo estadounidense sin tener que emigrar.

Aunque que el Tratado de Libre Comercio (TLC o Nafta) prometió, y dio, miles de nuevos trabajos en la industria de servicio en la región, el TLC también costó a ciudades como Laredo, Brownsville, El Paso y McAllen gran parte de su manufactura. El número de empleos de manufacturación en esas ciudades fronterizas de Texas llegó a su punto más alto, cerca de 80.000, durante el primer año del lanzamiento del TLC en 1994. Desde entonces, estas cuatro ciudades han perdido miles de trabajos de fábrica.

Tan sólo en El Paso hemos perdido unos 16.000 empleos en fabricación desde inicios de los 90 , dice Tom Thomas de la cámara de comercio de la ciudad. El estima que los trabajadores que cruzaban el Río Bravo diariamente desde Ciudad Juárez tenían cerca de la mitad de esos trabajos. Thomas menciona al fabricante de juguetes Hasbro Inc., el fabricante de equipo de audio Harman Consumer Group Inc. y al fabricante de computadoras Acer Inc. entre los grandes empleadores que cerraron sus operaciones en El Paso después de que aprobarse el TLC.

Para muchas industrias, el TLC estableció una agenda por la cual las tarifas diseñadas para proteger los empleos en Estados Unidos fueron gradualmente eliminadas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.