EL VOTO DE OPINIÓN

EL VOTO DE OPINIÓN

El voto de opinión es una de las fortalezas y las características más importantes de cualquier democracia, ya que es la expresión libre, consciente y espontánea del ciudadano.

19 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

El voto de opinión es una de las fortalezas y las características más importantes de cualquier democracia, ya que es la expresión libre, consciente y espontánea del ciudadano.

Esta clase de votos está exenta de intereses mezquinos, de fraudulentas maniobras o de intenciones oscuras, en esa forma de participación democrática, la más pura, el sufragante se interroga analiza y escoge. Precisamente, lo que demostraron las anteriores elecciones es que el voto de opinión es posible no solo en la Nación sino en nuestro departamento, si sumamos a quienes pudimos captar tal expresión popular, somos muchos.

Ahora bien, es necesario trabajar con más ahínco en las arcas rurales en donde aún hoy el voto es amarrado y de fácil posibilidad de compra, quizá, debido a la incredulidad en la que se encuentran nuestros campesinos y a la gran cantidad de promesas fallidas, lo cual ha traído como consecuencia que prefieran lo mediato, lo fácil, como me decía uno de ellos: es preferible tener cualquier cosa, por chiquita que sea, que tener una promesa por grande que parezca . Es este el daño que le han hecho a nuestra sociedad quienes se han acostumbrado a hacer de la política una empresa de repartición de plata y de puestos, ellos han logrado penetrar hasta lo más recóndito de la conciencia pura e inocente de nuestros trabajadores del campo llevándolos a la convicción de que no importa por quien se vota con tal que se reciba un beneficio por insignificante que sea.

De todas formas, en las ciudades, y quizá como producto de la cantidad de universidades que se empiezan a establecer en nuestro departamento, se comienza a vivir una verdadera revolución democrática a través del voto y el proceso de desobediencia civil que se expresó en las urnas, es una refrescante y renovadora esperanza que nos da ánimo para seguir luchando por una democracia más justa, más libre, más igualitaria y, en fin, más humana.

Demostramos que existe una luz, una posibilidad de repensar nuestro terruño y, sobre todo, que no es cierto que los boyacenses solo pensemos en nosotros, sino que cuando se nos convoca alrededor de propuestas coherentes, serias y honestas respondemos con altives y pundonor.

Rector (e) Fundación Universitaria de Boyacá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.