Secciones
Síguenos en:
CUIDADO CON EL INVÍAS

CUIDADO CON EL INVÍAS

Como al parecer, le habían escriturado sin reservas y por todo el Gobierno el Fondo Nacional de Caminos Vecinales al congresista José Darío Salazar, en su empeño de llegar fuerte al Senado del 2002, el Invías se convertía en un buen analgésico burocrático para el movimiento que orienta el senador y hoy embajador Fabio Valencia Cossio, derrotado en sus propias tierras antioqueñas en la última elección departamental.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de febrero 2002 , 12:00 a. m.

Como al parecer, le habían escriturado sin reservas y por todo el Gobierno el Fondo Nacional de Caminos Vecinales al congresista José Darío Salazar, en su empeño de llegar fuerte al Senado del 2002, el Invías se convertía en un buen analgésico burocrático para el movimiento que orienta el senador y hoy embajador Fabio Valencia Cossio, derrotado en sus propias tierras antioqueñas en la última elección departamental.

Así, tras una jugada a varias bandas en los primeros días del 2001, poco tiempo después de la posesión del nuevo gobernador de Antioquia, fue nombrado director del Invías Luis Eduardo Tobón, militante de la organización aludida.

Ahí empieza el cuento.

* * *.

Versión 1. El Espectador, domingo 3 de febrero de 2002.

Valencia Cossio cayó en desgracia con Pastrana por apoyar a Noemí Sanín, no calculó bien ahí. Como es de público conocimiento, Pastrana y Sanín no se quieren. El último episodio de esta pelea ocurrió el pasado viernes: el Presidente destituyó a Luis Eduardo Tobón, gerente de Invías, cuota de Valencia Cossio .

Versión 2. EL TIEMPO, sábado 2 de febrero de 2002.

El presidente Pastrana destituyó al director del Invías, Luis Eduardo Tobón, por presuntas irregularidades en la adjudicación de un contrato de dos mil 900 millones de pesos para reconstruir el puente El Alcaraván, semidestruido por un atentado de la guerrilla .

La obra fue entregada al consorcio Ariari, conformado por la Sociedad Beltrán Pinzón y Compañía S.A. y ZR Ingeniería Limitada, con la interventoría de Víctor Eduardo Carrillo, por un valor de dos mil 990 millones de pesos. Entre los proponentes también estaba la firma SAC Estructuras Metálicas, que pedía dos mil 211 millones de pesos por hacer la misma obra .

Sin embargo, el Invías prefirió al consorcio y declaró, además, la urgencia manifiesta, lo cual significa que un contrato se entrega sin necesidad de licitación .

* * *.

En todo caso, quien debe estar de plácemes por este premio mayor que se sacó en el primer sorteo de febrero de la lotería burocrática azul en vísperas de elecciones, es el senador Omar Yepes Alzate, jefe político de la nueva directora.

Independientemente de cuál sea la versión real las dos son truculentas! o de si ambas son ciertas, la verdad es que si lo que querían era tranquilizar a la opinión pública frente al manejo del Invías y de las multimillonarias licitaciones que se trae entre manos, escogieron, otra vez, un camino que genera sospechas y despierta nuevas inquietudes. Baste una nueva pregunta.

Ya Transparencia Internacional, desde hace varios meses, le había puesto de presente al Ministro de Transporte un conjunto de preocupaciones técnicas en relación con la adjudicación de las licitaciones referidas al túnel de La Línea, que no fueron debidamente atendidas. Qué sucederá ahora?.

* * *.

Ahora bien, Luis Eduardo Tobón tiene todo el derecho de defenderse, pues algunas versiones periodísticas, como la citada, lo hacen aparecer como un vulgar serruchero que salió a cachuchazos de su cargo por meterle la mano al contrato de El Alcaraván, lucrándose de la tragedia de toda una región.

Qué más sabe Tobón? Es cierta la acusación? Si lo es, quiénes eran sus socios en los torcidos? Si no lo es, quién ha orquestado todo esto y por qué?.

Por su parte, al embajador Valencia Cossio también se le debe garantizar su derecho a la defensa, pues no faltarán quienes piensen, a raíz de estos episodios, que dada su proximidad con Tobón podía ser beneficiario de una eventual mordida.

A su turno, la nueva directora del Invías, Gloria Cecilia Ospina, tiene en sus manos el reto colosal de darles tranquilidad con sus actos a los colombianos, que aspiran a que no se roben la plata de las grandes licitaciones de obra pública en Colombia. Está en sus manos.

* * *.

Y a propósito de los tortuosos vericuetos de la política caldense, la opinión pública reclama de la Fiscalía una acción eficaz que permita hacer justicia tras el cobarde asesinato del subdirector de La Patria.

A esta hora expresamos nuestra solidaridad con nuestros colegas y amigos de La Patria y con toda la gente buena de Manizales, en cabeza de ese alcalde de lujo, que en buena hora supieron elegir.

Deben saber los asesinos que estos crímenes, lejos de intimidar a la prensa regional, la fortalece con la solidaridad nacional que hoy la rodea en su empeño de defender el bien público y desenmascarar a los delincuentes de todo pelambre.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.