COLLAR BOMBA: UN SOLO CONDENADO

COLLAR BOMBA: UN SOLO CONDENADO

Dos años después del episodio del collar bomba, en el que murieron una mujer y un policía y que además de estremecer al país puso en riesgo el proceso de paz entre Gobierno y Farc, tiene hoy un solo condenado.

24 de septiembre 2002 , 12:00 a.m.

Dos años después del episodio del collar bomba, en el que murieron una mujer y un policía y que además de estremecer al país puso en riesgo el proceso de paz entre Gobierno y Farc, tiene hoy un solo condenado.

Ayer, el Juzgado Primero del Circuito Especializado de Cundinamarca condenó a 32 años de prisión a José Miguel Suárez como responsable de la muerte de Elvia Cortés de Pachón.

El 15 de mayo de 1999, delincuentes llegaron hasta la vivienda de Cortés, en Simijaca (Cundinamarca). Le pusieron un collar bomba y le advirtieron que si en 10 horas no les entregaba una millonaria cifra, harían activar la bomba.

La mujer acudió a las autoridades Un técnico antiexplosivos de la Policía murió junto a la mujer cuando intentaba desactivar el artefacto.

La justicia encontró a Suárez, único detenido por este hecho, como responsable de homicidio agravado, terrorismo, concierto para delinquir, tenencia y fabricación de explosivos, tentativa de extorsión y lesiones personales.

La justicia contó con pruebas testimoniales, documentales y otras, en las que se asegura que Suárez planeó y ejecutó el crimen.

Incluso, dice el Juez, Suárez era un trabajador de la señora, conocía cuándo estaba sola, sabía de sus pertenencias, consiguió veneno para matar al perro de la casa y fue visto esa noche dirigiéndose a la vivienda de la mujer.

Otro testigo, según el Juez, aseguró que a Suárez se le había escuchado en bares de la población hablando sobre una vuelta que iba a hacer en esos días. Además, le escucharon a Suárez que ya había hecho ensayos, gracias a sus conocimientos en pólvora, pues había trabajado en una mina de esmeraldas.

En criterio del Juez, no era la primera vez que Suárez participaba en un acto ilícito, pues, según las autoridades, hace parte de la banda Los conejos , compuesta por amigos y familiares, se dedicaban al hurto en Chiquinquirá y en las comunidades de donde sucedió el hecho del collar bomba.

El juez determinó que aunque en la acción criminal no estuvieron involucradas las Farc, como lo aseguraron las autoridades inicialmente, los delincuentes tuvieron asesoría extranjera, incluso del grupo terrorista Eta, de España.

En el fallo, conocido por EL TIEMPO, se ordenó investigar a José Aldemar Layton (testigo del proceso) Mauricio Esteban Murcia, a una persona conocida como el Fontanero , Luis Jorge Suárez, hermano del condenado; José Miguel Suárez, el papá, y Amelardo y Orlando Romero para establecer si estuvieron implicadas en el hecho.

Suárez podrá apelar de la sentencia ante el Tribunal Superior de Bogotá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.