USTED TIENE UNA PC. ES HORA DE PENSAR EN UNA MAC

USTED TIENE UNA PC. ES HORA DE PENSAR EN UNA MAC

APPLE Computer ha resucitado desde 1997, cuando estaba a punto de morir, y su fundador, Steve Jobs, retomó las riendas de la compañía. Desde entonces ha producido una buena cantidad de modelos Macintosh hermosos y de vanguardia, además de un nuevo sistema operativo atractivo y estable.

04 de julio 2002 , 12:00 a. m.

APPLE Computer ha resucitado desde 1997, cuando estaba a punto de morir, y su fundador, Steve Jobs, retomó las riendas de la compañía. Desde entonces ha producido una buena cantidad de modelos Macintosh hermosos y de vanguardia, además de un nuevo sistema operativo atractivo y estable.

Ha creado los mejores y más sencillos programas para reproducir todos los nuevos pasatiempos digitales: películas, fotos y música. Ha sido pionero de tecnologías populares como la interconexión inalámbrica y la grabación de DVD, y produjo los mejores reproductores de música portátil. Incluso, la compañía ha sido rentable, en una época en la que muchos otros fabricantes de PC están abrumados por las pérdidas.

Todo esto ha despertado un nuevo interés dentro de muchos consumidores por comprar una Mac, incluso si eso significa desertar del sistema operativo Windows.

Apple, deseosa de sumar algunos puntos a su cuota de mercado de un 5%, acaba de lanzar una campaña publicitaria masiva y un sitio Web especial (www.apple.com/switch) dirigido a convencer a los usuarios de Windows de que el cambiarse a Mac es una decisión inteligente y fácil.

Pero muchas personas siguen confundidas y asustadas ante la idea de cambiarse a una Mac. Por eso, en esta ocasión echaré un vistazo a las maquinas Mac frente a las de Windows, y analizaré quién puede considerar cambiar, y quién no. La próxima semana, hablaré de los mecanismos para hacer el cambio, para aquellos que decidan hacerlo.

Permítanme decir primero que creo que comprar y usar hoy una Macintosh no sólo es seguro, sino gratificante en la mayoría de los casos. En general, son las computadoras mejor diseñadas en el mercado y manejan todas las tareas computarizadas comunes tan bien, o mejor, que una PC con Windows.

Son una gran opción para los consumidores promedio. La mayoría de los usuarios domésticos de Windows que sienten la tentación de cambiar podrían hacerlo sin perder nada, y podrían salir ganando.

No lo digo a la ligera. En 1997, poco después de que Jobs volvió a asumir las riendas de la compañía, estaba tan desilusionado con Apple y sus productos que escribí una columna aconsejando a los consumidores huir de las Mac. Pero tanto Apple como Mac son hoy mucho mejores y más fuertes.

Cambiarse a la Mac podría tener sentido si está cansado de Windows o Microsoft; si pasa la mayor parte del tiempo trabajando en fotos digitales, videos o música; o si simplemente le encanta la apariencia y sensación del hardware y software de una Mac.

También es una opción atractiva si prefiere una máquina diseñada cuidadosamente o si le gusta una estrecha integración entre software y hardware en lugar de un sistema operativo genérico metido en una PC genérica.

Pero el cambio probablemente no tiene sentido si sus necesidades informáticas caen dentro de ciertas categorías, como acceso remoto a las redes corporativas de Windows, o si es fanático de los juegos. Volveré a esto más adelante.

Aunque las Mac no son las computadoras más baratas, sus precios salen bastante bien parados frente a los de los competidoras de Windows, y no tienen las gigantescas primas que eran comunes para las Mac hace algunos años.

Hoy hay seis modelos disponibles de Mac de escritorio y portátiles, la mayoría de ellos ajustables a las necesidades particulares de los usuarios, variando en precio en Estados Unidos desde US$799 a más de US$4.000, según las opciones. En América Latina, este rango de precios se mantiene como base y se suman los impuestos locales.

La nueva iMac de pantalla plana es la mejor PC de escritorio para el consumidor en el mercado y cuesta menos que una PC Windows con las mismas especificaciones. La iBook es la mejor computadora portátil para el consumidor que he visto, y tiene también un precio razonable. La Titanium PowerBook es una línea de portátiles de primera calidad.

Todas vienen con Mac OS X, el nuevo sistema operativo de Apple que rara vez se queda bloqueado y está a la par con Windows XP. También vienen con un conjunto de excelentes programas multimedia digitales de Apple: iMovie, para edición de video; iPhoto, para organizar y compartir fotos digitales; iTunes, para manejar y reproducir música digital, e iDVD, para quemar DVD en modelos de Mac que tienen esa capacidad.

Todas responden bien a las necesidades de la Web, correo electrónico y mensajería instantánea. Todas vienen con potencial de interconexión inalámbrica, aunque se tiene que comprar una tarjeta para que funcione.

Además, usar una Mac y compartir información con usuarios de Windows es hoy más fácil que nunca. Esto se debe en parte a Internet y al correo electrónico, que no diferencia entre las plataformas computarizadas. A medida que los usuarios pasan más tiempo en línea y menos ejecutando una amplia variedad de software encajonado, la compatibilidad con el software es cada vez menos relevante.

Es fácil intercambiar archivos de procesador de palabras, fotos y música entre máquinas Windows y Mac, debido a que este tipo de información se ha establecido en formatos estándar que las dos plataformas pueden leer y escribir. Y el nuevo sistema operativo de Mac entiende las extensiones de archivos de Windows, esos sufijos de tres letras que aparecen junto a los nombres que identifican la función de los archivos.

Las nuevas Mac funcionan bien con cámaras digitales y de video. Son compatibles con agendas electrónicas personales Palm y Handspring. Lo mejor es que Microsoft ha diseñado una versión de Office para OS X que es tan buena como la versión de Windows e intercambia sin ningún problema archivos de Office con la versión de Windows del mismo software.

Las Mac también pueden compartir una red inalámbrica doméstica con las máquinas Windows. En mi casa, usamos Wi-Fi, un sistema de interconexión inalámbrica, para compartir un solo sistema de alta velocidad entre múltiples máquinas Windows y Mac. La mayoría de las impresoras domésticas modernas funcionan tanto en la Windows como en la Mac.

Otra ventaja de usar una Mac: no tendrá que pasar mucho tiempo preocupándose por un virus, porque casi no existe ninguno escrito para Mac. Incluso, si recibe por correo en una Mac uno de los muchos virus de Windows, no lo afectará porque no puede funcionar en su computadora. Y Apple no ha incluido en sus computadoras la odiosa característica de activación que usa Microsoft para obligar a sus usuarios a obtener permiso para usar el sistema operativo.

Entonces, para millones de personas, la Mac es una buena opción. Pero existen desventajas y hay muchos consumidores para los que una Mac no tiene sentido. Aquí hay algunos tipos de consumidores para los que el cambio es una mala idea:.

Cualquiera que pase mucho tiempo en una computadora doméstica conectado a una red corporativa. Aunque las Mac han mejorado mucho en esta área, es aún mucho más fácil ingresar a una red corporativa Windows con una PC Windows, especialmente si usa algo llamado una red privada virtual. Apple dice que eliminará este problema con el lanzamiento en pocos meses de su sistema operativo, que tiene el código Jaguar. Pero incluso eso no convencerá a los departamentos de informática de las empresas a mover un dedo si los dueños de Mac necesitan ayuda.

Cualquiera que use software especializado, o software creado por un empleador. Existe mucho más software para Windows que para Mac y aunque Mac tiene los principales tipos de software, no encontrará muchos programas de industrias específicas, o software para tareas especiales. Si su vida gira en torno a programas diseñados para Windows, quédese allí.

Cualquiera que sea fanático de los juegos para PC. La Mac de hoy es una plataforma de juego mucho mejor que la de hace cinco años, pero aún está rezagada. De los 20 juegos más vendidos en abril en Estados Unidos, sólo la mitad funcionaron en Mac, con otros 6 en desarrollo para Mac. Cualquiera que busque la PC más barata. Aunque las Mac no son tan costosas como solían ser, Apple no hace ningún esfuerzo para competir en el segmento de las PC más económicas.

Cualquiera que valore la velocidad de un procesador. Creo que la velocidad del procesador está ampliamente sobrevalorada, y los procesadores de las Mac son los suficientemente rápidos. Pero si es lo que le importa, los procesadores más rápidos están en máquinas con Windows.

Cualquiera que valore los últimos tipos de software. Hoy, la mayoría de las nuevas categorías de programas para consumidores, desde reproductores de MP3 a sistemas de protección de redes privadas, debutan primero en Windows, y llegan al mundo de las Mac semanas o meses más tarde. Si no le gusta esperar, no compre una Mac.

Cualquiera que se sienta incómodo con el no conformismo. Si usa una Mac, prepárese para las impertinencias de otros, que pueden pensar que se volvió loco. Es un poco como unirse a una religión excéntrica.

Cualquiera que no quiera pasar por las dificultades del cambio de plataformas. Cambiarse a una Mac es más fácil que nunca pero significa más trabajo que la actualización a una nueva versión de Windows.

En conclusión: La Macintosh es una buena computadora y no es peligroso cambiar. Pero primero asegúrese de que es la decisión correcta para sus necesidades.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.