DISPUTA POR POZO DE HUNZAHÚA

DISPUTA POR POZO DE HUNZAHÚA

La tenencia del Pozo de Hunzahúa o Donato, como se llamaba antiguamente, desató un lío jurídico entre la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (Uptc) y la Cámara de Comercio de Tunja.

05 de noviembre 2002 , 12:00 a.m.

Según la Cámara, la rectoría de la Uptc le entregó el lugar en comodato por cinco años para que lo recuperaran para la ciudad.

El lugar fue arrendado a un ex directivo de la Cámara y en él funciona el restaurante La pizza nostra.

Pasaron los cinco años y como la Universidad no avisó previamente (ocho meses antes) que quería suspender el comodato, la Cámara continuó en el sitio y dice que no devolverá el lugar hasta que no haya intervención de un Tribunal de Arbitraje que dirima el caso.

El Tribunal es una figura establecida en el documento de comodato, en caso de que las partes estén en desacuerdo y estaría integrado por un delegado de la Uptc, otro de la Cámara de Tunja y uno que aporte la Cámara de Comercio de Bogotá.

Este año, a través del grupo de arqueología, la Uptc inició el proyecto de museo abierto, ya que su sede, vecina al pozo de Hunzhúa, está construida sobre unos 12 lugares donde se han encontrado entierros indígenas, cementerios indígenas, viviendas, cercados, entre otros, en los que fue hallado el hombre más antiguo de Tunja y esto incluye el área del pozo, que guarda el mito de creación de este lugar muisca.

El proyecto de la Universidad inició con el lema Póngase muisca y busca hacer un museo (donde funciona el restaurante) para ubicar allí las piezas que se han encontrado a lo largo de unos 20 años de investigaciones del grupo de arqueología, para ponerlas al servicio de la comunidad y los investigadores.

Es un valor que trasciende lo monetario , dice el abogado de la UPTC, Jaime Rodríguez, encargado del caso.

Estamos adelantando acciones judiciales. Primero presentamos una tutela y los jueces la negaron, por lo que el fallo está pendiente de revisión ante la Corte Constitucional. A parte de esto se hacen acciones administrativas paralelas para que reintegren el bien, porque es de carácter público y en este momento es patrimonio cultural explotado por particulares. La Universidad no recibe ninguna contraprestación desde 1996 , afirmó Rodríguez.

Manifestó que la Universidad le agradece a la Cámara porque arregló el lugar, pero que los comodatos según la Corte Suprema de Justicia solo se pueden hacer por cinco años. Indicó que las normas han cambiado y que las leyes de patrimonio exigen que el Estado debe preservar estos bienes de forma perentoria y no propiamente con intereses particulares y acuerdos.

Hay mucho interés entre los directivos de la Cámara de Comercio y a ellos les aplica el régimen de inhabilidades, por lo que el caso se pondrá en la Superintendencia de Industria y Comercio para que intervenga , señaló El abogado de la Uptc.

Respecto al Tribunal, precisó que esa cláusula se entiende como no escrita porque como es la disposición, es de un bien publico con intereses de la Nación y no se puede dejar que un tercero dirima. Sostuvo que adicionalmente la Universidad estaría en desventaja, porque habría dos miembros de la Cámara frente a uno de la Uptc.

Helena Pradilla, antropóloga y directora del Museo de Arqueología de la Uptc, dijo que el proyecto hizo que en solo 15 días visitaran la Universidad más de 3.000 niños y niñas de los colegios de Boyacá, con quienes se realizó una capacitación acerca del pasado indígena, por los lugares demarcados en la Universidad.

La contraparte El presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Tunja, Carlos Gómez Estrada, le dijo a Boyacá 7 días que existe un comodato entre la Uptc para el mantenimiento y conservación del Pozo de Hunzahúa, firmado hace cerca de 15 años y que se renovó hace seis durante la rectoría de Carlos Sandoval y la presidencia de la Cámara de Marcela Contreras.

Consideramos que el comodato sigue vigente y se renovó automáticamente. El comodato mismo ha dado las pautas para solucionar cualquier problema entre las partes, por eso aplicamos una cláusula que indica que se conformará un Tribunal de Arbitraje en el evento que cualquiera de las dos partes se sienta afectada en sus intereses , explicó, Gómez Estrada.

El presidente de la Cámara manifestó que este es un sitio adecuado, mantenido y sin restricciones de ingreso, ni vulneración de lo que es el patrimonio. Agregó que la entidad mercantil está dispuesto a entregarlo siempre y cuando se les dé a conocer qué tipo de proyecto es el que se va ha hacer allí.

Señaló que en un acta le fue solicitado al rector de la Uptc este documento y que no les ha sido entregado. También afirmó que la Cámara de Comercio está dispuesta a apoyar el proyecto.

Actualmente hay compromisos contractuales y no podemos entregarlo porque tenemos en arriendo el lugar. Ellos se fueron por la tutela y fuimos a la diligencia judicial y la Universidad no se hizo presente al momento de hacer la inspección judicial , indicó el presidente de la Cámara.

El pozo no es zona de reserva aseguró Gómez Estrada- ni de interés arqueológico de acuerdo con el mismo plano de la oficina de Planeación de la Universidad. Lo hemos puesto al servicio digno de la ciudad y para esto basta que miren el estado en que están las residencias universitarias, que son monumento nacional. Nosotros acataremos el fallo, pero por ahora seguimos con el inmueble .

El pozo de Hunzahúa El pozo de Hunzahúa es un lugar donde se encuentra una serie de monolitos encontrados en lo que fue ese asentamiento muisca que gobernaba Hunzaúa, cacique de Hunza, hoy Tunja.

En este lugar nació una de las leyendas muiscas, símbolo de Tunja referente al incesto entre el cacique de Hunzahúa y su hermana Noncetá, que luego de una discusión con la madre ocasionó la ruptura de la olla de barro que contenía chicha, lo que originó el legendario pozo.

Este lugar guarda muchas historias, ya que en la época colonial un español de apellido Donato intentó secarlo para sacar los tesoros que guardaban en su fondo los indígenas. También se ha dicho que no tiene fondo y que conecta a través de un túnel con la catedral de Tunja.

Fotos: Rodolfo González/Boyacá 7 días.

Foto 1: Queremos el pozzo nostro, decían varios de los asistentes a un ritual cultural realizado en agosto pasado en el que los universitarios le hicieron un homenaje a Hunzahúa. Allí, hombres y mujeres vestidos con trajes indígenas ofrendaron chicha, maíz, flores silvestres y cantaron canciones con indígenas ui wa, kogui y del sur del país.

Foto 2: En el norte de Tunja y junto a la Uptc se localiza el pozo de Hunzhúa, donde hoy funciona un restaurante privado. La Universidad quiere recuperarlo para convertirlo en museo muisca.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.