ESCASEZ DE VACUNAS EN BOYACÁ

ESCASEZ DE VACUNAS EN BOYACÁ

Cuatro de las 12 vacunas que hacen parte del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) y que se debe aplicar a niños menores de 5 años, actualmente escasean en Boyacá: la triple viral y las que previenen el tétano, la meningitis y la tuberculosis.

19 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Cuatro de las 12 vacunas que hacen parte del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) y que se debe aplicar a niños menores de 5 años, actualmente escasean en Boyacá: la triple viral y las que previenen el tétano, la meningitis y la tuberculosis.

El desabastecimiento de estas vacunas se registra en el departamento desde el mes de noviembre del año 2001, pero esto no quiere decir que en Boyacá no haya biológicos para prevenir esas enfermedades, lo que sucede es que el stok de vacunas que tenemos ya se ha reducido considerablemente , explicó la coordinadora del programa de Vacunación del Instituto Departamental de Salud, Lidia Perilla.

Señaló también que debido a la escasez, actualmente se suspendió la entrega de vacunas a los municipios y las reservas de biológicos que se tienen en el departamento se están utilizando en aquellas zonas en donde se presenten casos sospechosos de enfermedades.

La funcionaria del Instituto de Salud de Boyacá explicó que no se debe descuidar la cobertura de vacunación a los niños ningún día del año y que sin embargo esta situación se registra actualmente, pues muchos pequeños que debieron recibir sus esquemas de vacunas a los 2 meses, lo recibirán a los 4, lo que quiere decir que se quedarán dos meses desprotegidos contra enfermedades como tuberculosis, meningitis y tétano, entre otras.

A los coordinadores del programa de vacunación nos preocupan todas las enfermedades que conforman el Programa Ampliado de Inmunizaciones, el cual está integrado por vacunas que previenen la tuberculosis, la difteria, la hepatitis b, el polio, el tétano, la tos ferina, la meningitis, el sarampión, la rubéola, las paperas y la fiebre amarilla , indicó Lidia Perilla.

Sin embargo añadió- en el departamento y el país sí existe un buen abastecimiento de la vacuna denominada Pentavalente, que previene 5 enfermedades (difteria, tos ferina, tétano, meningitis y hepatitis b), este biológico nos ha sustituido en cierta forma la carencia de las otras vacunas, pero lo problemático aquí es que la Pentavalente no se le puede aplicar a todos los niños.

El desabastecimiento de vacunas es general en casi todo el territorio colombiano y se originó porque el Instituto Nacional de Salud suspendió temporalmente la producción de vacunas.

En la última comunicación que envió el Ministerio de Salud al Instituto de Salud de Boyacá, le informó que a más tardar esta semana se normalizaría el abastecimiento de vacunas para todas las enfermedades del PAI, debido a que con la declaratoria de la emergencia sanitaria por 6 meses en el país, que hizo el Ministerio el pasado 5 de febrero, se permite la importación de vacunas, que aunque no tengan registro sanitario del Invima, son avaladas por la Organización Mundial de la Salud.

En el Ministerio también informaron que si no se hubiera decretado la emergencia sanitaria, que agiliza la consecución de las vacunas a través del Organización Panamericana de la Salud, el país estaría abocado a una verdadera crisis sanitaria, pues se habría tenido que recurrir a un largo proceso licitatorio, que puede durar hasta seis meses.

En el 2002, los recursos oficiales que se invertirán en la compra de vacunas ascienden a 97.000 millones de pesos, para atender, entre otros, a 1.077.777 niños menores de un año.

hay plazo hasta el 31 de marzo.

Contribuyentes pueden cambiar de régimen.

Los responsables del impuesto sobre las ventas del régimen simplificado que fueron trasladados en años y meses pasados al régimen común, pueden nuevamente volver al régimen simplificado siempre y cuando sus ingresos brutos provenientes de su actividad estén por debajo de 82 millones de pesos para profesionales y de 120 millones para los comerciantes.

Así lo contempla la Ley 716 de 2001, que permite que quienes estén en régimen común y demuestren que sus ingresos brutos están por debajo de los máximos señalados arriba puedan retornar al régimen simplificado.

"Para ello los contribuyentes que se hubieren inscrito en el 2001 deberán antes del próximo 31 de marzo formularle a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) una solicitud pidiéndole el cambio de régimen", explicó el abogado Juan José Rincón Rincón, especialista en derecho tributario.

Dijo Rincón que en este caso se presenta la duda sobre qué puede ocurrir con los contribuyentes que no se inscribieron en el 2001 sino en años anteriores o, como ocurrió, con los que fueron trasladados en diciembre de 2000 del régimen simplificado al régimen común.

"En mi criterio, si no basta con la solicitud directa de cambio de régimen ante la DIAN, estas personas pueden utilizar otro mecanismo, como podría ser perfectamente una tutela por violación al principio de la igualdad", afirmó el abogado Rincón.

De acuerdo con la Ley 716, la DIAN tiene un plazo de seis meses para dar respuesta a la persona que solicita el cambio de régimen. Si vencido ese plazo la Dirección de Impuestos no le ha respondido al contribuyente, este debe entender que la DIAN le ha dicho que sí, es decir que acepta el traslado.

El especialista en derecho tributario manifestó que el cambio de régimen no le debe generar ningún costo al contribuyente.

Foto:Juan José Rincón Rincón, abogado sogamoseño especialista en derecho tributario.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.