TRABAJÉ CON LEHDER

TRABAJÉ CON LEHDER

Gonzalo Mejía Sanint, el confeso narcotraficante que acaba de ser puesto en libertad, admitió haber trabajado para la red internacional dirigida, hasta antes de su captura y extradición a Estados Unidos, por Carlos Lehder Rivas. En su confesión ante el Juzgado Unico Especializado de Manizales, Mejía dijo que partipó en gigantescos embarques de droga a través de las islas Bahamas y que como puente de la red recibió jugosas comisiones.

22 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Así lo revelan aspectos sustanciales de su indagatoria, rendida a partir del 26 de noviembre de 1990, cuando compareció voluntariamente ante la justicia para acogerse al beneficio de rebaja de pena.

Fuentes cercanas al proceso dijeron a EL TIEMPO que simultáneamente con su confesión, Mejía entregó 60.000 dólares y un carro que, según sus palabras, fueron obtenidos como producto de sus actividades ilícitas.

Pese a su confesión, el juez Aristides Betancur Ciuffetelli, quien estuvo al frente del despacho durante las vacaciones de su titular, lo absolvió de los cargos por lo cuales venía siendo investigado por el Tribunal Superior del Distrito Medio de la Florida.

Esa fue una de las razones que llevaron a la Procuraduría a objetar la decisión del juez, a denunciarlo penalmente por el presunto delito de prevaricato y a iniciar en su contra una acción disciplinaria.

A eso se sumó el hecho de que el funcionario, en el fallo emitido cuando administraba justicia interinamente, le concedió el beneficio de ejecución condicional de la condena (libertad controlada), sin que según las normas vigentes tuviera derecho a ello.

Al estudiar jurídicamente el caso, la Procuraduría encontró que los Decretos 1203 de 1987, 2047 de 1990 y 3030 del mismo año excluyen de ese beneficio el delito de narcotráfico.

Fuentes del Ministerio Público recordaron que el Decreto 2047, que representa la estrategia del Gobierno para lograr la rendición judicial de los narcotraficantes, dice en su artículo octavo que cuando el procesado haya confesado sólo los delitos de porte ilegal de armas y concierto para delinquir, el juez suspenderá la ejecución de la sentencia por un período igual al de la pena.

Agrega que si la confesión se refiere a otros delitos, el juez condenará por todos , pero disminuirá la pena en una tercera parte por la confesión.

Señala en su artículo noveno que esos beneficios son incompatibles con los consagrados para estas mismas conductas en las leyes penales, aunque el beneficiario podrá acogerse a cualquiera de ellos.

De acuerdo con el análisis de la Procuraduría, el juez obró ilegalmente porque concedió simultáneamente a Mejía los beneficios establecidos en el 2047 y los consagrados en el artículo 68 del Código Penal, que dice que cuando una persona recibe una pena de tres años o menos y no registra antecedentes, el juez podrá concederle la libertad condicional. Actué en derecho En declaraciones desde Manizales, Betancur, que actualmente es un abogado en ejercicio, dijo que está dispuesto a demostrar ante el Tribunal Superior que actuó en derecho y con un criterio claro de ética y moral.

Dijo que absolvió a Mejía de los cargos que le formula una corte norteamericana porque quedó establecido que se trata de un caso de homónimo.

Funcionarios del Ministerio Público dijeron, sin embargo, que el caso de homónimo se probó sólo en uno de los más de diez cargos por los que se le procesa en los Estados Unidos.

El homónimo en ese caso específico resultó ser Gonzalo Mejía Arango, un hombre que, según la justicia norteamericana, dirigió una red de narcotráfico desde de la cárcel de Bellavista en Medellín.

La mayoría de las demás acusaciones consignadas en la acusación de la fiscalía ante el gran jurado de la Florida, fueron aceptadas por Mejía Sanint.

El indicment o pliego acusatorio fue aportado al expediente por la propia abogada de Mejía, Carmen Amparo Valencia. La audiencia realizada por el Juzgado Unico de Manizales fue realizada antes que llegaran las pruebas de Estados Unidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.