DECRETO 2002 CONTRADICE, NORMAS INTERNACIONALES

DECRETO 2002 CONTRADICE, NORMAS INTERNACIONALES

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos afirmó ayer que el decreto 2002, el más controvertido expedido al amparo de la Conmoción Interior, contradice los instrumentos internacionales de derechos humanos suscritos por Colombia.

02 de octubre 2002 , 12:00 a.m.

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos afirmó ayer que el decreto 2002, el más controvertido expedido al amparo de la Conmoción Interior, contradice los instrumentos internacionales de derechos humanos suscritos por Colombia.

Este decreto limita derechos fundamentales y crea las zonas de rehabilitación y convivencia. La ONU subrayó que los principios que contradice son los relacionados con el debido proceso, la presunción de inocencia, la distinción entre combatientes y no combatientes y la no discriminación, pues habría situaciones que se aplicarían solo a los extranjeros.

En la medida en que no hay claridad, en que las normativas son vagas, en que no hay control judicial antes, durante y después, creemos que puede haber un alto riesgo de cometer violaciones a los derechos humanos , recalcó Amerigo Incalcaterra, director (e) de esta oficina.

Aseveró que el término sospechoso contemplado en la norma invierte la carga de la prueba de un Estado democrático, en el que se presume la inocencia, por lo que, bajo la nueva óptica, de todos pasa a presumirse la culpabilidad.

También dijo que le preocupa que el decreto hable de que los actores armados están mimetizados en la sociedad civil , porque faltaría al principio de la distinción, y que la Conmoción sea utilizada por el Ejecutivo para legislar. Los Estados de Excepción tiene temporalidad. Las disposiciones que creen nuevas figuras delictivas serían muy complicadas (...) porque una persona que está sometida a un delito, cuando se vuelve a la normalidad, tendría que regresar a los conceptos anteriores , advirtió.

Sobre los tres españoles obligados a salir del país (dos de ellos deportados y uno expulsado), dijo que el debido proceso no se cumplió . Debía haber intervenido un juez para determinar exactamente cuál era el delito que ellos habrían cometido.

El presidente Alvaro Uribe respondió que su política de seguridad democrática "no tiene reversa" y es respetuosa de los derechos humanos.

Uribe dijo que, pese a la "crítitica cuando se emprenden acciones para superar la violencia y el silencio cuando la violencia campea en todos los sitios de Colombia", su Gobierno respetará las opiniones contrarias.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.