CAROLINA TIENE NOVIO NUEVO

CAROLINA TIENE NOVIO NUEVO

Carolina Barco, la ministra de los ojos azules, está recién separada y, como las mujeres gustadoras tienen éxito, ella tiene novio nuevo del que está perdidamente enamorada. Lo cuento como me lo contó Pilar Jaramillo: que Carolina Barco y su ex marido, amistosamente acordaron que tras 29 años de matrimonio y con hijas grandecitas, se merecían unas amplias vacaciones y que el futuro se encargará del resto.

25 de septiembre 2002 , 12:00 a.m.

Carolina Barco, la ministra de los ojos azules, está recién separada y, como las mujeres gustadoras tienen éxito, ella tiene novio nuevo del que está perdidamente enamorada. Lo cuento como me lo contó Pilar Jaramillo: que Carolina Barco y su ex marido, amistosamente acordaron que tras 29 años de matrimonio y con hijas grandecitas, se merecían unas amplias vacaciones y que el futuro se encargará del resto.

Sigo con el chisme porque ustedes quieren saber quién es el novio de la Ministra. El novio es tan interesante que ella perdió la timidez, subió la coquetería, se compró doce modernas blusas de Roberta D Camerino, siete sastres de Kenzo y en Nueva York se hizo cortar el pelo de Antonio Carucci, el peluquero de Carolina de Mónaco y Nicole Kidman.

Quién es el novio de la Ministra de los ojitos azules que habla un perfecto inglés? Es bogotano, muy rolo , muy protocolario, del viejo barrio La Candelaria. Quién es, quién es? Muy facilito, el novio de Carolina Barco, el que la tiene feliz y vital es el Ministerio de Relaciones Exteriores, al que le está dando sus pasiones 18 horas diarias.

Es cierto, Carolina Barco es una ministra seria; tanto que cerró 14 embajadas con embajadores muy bien apadrinados que, por supuesto, no quieren venirse porque están muy amañados, ganan bien, viven tranquilos y las hijas tienen novio que pueden perder si se regresan.

Para proteger a los diplomáticos, la llamaron ex presidentes y ex ministros de postín. A todos les dijo que no había reversa, que el país está en crisis y tocaba cerrar esas embajadas.

Estoy que me río, les hice gol a quienes creyeron que el novio de la ministra era un divorciado tieso, figurón y ex ministro. Su novio es el Ministerio y como el país serio quiere cambios de verdad, la Ministra los está haciendo.

Como hablé de diplomáticos, le comunico a María Ximena Dussan, noble cuota de Andrés Pastrana en el Consulado de Barcelona, que no seré su reemplazo, que mi uribismo es gratis, que no busco puesto diplomático porque aquí me amaño mucho. Lo mío es puro cariño, como dice un bolero gustador de Manzanero. Termino con un aplauso a la ministra Carolina Barco que, muy valiente, cerró catorce embajadas, ahorrándonos 25 mil millones al año.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.