LOS BUENOS TOLIMENSES

LOS BUENOS TOLIMENSES

Los tolimenses no representamos ni desde el punto de vista poblacional ni frente al Producto Interno Bruto nada significativo en relación al país. Nuestro valor está en la gente.

27 de marzo 2002 , 12:00 a. m.

Los tolimenses no representamos ni desde el punto de vista poblacional ni frente al Producto Interno Bruto nada significativo en relación al país. Nuestro valor está en la gente.

No sólo quienes se dan la pela por el departamento preocupándose por el bien de los semejantes sino los que logran triunfos significativos, son los que construyen la imagen de este territorio. Porque hay muchas maneras de construir patria, de construir a la paz, de no ser inferiores al desafío de entregar lo mejor que tenemos al servicio de la gente. Unos lo hacen desde el ejercicio de la política, el manejo del gobierno, desde la actividad periodística, desde la empresa privada creando empleo y generando progreso, desde la docencia en sus diversos niveles, la medicina, el servicio de los hospitales o puestos de salud salvando vidas, desde las organizaciones no gubernamentales. Todos ellos luchan por el departamento donde hay tolimenses pero no tolimensidad. A los que se dan la pela por el Tolima deberíamos clasificarlos por oficios. Escritores, poetas, pintores, investigadores, artistas, músicos, científicos, empresarios. Podríamos decir que existen personalidades o protagonistas que hacen quedar bien al Tolima por sus logros y merecimientos, porque algunas veces se nos identifica con sus hazañas o porque alcanzan a convertirse en paradigmas, pero de manera usual son esfuerzos personales. Podrían mencionarse las figuraciones internacionales del montañista Manolo Barrios, del ciclista Freddy González o la golfista campeona, el podio honroso alcanzado por Germán Gutiérrez en la música o la de Darío Ortiz Jr. en la pintura. Podríamos evocar a la hermosa modelo Norma Constanza Nivia. Podría señalarse a Germán Santamaría, Hernando Corral, Román Medina, Fernando Barrero Chávez, Hernando Salazar, Silverio Gómez, entre otros, dentro del ejercicio del periodismo. Las figuraciones literarias de Jorge E. Pardo, William Ospina o Alexander Prieto. La tarea científica de Patarroyo, Salomón Hakim, Elkin Lucena, Julio Enrique Ospina o Sócrates Herrera. La tarea de Gloria Valencia, Jorge Barón, la popularidad como intérprete y compositora que viene consolidando Olga Walkiria Sánchez, el estrellato de Roberto Cano, protagonista de la telenovela Pobre Pablo y el Premio de la Fundación Compartir al Gran Maestro 2001 para Luis Fernando Burgos. Se alcanzarían a enumerar no menos de medio centenar de tolimenses ilustres que de muchas maneras hacen quedar bien al departamento.

*Escritor

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.