OTRO AL BANQUILLO:

OTRO AL BANQUILLO:

02 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

El ministro del Interior británico, Jack Straw, decidirá hoy si deja o no en libertad a Augusto Pinochet. Pero aunque su proceso quede inconcluso, el precedente que sentó ya está surtiendo efecto en otras partes del mundo. Inspirados en el caso del ex dictador chileno, familiares de víctimas y defensores de los derechos humanos de Africa lograron hace poco llevar al banquillo de los acusados a Hisséne Habré, el ex hombre fuerte de Chad, que desde su caída hace nueve años disfruta de un exilio dorado en Senegal.

Un tribunal de Dakar, la capital senegalesa, abrió juicio a Habré y ordenó su detención domiciliaria, basado en las demandas de Human Rights Watch y varias decenas de particulares que documentaron 92 casos de asesinato, 142 de tortura y cien de desaparición forzada, ocurridos en Chad durante su brutal régimen, al cual se atribuyen más de 240 mil crímenes de esa naturaleza. Por celebrarse en un país africano, el juicio no es vulnerable a calificativos coloniales como los que se dieron al de Pinochet. Y es un aviso para otros dictadores (no solo africanos) de que el mundo ya no aceptará su impunidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.