GUASCA, LA CIUDAD ANTIGUA DE LOS SIECHAS

GUASCA, LA CIUDAD ANTIGUA DE LOS SIECHAS

Durante dos horas de ascenso pronunciado hemos dejado atrás el bosque húmedo que cubre el centro urbano de Guasca; y ahora, ahora nos aproximamos al santuario de la antigua ciudad de los siechas: las tres lagunas donde según parece sucedió la leyenda de El Dorado.

13 de julio 2002 , 12:00 a. m.

Durante dos horas de ascenso pronunciado hemos dejado atrás el bosque húmedo que cubre el centro urbano de Guasca; y ahora, ahora nos aproximamos al santuario de la antigua ciudad de los siechas: las tres lagunas donde según parece sucedió la leyenda de El Dorado.

Antes de aproximarnos a los centenarios frailejones que custodian las aguas cristalinas de los lagos, hacemos una pausa en el último ascenso, una colina donde el viento, agresivo y violento, arranca los recuerdos de lo sucedido durante la travesía de un día por el municipio de Guasca.

La mañana trae consigo la escala en el Café de la Huerta, un hostal con ínfulas de pueblito colonial que se ha hecho famoso por los irreverentes, y muy alabados, inventos gastronómicos de su propietario Richard Stuart. También evoca el rostro de una mujer, el de Bertha López.

Ella, una guerrera que a punta de tesón y carisma logró hacerse a su lugar en la vida campesina y a veces machista del municipio, es la razón de ser de la Hacienda Betania, un chalet suizo que se asoma en la vereda Trinidad y el cual sirve de hostal, de restaurante y de punto de encuentro para las cabalgatas y caminatas ecológicas por el bosque de niebla.

Desde allí, el paisaje de neblina, montaña y valle profundo, tapizado con el agua de la represa de Tominé, contagia a Sandro Pedraza, el guía del recorrido, quien inspirado por la naturaleza que lo rodea decide revelar un secreto oculto en el páramo.

A casi 4.000 metros de altura dice se encuentran unas escalinatas circulares que al parecer conducen al sitiosagradoi donde antiguamente se realizaban las justas deportivas entre los chibchas de Nemocón, Zipaquirá, Chía y Cajicá. (...) En el lugar, también un importante observatorio astronómico de los siechas, se conservan las cuevas que sirvieron de residencia a los indígenas .

Esta revelación incita a conocer el Parque Natural Chingaza, y de paso, ir en busca de los dos osos de anteojos que habitan en la reserva forestal.

Pero la implacable tarde, cómplice del recorrido por los lagos de pesca deportiva, por las ruinas del Convento de San Jacinto, por las aguas termales y por las piedras de Aguascalientes, solo permite conocer uno de los atractivos: las lagunas o Chingaza...

La decisión nos trajo aquí, a las aguas sagradas de siecha, al mítico lugar donde se encontró la balsa de oro que dio origen al ritual más hermoso del pueblo muisca, al sitio profanado en 1886 por los empresarios Enrique Urdaneta y Jorge Crowther, quienes construyeron un túnel de 187 metros de longitud con la intención de desocuparla para acceder a sus tesoros.

No lo lograron y por eso hoy, las mismas aguas que sirvieron de santuario a Suaguagua (hijo del sol y a quién se le atribuía la creación de la luz) y a Sie, (dios del agua), hoy son testigos de una promesa: ir en busca de los osos de anteojos y los venados que se esconden en el bosque de Chingaza.

Datos del municipio.

Localización:.

Los 2.327 kilómetros cuadrados correspondientes al municipio de Guasca se encuentran a 34 kilómetros al nororiente de Bogotá.

Geografía:.

Aunque la mayor parte de sus territorios son montañosos existen zonas planas o ligeramente onduladas. Los cerros El Edén, El Santuario, Las Aguilas, Los Organos, Monserrate y Montenegro son sus más destacados accidentes orográficos. Por la configuración de su relieve se presentan los pisos térmicos frío y páramo. Los ríos Aves, Los Salitres y Siecha, además de varias quebradas y corrientes menores, conforman su red hidrográfica.

Temperatura promedio:.

Entre 12 y 13 grados centígrados.

Economía:.

En la parte agrícola se destacan los cultivos de papa y fresa; en la ganadería se presentan innumerables ejemplares de levante y de leche. Estas dos fuentes económicas, junto con la floricultura y la piscicultura, son los renglones más importantes en la economía de Guasca.

Servicios de salud:.

En el centro urbano funciona un Centro de Salud. Teléfono 8573134.

Información turística:.

Casa de la cultura. Teléfono 8504188.

Emergencias:.

Comando de Policía. Teléfono 8573154.

Fotos.

1. A seis kilómetros del centro urbano se encuentra la piscina de agua natural y termal (32 grados centígrados) que sirvió de baño ceremonial de los caciques muiscas.

2. Las lagunas del Siecha, que en la lengua chibcha significa agua del varón, son tres pequeñas reservas de agua que se encuentran ubicadas a 3.673 metros de altura sobre el nivel del mar, en el páramo de Guasca.

3. Pequeña iglesia de tres naves, a cuyo lado están las ruinas del convento dominico. El historiador Luis Augusto Cuervo dice que la construyeron los Tobar y Buendía, encomenderos de estas tierras hasta La Calera, lo que debió ocurrir a finales del siglo XVII para los servicios de la iglesia en sus extensas propiedades.

4. Los petroglifos de Piedra pajarito (grabados sobre piedra que datan de hace mas de 800 años) se encuentran ubicados en la vereda Flores, cerca de las aguas termales y a orillas del río Aves.

5. Cerca al centro de la población se encuentran varios lagos para la práctica de la pesca deportiva. Además del alquiler de implementos para realizar este deporte, los sitios ofrecen los servicios de restaurante y de cámping.

6. En la vereda Trinidad se localiza la Hacienda Betania, un hostal estilo chalet suizo, con capacidad para ocho personas, y punto de encuentro de las cabalgatas y caminatas ecológicas por la zona.

7. El norteamericano Richard Stuart se dejó seducir por los paisajes de neblina, montañas profundas y exuberante páramo que sirven de telón de fondo al municipio de Guasca. Por eso, desde hace más de una década construyó el Café de la Huerta, un hostal con ínfulas de pueblito colonial.

8. Como testimonio de la conquista española, en el cementerio del municipio se conserva la cruz donde eran sacrificados los indígenasrebeldesi .

Información de la vía.

Tiempo de recorrido:.

Una hora.

Kilómetros:.

34, desde la salida de Bogotá.

Transporte:.

Al municipio de Guasca viajan las flotas Transguasca, Transgachetá y Valle de Tenza. El tiquete desde y hacia Bogotá vale 3.000 pesos aproximadamente.

Peajes:.

Durante el recorrido el turista se encuentra con un peaje que tiene un valor para automóviles de 4.500 pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.