LAS LECCIONES DE LA PRIVATIZACIÓN

LAS LECCIONES DE LA PRIVATIZACIÓN

Tras la negativa del Concejo de Cali para concederle facultades al alcalde de esta ciudad para que decidiera la posible venta de Emcali se buscan otras formas para salvar la empresa.

02 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Entre las opciones contempladas para salvar la entidad, que tiene deudas por un billón 700 millones de pesos, aparecen su privatización, la capitalización, la venta de uno de los negocios (energía, por ejemplo), a las que se oponen algunos concejales, el sindicato, veedores ciudadanos y dirigentes cívicos.

Los temores a estos procesos se han evidenciado en otros departamentos, donde pese a la oposición las empresas públicas se transformaron con diversos resultados.

En Bucaramanga existía preocupación por estos cambios. El proceso de transformación de las Empresas Públicas fue cuestionado por un considerable grupo de sus trabajadores, que temían que la empresa quedara en manos del capital privado, pero esto no se dio porque ninguna empresa operadora de telecomunicaciones se presentó a precalificar para la realización de la venta.

Las Empresas Pública de Medellín y la Empresa de Teléfonos de Bogotá manifestaron interés por las acciones de la empresa, pero tras estudiar el estado de la empresa declinaron sus intenciones y terminó Telecom comprando el 55,9 por ciento.

En la Costa Caribe, estos cambios han mejorado la prestación de los servicios. En Barranquilla, la Sociedad de Acueducto, Alcantarillado y Aseo (Triple A) brinda una cobertura de agua potable del 99 por ciento y de alcantarillado del 96 por ciento. Además, la empresa obtuvo utilidades, el año pasado, por 8.500 millones de pesos.

En Pereira, es considerada positiva el cambio de las Empresas Públicas, que fueron transformadas, hace tres años, en cinco entidades independientes. La única que tiene problemas de orden presupuestal es la de aseo. En las restantes se han presentado problemas con demandas laborales por la reestructuración administrativa.

Problemas en basuras En otras regiones, los cambios han generado inconvenientes. Con la promesa de que iba a mejorar la prestación de los servicios públicos en Villavicencio, el 1 de enero de 1996 la Empresa de Servicios Públicos se convirtió en la Empresa de Acueducto y Alcantarillado y entregó el aseo a un grupo de inversionistas llaneros asociados en la firma Bioagrícola del Llano.

La nueva empresa asumió la prestación de los servicios de recolección y disposición final de residuos sólidos, sin embargo, durante sus cuatro años de operación ha tenido que afrontar por lo menos cuatro acciones de tutela y casi que igual número de emergencias sanitarias por la falta de un terreno para el relleno sanitario y la contaminación ocasionada al medio ambiente. En noviembre, el Concejo ordenó al alcalde conceder un plazo de seis meses a la firma Bioagrícola del Llano para que adelante una tecnología diferente al relleno sanitario o de lo contrario convocar a licitación pública la prestación del servicio.

Pero no todas las salidas a estas empresas ha sido la privatización. Pese a su estado financiero, las Empresas de Obras Sanitarias de Pasto (Empopasto) y el Concejo municipal ratificaron su propósito de avanzar en el proceso de reestructuración y modernización de la empresa sin cambiar su modalidad jurídica.

La empresa estuvo a punto de su privatización, pero los resultados de su gestión en el último año hicieron posible su recuperación. Los resultados de la empresa en el último año la presentan rentable financiera y socialmente por lo que sus directivos descartan, por ahora, su privatización. Igualmente, el número de usuarios creció en 11.000 y se cubre un 97 por ciento los servicios de acueducto y alcantarillado.

Otro ejemplo es Medellín, en donde las Empresas Públicas de Medellín, la mayor del departamento, similar a Emcali, no fue privatizada, sino que hace dos años se convino por parte del Concejo convertirla en Empresa Industrial y Comercial del Estado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.