EL CICLISMO TAMBIÉN DA EMPATES...

EL CICLISMO TAMBIÉN DA EMPATES...

Una solución salomónica, que le salvó el honor al juego limpio, les permitió a Colombia y a Cuba repartirse la medalla de oro de los 100 kilómetros contra reloj por equipos categoría varones, al arrancar ayer los campeonatos de ciclismo de los XI Juegos Panamericanos. Colombianos y cubanos fueron ubicados en el primer lugar con un tiempo de 2 horas, 8 minutos y 56 segundos. Los jueces declararon desierta la medalla de plata y el bronce fue para Estados Unidos con 2.09.33.

05 de agosto 1991 , 12:00 a.m.

Una decisión inicial de los comisarios le había entregado a Cuba el oro con un tiempo de 2.08.56/09 y la plata a Colombia con 2.08.56/39. Pero mediaron dos factores.

En la primera situación, los cubanos Roberto Rodríguez y Eduardo Alonso pasaron por delante del reloj y no por detrás en el cruce de los 50 kilómetros, configurando así un recorrido incompleto.

El segundo factor fue el agregado que se hizo posteriormente al tiempo registrado en un tablero frente a la meta. En la primera anotación no se tuvieron en cuenta las centésimas. Luego le añadieron 09 a Cuba y 39 a Colombia, la diferencia de un soplo o, si se quiere, un poco más de un cuarto de centésima.

El delegado colombiano, Rubén Darío Jaramillo, demandó inmediatamente el resultado y su posición se fortaleció todavía más cuando un video de un periodista mexicano mostró cómo Rodríguez y Alonso, que cerraban la posición, hicieron el recorte de tal manera que al salir de la curva quedaron al frente de sus otros dos compañeros.

El tribunal de los comisarios falló inmediatamente el caso, salvándose Cuba de lo que hubiera podido significarle una descalificación, pero al no insistir Colombia el caso fue cerrado allí mismo.

La cuarteta colombiana la formaron Rúber A. Marín, Juan de Dios Fajardo, Héctor Iván Palacio y Asdrúbal Patiño, quien perdió la rueda al final.

Antes de la carrera masculina, el equipo femenino de Estados Unidos, con un paso superior al de los hombres, que le permitió imponer un promedio de 46,960 k/h, se adjudicó el oro en los 50 kilómetros contra reloj, con un tiempo de 1.03.53; la plata la ganó Cuba con 1.05.59 y el Bronce, Canadá con 1.08.30.

Colombia ocupó el cuarto lugar entre cuatro, al cronometrar 1.10.19, con un equipo formado por Adriana Muriel, Rosa Rodríguez, Rosa M. Aponte y Nelly Alba, quien se rezagó.

La medalla de oro en los 100 kilómetros contra el reloj hombres es la primera que gana el ciclismo colombiano en ruta. La pista, por el contrario, tiene los oros de Martín Cochise Rodríguez en 1967 y 1971, el de la persecución por equipos de 1971 y el de Balbino Jaramillo en persecución individual, al igual que Cochise en 1975.

La cuarteta masculina colombiana inició la carrera de manera lenta y cubiertos los primeros 50 kilómetros perdía por 42 segundos con Estados Unidos y por 44 con Cuba.

La contra reloj para los colombianos comenzó realmente en los últimos 50, cuando se lanzaron a fondo. En los 10 kilómetros finales perdían por 13 segundos ante Estados Unidos y le ganaban a Cuba por 12.

Asdrúbal Patiño al perder la rueda de sus compañeros en los últimos 10 kilómetros hizo que el ímpetu en el remate colombiano disminuyera pero no de ritmo, como lo habían previsto los técnicos Hugo Cuartas y José Alfonso El Pollo Díaz. El velocímetro de los autos acompañantes, en determinado momento, subió a los 120 por hora.

El desfallecimiento de los colombianos les permitió a los cubanos igualar el tiempo de sus rivales. Luego en la meta se desarrollaron velozmente los acontecimientos ya relatados, bien manejados por los directivos quienes, con sus experiencia y malicia, sirvieron convertir en oro un premio que iba a ser de plata.

Los nuestros corrieron a un promedio de 46,535, inferior al 46,960 de las estadounidenses pero sobre un recorrido superior. Los parciales fueron: 25 kilómetros, 35,20; 50 kilómetros, 1.03.28; 75 kilómetros, 1.39.15 y al final, 2.08.56.

El equipo femenino, que se movió a 42,664, sencillamente no resistió el ritmo impuesto por Estados Unidos y Cuba. Las cuatro jóvenes colombianas se mostraron muy nerviosas, se habían levantado a las 4:30 de la mañana y ni siquiera quisieron desayunar. A una de ellas le salieron placas en las amídalas.

El deprimido estado de ánimo de las cuatro pedalistas lo reflejó, quizás, la espontánea declaración de Alba, cuando dijo: No quiero ni siquiera aparecerme por allá , refiriéndose a su regreso al país. 10 años de lucha La Habana Tres horas antes de las pruebas de ciclismo, Héctor Moreno, el primer atleta colombiano en competir en estos juegos, alcanzó la consagración al ganar el oro en la prueba de marcha sobre 20 kilómetros, con un tiempo de 1.24.56, sin poder quebrar el récord panamericano de la distancia en poder del mexicano Carlos Mercenario, con 1.24.50.

Pero Moreno se dio el lujo de pasar por encima del campeón mundial el mexicano Ernesto Canto, quien llegó en el quinto lugar, con 1.28.22. Su registro mundial es de 1.18.50.

La plata fue ganada por Joel Sánchez, de México, y el bronce por Marcelo Moreira, del Brasil.

Otro colombiano, Querubín Moreno bronce en Indianápolis terminó de noveno con 1.35.23.

Esto es el premio a diez años de lucha y trabajo , dijo Héctor Moreno en el tono serio que siempre lo caracteriza. Aunque luego, con alguna malicia, agregó: Lástima que hubiera sido tan corto , refiriéndose en broma a la distancia.

Ernesto Canto reconoció el valor del triunfo del colombiano, pero dijo: Siempre le he ganado a Héctor. En esta oportunidad el calor me perjudicó .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.