EL CONGRESO TIENE LA PALABRA

EL CONGRESO TIENE LA PALABRA

La historia laboral colombiana de los últimos 50 años registra tres grandes reformas. La Ley 50 de 1990, la Ley 100 de 1993 y ahora la Ley Uribe del 2002.

23 de agosto 2002 , 12:00 a.m.

La historia laboral colombiana de los últimos 50 años registra tres grandes reformas. La Ley 50 de 1990, la Ley 100 de 1993 y ahora la Ley Uribe del 2002.

En los antecedentes también hay que tener en cuenta que en 1977 se intentó modificar las convenciones colectivas de trabajo e imponer el salario integral. Ese mismo año se registró un paro nacional que dejó varios muertos.

Pero fue en 1990 cuando el Congreso aprobó la Ley 50, que desmontó la retroactividad en las cesantías y dejó por fuera como factor salarial las bonificaciones, viáticos, primas, alimentación y transporte.

Luego vino la Ley 100 de Seguridad Social que hoy está vigente. Esta norma subió las edades para la pensión y le dio vía libre a los fondos privados.

Ahora la administración Uribe continúa con la idea del Gobierno Pastrana de reformar la Ley 100. La iniciativa anticipa la transición de la Ley 100, sube edades (hombres a los 62 años y mujeres a los 58 desde el 2009), semanas trabajadas (1.200) y cotizaciones (14,5 por ciento desde el 2004 y 15,5 por ciento desde el 2005), y recorta beneficios como las mesadas (máxima del 80 por ciento del promedio de los últimos 20 años por 1.800 semanas laboradas).

Además, propone una reforma laboral que elimina horas extras y festivos a cambio de más días de vacaciones, aumenta la jornada laboral sin recargo nocturno (5 de la mañana a 9 de la noche) baja tablas de indemnización (15 días anuales para ingresos de más de 10 salarios mínimos y 20 para menores de 10 salarios mínimos) y crea un seguro de desempleo que se financiará con las cesantías de los trabajadores (9,3 por ciento).

La iniciativa del Gobierno levantó ampolla entre los trabajadores y fue bien recibida por los empresarios.

El ministro de Salud y de Trabajo (e), Juan Luis Londoño, considera que para generar empleo hay que exportar, invertir y crear empresas. También sostiene que con las reformas se pretende una distribución intergeneracional más equitativa porqueestamos en tiempo de ajuste para poder crecer y no para darle gusto al FMIi.

Para equilibrar las cargas, el Gobierno califica las reformas como de responsabilidad fiscal con protección social, con lo cual busca darle gusto a los ministros de Hacienda y Seguridad Social, pues de una parte la norma busca ser sostenible con más aportes y de otra, tiene la intención de bajar el desempleo a un 10 por ciento.

Los sindicatos rechazan esta fórmula y señalan el caso de la Ley 50 que en su momento se dijo que generaría empleo. El vocero de la central obrera Cgtd, Julio Roberto Gómez, explicó que luego de la Ley 50 se pasó de un desempleo del 9 por ciento a niveles de más del 20 por ciento y citó una cifra de Acopi, que en ese momento denunció la pérdida de 39.000 puestos de trabajo. El ministro Londoño respondió que existen estudios que demuestran lo contrario y defiende sus cifras, según las cuales con el solo Atpa se lograrían 500.000 nuevos puestos de trabajo.

Tanto la reforma pensional como la laboral tienen dos cifras que reflejan la crisis: una bomba pensional con pasivos que se calculan en dos veces el PIB, unos 400 billones de pesos, y un desempleo de más del 16 por ciento, es decir más de tres millones de desocupados sin contar los subempleados.

El futuro del proyecto del Gobierno no está muy claro. Los sindicatos anunciaron su rechazo y desde ayer se fijaron tres pasos. Primero estudiar la iniciativa, luego dar la batalla en el Congreso para que se archive y por último, acudir a la protesta popular para evitar las reformas.

El debate.

Entre los congresistas tampoco hay unidad. El senador liberal, Alfonso Angarita, miembro de la Comisión séptima que iniciará el trámite del proyecto, aseguró: "Yo no puedo respaldar algo que va en contravía de los intereses de las personas que hoy están trabajando o tienen una pensión".

Sin embargo, el presidente de la misma comisión, Oscar Zuluaga, indicó que cualquier reforma al régimen laboral no es fácil, pero están "en la obligación de discutirla porque el gran drama del país es el desempleo". "No podemos tener una ley que únicamente proteja a los que tienen empleo", señaló.

Y entre los académicos la polémica también quedó abierta. Eduardo Sarmiento, decano de la facultad de economía de la Escuela Colombiana de Ingenieros, sostiene que lo que se busca en el fondo es bajar el salario real de los trabajadores que están empleados hoy, a través de la eliminación de horas extras y posibilidades de trabajar los domingos, a cambio de ver si por ese lado se generan algunos puestos. Es una medida muy improvisada y sin un norte claro, puntualizó.

Jaime Tenjo, director de Economía de la Universidad Javeriana considera que la reforma tiene cosas buenas y cosas malas como el seguro de desempleo que como tal es bueno aunque es un mecanismo anticíclico que ayuda a hacer menos graves las caídas en la demanda agregada. El consumo no baja tanto si la persona se queda desempleada y además, no aceptan el primer empleo que se les ofrece sino que esperan uno mejor y por ende baja subempleo, añadió.

Alvaro Montenegro, profesor de la misma universidad, señala que este mismo proyecto de flexibilización laboral lo presentó el ministro Yepes, el primer año del gobierno Pastrana y era quitar horas extras, eliminar o bajar indemnizaciones, eliminar preferencias para ampliar el mercado laboral a los jóvenes. En esencia es el mismo y ese no pasó en el Congreso, Juan Luis Londoño está confiado en que el ambiente en el Congreso es mejor hoy en día, pero eso no es tan claro, Uribe esta atacando al Congreso por demasiados frentes al mismo tiempo y es difícil que le salga todo, agregó Montenegro.

Ayer todos los trabajadores comenzaron a hacer sus cuentas y a encontrar preguntas. La primera fue saber hoy a quiénes afecta la nueva norma y quiénes quedarán bajo la Ley 100. Según el proyecto, los hombres que hoy tengan de 53 años o más quedarán con el régimen de la Ley 100 (60 años), y las mujeres que hoy tengan 51 años o más también quedarán bajo el paraguas de la Ley 100. Los trabajadores menores a esas edades pasarán al nuevo régimen que apruebe este año el Congreso y que los pensionará a los hombres a los 62 años y a las mujeres a los 58 años a partir del año 2009 y a los 65 y 62, respectivamente a partir del 2018.

Con la reforma, la mujer tendrá que trabajar más años para lograr la pensión. Hasta hoy se jubilan a los 55 años y los hombres a los 60, cinco años de diferencia. Desde el 2009 solo serán 4 años y después del 2018 serán tres la diferencia. El ministro Londoño considera que la diferencia laboral de Colombia es la más grande de Latinoamérica y que la diferencia se justificaba cuando la mujer no estaba masivamente en el mercado laboral.

En cuanto a la financiación del seguro de desempleo, ayer quedó claro que cada año del total de las cesantías que la empresa le reconoce al trabajador, el 6,33 por ciento irá a una cuenta individual que se destinará al seguro de desempleo, a vivienda y educación, y un 3 por ciento que irá a un fondo común.

El Gobierno está definiendo hasta que ingreso mensual se aplicará la mesada más baja del 65 por ciento del promedio de los últimos 20 años.

Frente al espinoso tema de cambiar horas extras y festivos por cinco días adicionales de vacaciones, la pregunta que queda es si se aplicarán esos mismos cinco días para un trabajador que anualmente labore 6 o 11 festivos y 20 o 35 horas extras.

destacado.

Estamos en tiempo de ajuste para poder crecer y no para darle gusto al FMI .

Foto.

El tema del día entre trabajadores y empleadores es la propuesta del Gobierno en materia pensional y de flexibilización laboral.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.