LA CONSTITUYENTE DEPARTAMENTAL

LA CONSTITUYENTE DEPARTAMENTAL

No se reciben con frecuencia invitaciones a participar en la construcción de sueños que hagan posible un nuevo modelo de sociedad.

27 de marzo 2002 , 12:00 a.m.

No se reciben con frecuencia invitaciones a participar en la construcción de sueños que hagan posible un nuevo modelo de sociedad.

La que me ha llegado la hago extensiva a todos los tolimenses para que se pronuncien en voz alta y traten de desentrañar el presente y el futuro que quieren para sus hijos. Se consagró el 12 de abril como Día del Tolima y, coincidiendo con la fecha, el Gobierno seccional ... pretende realizar una Asamblea Departamental Constituyente, que... redefina el ser y el quehacer de nuestro departamento. En alguna oportunidad, desde esta columna se propuso que: Si se quieren romper esquemas políticos y avanzar en el tema de la guerra para someterla, con el poder de convocatoria que tiene el Gobernador, debe abogar por una especie de Asamblea Regional Constituyente, en donde estén presentes todos los poderes para que definan qué será de la jaula de oro en que se convirtió el Tolima. En esta hora de angustia y desconcierto que vive el país, iniciativas de esta naturaleza pueden convertirse en un excelente y válido escenario regional que sirva como modelo a la nación para quebrar, desde abajo y hacia arriba, las ataduras históricas que han hecho de la injusticia económica, política y social un ritual pagano y del poder central un dios. El modelo de organización político-administrativo del país está tocando fondo y si no ha dejado de existir se debe más que a la obstinada resistencia de los esclavistas criollos, a los factores externos de poder que sin ningún escrúpulo siempre han tendido una mano generosa para, con la otra, estrangular después. En este instante de deslegitimación política y sismo institucional se impone como imperativo ético-social hacer un alto en el camino de la historia para que la nación, desde sus regiones, redefina el país a través de nuevo pacto social que incluya en él a los ciudadanos de celular inactivo y a los descalzos y descamisados. Es un reto que se le plantea a la Tierra del Bunde para que asuma su destino. Por primera vez, se va a acudir al pueblo para que en su soberanía señale el derrotero. Todos tenemos la palabra. Dejémosla oír y parará el vía crucis.

Abogado litigante

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.