Secciones
Síguenos en:
ARRANCA ERA ANTICHAVISTA

ARRANCA ERA ANTICHAVISTA

A menos de 24 horas de la caída del presidente Hugo Chávez, representantes de la Iglesia, los empresarios, los partidos políticos, los trabajadores y los medios de comunicación, acabaron con las más insignes instituciones creadas por el régimen chavista y dieron paso al juramento de Pedro Carmona, como nuevo Presidente de la República .

A menos de 24 horas de la caída del presidente Hugo Chávez, representantes de la Iglesia, los empresarios, los partidos políticos, los trabajadores y los medios de comunicación, acabaron con las más insignes instituciones creadas por el régimen chavista y dieron paso al juramento de Pedro Carmona, como nuevo Presidente de la República .

En un documento que denominaron Acta de Constitución del Gobierno de Transición , leído sobre las 5 de la tarde de ayer en cadena de radio y televisión, por el nuevo procurador general, Daniel Romero, los firmantes acabaron con la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo de Justicia, la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y la Contraloría.

Así mismo, dejaron sin piso jurídico el polémico paquete de 49 leyes (incluidas la de Tierras e Hidrocarburos), columna vertebral de la revolución bolivariana , que tras su aprobación el 13 de noviembre del año pasado se convirtió en el detonante de la confrontación entre el Gobierno y la oposición, que concluyó ayer en la madrugada con la caída del gobierno chavista.

Además reemplazaron el nombre, chavista, de República Bolivariana de Venezuela, por el tradicional República de Venezuela.

A sus 60 años, el empresario y ex presidente de Fedecámaras, Pedro Carmona juró como nuevo jefe de Estado y nombró a sus seis primeros ministros, dos de ellos militares sublevados, incluido el nuevo canciller (general de Brigada Rafael Damiani Bustillo).

En la cartera de Finanzas nombró a Leopoldo Martínez reconocido en el sector y diputado del partido Primero Justicia.

Carmona, líder de la oposición contra el gobierno chavista que precipitó la caída del mandatario, anunció que tiene un año para convocar a elecciones presidenciales y prometió convocar a las legislativas para el próximo diciembre.

En su mensaje a la nación, el nuevo mandatario informó que será un conformado un consejo de gobierno con unos 25 miembros de diversos sectores del país.

Mientras eso ocurría en el Palacio de Miraflores, en distintos sectores del país y en el mundo, crecía la polémica sobre la legitimidad de su gobierno.

Las huestes chavistas denunciaron que lo que se produjo no fue una renuncia sino un golpe de Estado. El Grupo de Río emitió un comunicado en el mismo sentido y los presidentes de México, Vicente Fox; Argentina, Eduardo Duhalde, y Paraguay, Luis González, entre otros, dijeron que se abstendrán de reconocer a las nuevas autoridades venezolanas hasta tanto no se realicen nuevas elecciones (ver análisis).

Detenciones.

Entre tanto, el ex presidente Hugo Chávez permanece en el Fuerte Tiuna, en el suroeste de Caracas, adonde lo trasladaron en calidad de retenido a las 4 de la mañana de ayer, desde el Palacio de Miraflores.

El comandante del ejército, general Efraín Vásquez, dijo que el ex mandatario estará en Tiuna, hasta que se defina un sitio de reclusión más adecuado .

Varios funcionarios chavistas, como el ex ministro del Interior, Ramón González Chacín, y el gobernador del Táchira, Ronald Blanco, así como uno de los identificados pistoleros de la jornada en la que murieron 11 manifestantes, fueron detenidos en una serie de allanamientos de las autoridades.

Cuando Rodríguez Chacín era sacado del edificio, los le gritaban asesino y algunos intentaron pegarle. Algo parecido le sucedió al diputado Tarek Willian Saab.

Otros como el presidente del Tribunal Superior, Iván Rincón, renunciaron. Estados Unidos, por su parte, culpó al Gobierno de Chávez de cometer o alentar "acciones antidemocráticos" que provocaron la crisis política en Venezuela.

Los trabajadores de Pdvsa asistieron desde tempranas horas de la mañana a sus sitios de trabajo y después de entonar el himno del país y de abrazarse unos a otros reiniciaron sus labores. Sus directivos se comprometieron a restaurar la producción petrolera y a ayudar para superar la crisis económica del país.

Las calles de la capital venezolana amanecieron en tensa calma luego de los sangrientos disturbios callejeros del jueves en los alrededores del palacio presidencial, que dejaron como saldo 11 muertos y más de 80 heridos.

Con titulares como Día de dolor y Democracia de luto los principales diarios del país reseñaron lo que ha sido considerado uno de los días más tristes de los 43 años de democracia en Venezuela por la muerte de un grupo de manifestantes. Para otros, también era un día feliz por la salida de Hugo Chávez.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.