AHORA, URIBE VÉLEZ

AHORA, URIBE VÉLEZ

Los comicios que acaban de pasar son muestra adicional de la necesidad de Uribe Vélez en la Presidencia. En efecto, una vez más fue testigo el país de la corruptela electoral reflejada en tan diversas maneras de negociar el voto y los candidatos, llámense paquetes escolares oficiales, cemento, asfalto de última hora en cualquier calle, renglones secundarios en listas a cambio de procedimientos inmorales. En fin, hasta la utilización indebida del presupuesto público al servicio de determinadas candidaturas. Qué horror!

26 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Los comicios que acaban de pasar son muestra adicional de la necesidad de Uribe Vélez en la Presidencia. En efecto, una vez más fue testigo el país de la corruptela electoral reflejada en tan diversas maneras de negociar el voto y los candidatos, llámense paquetes escolares oficiales, cemento, asfalto de última hora en cualquier calle, renglones secundarios en listas a cambio de procedimientos inmorales. En fin, hasta la utilización indebida del presupuesto público al servicio de determinadas candidaturas. Qué horror!.

Puede llamarse a todo esto democracia? Y a lo que hacen los organismos de control para impedirlo? He ahí caldo de cultivo para la insurgencia o la justificación plena y urgente de una reforma política total. La plantea Alvaro Uribe y es la única creíble por proceder de un sentimiento profundo de convicción agitado desde un principio.

No es producto de las encuestas o de la conveniencia electoral según la coyuntura. Siempre ha sido coherente, y será iniciada el 8 de agosto, evitando así lo acontecido con la de Pastrana, presentada con tardanza y en momento inadecuado pero bien aprovechado por el señor Serpa para enterrarla, como lo hizo.

Contempla la reforma política de Uribe, entre otras, la reducción del Congreso, cuyas funciones, indudablemente serían ejercidas con mayor eficacia por un número más selecto de parlamentarios y con representación de todos los departamentos. Desde luego, a la mayoría de los padres de la patria no les gusta el proyecto.

Lógicamente, la probabilidad de recibir 14 millones de pesos mensuales y una jugosa pensión, después, disminuye notablemente y es un riesgo que no están dispuestos a correr. Esto significa que es el pueblo quien debe mediante referendo aprobar la reforma, si desea hacerla realidad. Está probado que el Congreso jamás se autoreformará. El único camino entonces está señalado. Avante.

*Catedrático e investigador

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.