ESTALLÓ AVIÓN EN EL AIRE: 47 MUERTOS

ESTALLÓ AVIÓN EN EL AIRE: 47 MUERTOS

La búsqueda de un Boeing 737-200 de la Compañía Panameña de Aviación (Copa), con 36 pasajeros colombianos, dos estadounidenses, un italiano, un panameño y siete tripulantes panameños a bordo, concluyó dramáticamente a las 4:45 de la tarde de ayer. Un equipo de socorro que partió de Ciudad de Panamá halló los restos del aparato dispersos en un radio de un kilómetro entre la selva panameña. No había rasgos de sobrevivientes.

08 de junio 1992 , 12:00 a.m.

El avión se precipitó a tierra envuelto en llamas en el sitio La Palma, en la Serranía de Cañaza, en el Darién, cerca al caserío de Tucutí.

La misión panameña que halló el avión dijo que los escombros de la aeronave quedaron en una zona casi deshabitada y tupida de selva.

El equipo de búsqueda llegó al lugar guiado por pobladores de las localidades darienitas de Parabundú y Tucutí, al este de Ciudad de Panamá, que habían informado a las autoridades panameñas de una explosión sobre la selva en la noche del sábado.

Ambas poblaciones están situadas entre las serranías de El Bagre y El Sapo, a unos 50 kilómetros de la frontera colombiana.

Los primeros socorristas y periodistas que llegaron a la zona dijeron que hay pocas probabilidades de que haya sobrevivientes.

Anoche, los integrantes del grupo de rescate que localizó el avión regresaron a Panamá y se esperaba la observación, por parte de las autoridades, de la película tomada en el área del siniestro.

Voceros oficiales dijeron que personal sanitario de las Fuerza Aérea de Estados Unidos había descendido al sitio desde un helicóptero militar que participa en la operación de búsqueda.

La nave, tipo Boeing 737-200, y de matrícula HP-1205 CMT, había decolado a las 8:37 de la noche hora colombiana (7:37 hora panameña) del sábado del aeropuerto de Tocumen. Se estimaba su llegada al aeropuerto Bonilla Aragón en Cali a las 9:42 de la noche.

Sin embargo, veinte minutos después la torre de control perdió toda comunicación con la tripulación, y la aeronave desapareció de las pantallas del radar luego de tres intentos infructuosos por sortear el mal tiempo que lo sorprendió sobre el Archipiélago Las Perlas, en la línea costera panameña.

El avión, comandado por los capitanes Rafael Carlos Chial, de 53 años, y Cesareo Tejada, debía cubrir un itinerario ordinario entre Ciudad de Panamá y Cali, en cumplimiento del vuelo 201.

Chial, con 32 años de experiencia y 23 mil horas de vuelo en Copa, era la cabeza de una tripulación que integraba además los asistentes de vuelo Iris Karamañites, Flor Díaz, Vanessa Lewis, Xenia Guzmán y Ramón Bouche.

El aparato debía reportarse con Colombia en el sitio Rokas, al sobrevolar Bahía Solano, en el Urabá chocoano, pero nunca lo hizo y creemos que no alcanzó ese punto , dijeron funcionarios de la Aerocivil.

Entre tanto, la gerente de la empresa Compañía Panameña de Aviación (Copa) en Colombia, Patricia Jaramillo, dijo que el avión fue declarado en emergencia apenas 20 minutos después del despegue, cuando sobrevolaba el Golfo de San Miguel.

El director de la Aeronáutica Civil de Panamá, Zósimo Guardia, informó a su turno que el avión despegó de Tocumen y encontró mal tiempo sobre el Archipiélago Las Perlas, en donde está la Isla Contadora.

El funcionario panameño dijo que el capitán Chial se comunicó con el Centro de Radar de Balboa (Panamá) y se le concedió permiso para desviarse de la ruta en la radial 120, y posteriormente a los 90 grados.

A las 8:45, el capitán se comunica nuevamente con el Centro y pide información sobre las condiciones del tiempo, y se le informa que a más de 60 millas la situación no es confiable, pues los efectos de la tormenta eran latentes.

A las 8:54, en una tercera llamada, el capitán Chial anunció que al no poder sortear el temporal volvía a la ruta original, en la radial 149, a 25.000 pies de altura, a una posición de 60 a 70 millas aproximadamente al sur-este de Taboga, sobre la línea de la costa, a la altura de Garachiné, en el Darién, entre los 100 y 150 kilómetros al sureste de Panamá.

Dos minutos después, la señal se pierde definitivamente de las pantallas del Centro de Control de Radar en Balboa, y una hora después el Centro informa sobre la situación a Bogotá. A las doce de la noche se inicia la coordinación de búsqueda y rescate desde el aeropuerto Marcos A. Gelabert, de Paitilla (Panamá), con el apoyo de siete aviones panameños.

Alberto Mota, propietario de la Compañía Panameña, dijo que el avión procedía de Ciudad de México y San Pedro Sula (Honduras) y, tras la escala en Panamá, concluía la ruta en Cali. Dolor e incertidumbre Ayer, autoridades en Cali y familiares de los colombianos que abordaron el avión, confirmaron que 36 de los 40 pasajeros son ejecutivos y comerciantes caleños. También viajaban dos ciudadanos estadounidenses, un italiano y un panameño.

Escenas conmovedoras se vivieron desde la noche del sábado en el terminal aéreo Bonilla Aragón mientras aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, el Centro Coordinador de Rescate de Panamá (RCC), División Sureña, y patrullas aéreas colombianas, buscaban el aparato.

Cuatro aeronaves civiles panameñas, dos del Servicio Aéreo Nacional, una de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, relevadas ya una vez por otros tantos aviones y dos helicópteros, buscaron infructuosamente la nave hasta las 4:45 de la tarde cuando una de las misiones encontró los restos.

En Colombia, el comandante de la Fuerza Aérea del Norte, con sede en Malambo (Atlántico), coronel Luis Alberto Sierra, dijo que se había acordado con las autoridades de Panamá que se les prestaría apoyo en caso de requerírseles, con dos bimotores y la flotilla de A-37 de que dispone.

El escenario de la búsqueda era la Serranía del Darién, una región agreste que es límite entre los dos naciones.

El avión, con capacidad para 124 pasajeros, estaba avaluado en 13 millones de dólares, fue fabricado en 1980 y era de propiedad de la empresa británica Britannia Airways, que lo alquiló a Copa en abril pasado.

LLevaba 70 piezas de equipaje, con un peso aproximado de 1.250 kilos, y 22.000 libras de combustible. Lista parcial de pasajeros Aunque la oficina de la Compañía Panameña de Aviación (Copa), con sede en Cali, no suministró la lista de pasajeros del avión HP-1205, vuelo 201, entre Ciudad de Panamá y Cali, los familiares de la víctimas destacados en el aeropuerto de la capital del Valle permitieron elaborar la siguiente lista parcial: Entre los ocupantes del 737, además de los ocho tripulantes, estaban Edgar Sánchez, corresponsal del noticiero QAP en Miami, y su esposa Esperanza Sánchez. También Alberto Montes, Dora Muñoz, Edgar Cárdenas y Mario Padilla, comerciantes de Sanandresito; María Cristina Potes y su esposo; el italiano Gaetano Visoco y una hija, Enrique Finlay, empleado de Carvajal Ltda.

Aunque las posibilidades de que haya sobrevientes son remotas, los familiares de los viajeros destacados en los pasillos del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón mantenían la esperanza que estos estén con vida.

El aparato accidentado disponía de 22.000 libras de combustible para tres horas diez minutos de vuelo. Su capacidad era de 12.564 kilos de carga.

Aunque el 737 ha sido considerado el huerfanito de la Boeing , por su tamaño y las dificultades de vibración que ocasiona la cercanía de sus motores, los técnicos de la Aeronáutica Civil dijeron que el aparato estaba bastante liviano, pues está capacitado para 124 pasajeros.

La aerolínea reanudó operaciones de Panamá a Cali hace 15 días, convirtiéndose en la salvación para los comerciantes de Sanandresito, quienes en su mayoría eran ocupantes del enigmático vuelo. Periodista de QAP entre las víctimas Cali El periodista Edgar Sánchez y su esposa Esperanza Sánchez figuran entre las víctimas del avión de Copa.

Sánchez es un conocido comunicador de Miami que, además, se desempeñaba como corresponsal del noticiero colombiano de televisión QAP.

El periodista tenía un programa en la televisión hispana de Miami que gozaba de amplia sintonía.

La lista oficial de los pasajeros que salieron de ciudad de Panamá con destino a Cali en el vuelo 201 en el HP-1205, es la siguiente: Gilberto Vilarete, Heriberto Martínez, José Teomiro Adames, Carlos Julio Obonaga, Edgar Cárdenas, Ana Cristina Tobón, Adalgiza Fernández, Eiber Sánchez, José Enrique Finlay, Dora Leonor Muñoz, José Cárdenas, Alberto Montes, Carlos Alzate, Sergio Iván Padilla, Enith Córdoba, Griselda Córdoba, Doris Angulo, Camilo González, Orlando Lizarazo, María Antonia Molano, Luis Mario Padilla, Epifanio Caicedo, Luz Fanny Girón, Jairo Alberto Narváez, Rossy Prado, Omar Giraldo, María Cristina Potes, Gaetano Visoco, Alberto Zarama, Sergio Angulo y Helio Márquez.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.