TORMENTA EN TOLIMA POR LA BUROCRACIA

TORMENTA EN TOLIMA POR LA BUROCRACIA

El gobernador Fernando Espinosa Tovar afronta un vendaval de críticas por la creación de 110 cargos en las secretarías del despacho. Nadie está contento con el paso que ha dado el Gobernador. Hasta los mismos santofimistas, frecuentemente criticados por ser los que controlan en mayor porcentaje los cargos públicos, se muestran inconformes.

22 de enero 1991 , 12:00 a. m.

El senador liberal Guillermo Alfonso Jaramillo dijo que un departamento en paupérrimas condiciones como el Tolima no se podía dar el lujo de elevar el número de sus empleados.

Las bases del festín fueron sentadas en la anterior administración de Eduardo Aldana Valdés, cuando se implantó la reestructuración administrativa. Se hizo con el propósito sano de fusionar unos cargos y desconcentrar las funciones, prestándole una mejor asistencia en todos los órdenes a los municipios.

Al parecer, el Gobernador actual no interpretó bien la estructura que Aldana quiso darle a la administración y cambió las reglas de juego. Sin embargo, según lo manifestado por algunos políticos, no ha sido propiamente el mandatario el implicado en los nombramientos sino algunos de sus secretarios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.