LUPA AL INFORME NEGRO DEL BCH

LUPA AL INFORME NEGRO DEL BCH

Mientras el gobierno central prepara una estrategia para vender al mejor postor lo que le quedó del Banco Central Hipotecario -una razón social de 69 años y una red de 146 oficinas- miembros de la Comisión de la Verdad evalúan un informe en el que se revelan apartes de los negocios y transacciones que contribuyeron a su descalabro y que hoy son objeto de investigación y la base de las sanciones que la Superintendencia Bancaria preparan contra ex directivos de esa entidad.

03 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Contratos por 25 millones de dólares para soluciones informáticas que no funcionaron y la entrega irregular de créditos y sobregiros por más de 100 mil millones de pesos a clanes empresariales, ocupan las páginas de ese expediente, elaborado por instrucción directa de la Presidencia de la República y avalado por la firma externa A&C Consultoría y Auditoría Empresarial.

Entre los préstamos rastreados se encontraron algunos que favorecieron directamente a familiares y socios de Aida Ligia López, ex presidenta del sindicato de trabajadores del BCH y María Alejandra Arboleda Gaeth, ex auxiliar operativa de la entidad financiera.

Si bien la mayor parte de esos créditos se encuentra hoy en cobro jurídico, su recuperación está literalmente embolatada. (ver nota anexa) Pero los problemas detectados no se circunscriben exclusivamente a favorecimientos directos, sino, además, a una política general de la entidad en materia de recuperación de cartera que, según las investigaciones, fue demasiado laxa y aceleró el deterioro del banco en los últimos años.

Dentro de este ámbito clasifica el caso de Megacorp, denunciado en febrero del años pasado por este diario.

El BCH le prestó a esta constructora -propiedad de familia González Ulloa- 12 mil millones de pesos que fueron respaldados con acciones de Granahorrar y que luego de su intervención por parte del Estado quedaron valiendo cero pesos. El BCH perdió en esta sola transacción 16 mil millones de pesos.

Políticas cuestionadas También se observa con lupa el programa de compra masiva de cartera y la captación de recursos costosos para solventar los afanes de liquidez de la entidad. Este es el caso concreto de las cédulas Famirentar con las que en 1998 el BCH captó 323.000 millones pesos a las mayores tasas de interés del mercado. Como consecuencia de la política de obtener pasivos con alto costo, a partir de 1999 al banco comenzó a deteriorarse en su margen financiero y en el primer semestre del año ya era negativo en 2.233 millones de pesos.

Las cuotas supermínimas para los usuarios de créditos hipotecarios, también están en el libro de las pérdidas. El programa entró en crisis y muchos clientes se vieron obligados a entregar sus inmuebles en dación de pago, lo que empeoró la situación financiera del banco. El sistema -inventado por el BCH- resultó tan desastroso que el año pasado el gobierno prohibió a las entidades financieras ofrecer este tipo de soluciones .

Con base en estos sucesos la Superintendencia Bancaria ya formuló cargos a la ex gerente del banco, María José García. Los descargos ya fueron efectuados por la ex gerente del BCH y tan solo queda proceder a estudiar las correspondientes sanciones , le dijo a EL TIEMPO un alto funcionario de la Superintendencia.

La defensa de García, una de las ex gerentes del BCH que según la Superintendencia sería sancionada en los próximos días, sigue siendo la misma que desde su salida le ha rendido a los organismos de control: todas las operaciones de créditos, refinanciación y sobregiros fueron aprobadas por el comité de créditos integrado por miembros de la junta directiva o por la junta en pleno, y por unanimidad, observando las políticas del banco , le dijo a EL TIEMPO desde Miami.

García también asegura que nunca celebró contratos que no tuvieran la aprobación de la junta, previa sustentación de la necesidad de los mismos y la confirmación de los resultados positivos por parte de las diferentes instancias del banco. Ningún contrato produjo pérdidas y no conocí a ninguno de los contratistas antes de ser contratados , puntualiza María José García.

Por eso, para la ex banquera no entiende por qué se pretende usar como justificación del cierre del banco un informe elaborado un años después de su retiro. Qué hicieron durante estos dos años?, se pregunta García.

Lo cierto es que mientras se conocen las sanciones y el resultado de las investigaciones de la Fiscalía, el plan de liquidación del otrora sólido Banco Central Hipotecario sigue su curso.

La semana pasada concluyó el plan de retiro voluntario al que se vincularon 1.800 trabajadores de los 2.200 con que contaba la entidad. Los 400 restantes fueron liquidados.

Del BCH ahora solo queda su razón social, una red de 146 oficinas, su base tecnológica y de comunicaciones y el recuerdo de una entidad financiera que lideró la banca hipotecaria en Colombia durante los últimos 68 años.

Hagan sus ofertas...

** Los negocios objetados en el informe -En 1997 directivas del Banco Central Hipotecario decidieron invertir 25 millones de dólares -cerca de 13 mil 277 millones de pesos- en la compra de un sofisticado software que permitiría a la entidad automatizar, unificar y agilizar múltiples procesos bancarios que se venían realizando manualmente.

Cuando aun no se había terminado de implantar ese sistema, el banco ya estaba negociando una nueva alternativa que le costó a la entidad 10 millones de dólares adicionales.

-En septiembre de 1997, el BCH lanzó el más grande programa de atención a pensionados a través del cual se ofrecían líneas de crédito y servicios a más de 400 mil personas.

En el lanzamiento de ese programa, denominado Soluciones Doradas -realizado en simultáneamente en los estadios de cinco ciudades- y en el sostenimiento del mismo se invirtieron 7 mil 837 millones de pesos.

-Entre octubre de 1996 y julio de 1998 el BCH firmó contratos por 1.669 millones de pesos con empresas de la familia Mutis. La Central de Seguros, filial del banco, les entregó contratos por 172 millones de pesos más, la Central Inmobiliaria por 621 millones y la Fiducentral por 48 millones, para un gran total de 2.510 millones.

La Comisión de la Verdad intenta establecer la real necesidad de estos desembolsos frente a los requerimientos del banco.

-Entre 1996 y 1997 se otorgaron préstamos al Hospital San Juan de Dios, la Promotora Médica de Las Américas y el Instituto Cardio Infantil, los cuales estaban respaldados con facturaciones provenientes del ISS. Pero estas no se dieron y los créditos -con intereses de mora incluidos- ya suman cerca de 5 mil millones de pesos que aparecen en el balance de pérdidas de la entidad.

El Cardio Infantil pidió cinco años para pagar la deuda y la Promotora de las Américas, que debe 21 mil millones, aun no tienen una propuesta clara de pago. El San Juan, por su parte, ha ido realizando pequeños abonos a la deuda.

Los 8 clanes del BCH En la auditoría que se le realizó al BCH se detectó la existencia de ocho grupos de empresas y personas a los que se les favoreció con créditos por 6.400 millones de pesos en conjunto. Siete de esos grupos están localizados en la ciudad de Popayán, pero de ellos no hacen parte los préstamos otorgados a empresas como Comavsa de Occidente por 17.674 millones de pesos y Constructora Pance, cuya deuda global alcanza los 6.431 millones.

Según los documentos que analizan los investigadores, estos grupos están conformados por empresas, personas naturales y, en algunos casos, ex funcionarios del BCH que recibieron préstamos de libre inversión, hipotecarios, sobregiros y tarjetas de crédito. Sobre la mayoría de estas operaciones crediticias la entidad adelanta actualmente cobros jurídicos para la recuperación de los recursos.

Grupo 1.

Acsa Construcciones S.A., Arcon Construcciones Ltda., Juan Pablo Velasco Simmonds, Margarita Arboleda Gaeth y María Alejandra Arboleda Gaeth.

- Acsa Construcciones S.A: se constituyó el 5 de febrero de 1997 para desarrollar proyectos de construcción de inmuebles y obras civiles.

- Arcon Construcciones: constituida el 9 de mayo de 1995 en la Popayán con el objeto de construir el proyecto inmobiliario Aranjuez, ubicado en predios de El Tablazo al noroccidente de la ciudad y conformado por ocho casas de alto valor comercial.

- Juan Pablo Velasco Simmonds: gerente y representante legal de Acsa y Arcon.

- Margarita Arboleda Gaeth: subgerente de las dos empresas.

- María Alejandra Arboleda Gaeth: trabajó en el BCH como auxiliar operativa hasta el 5 de octubre de 1998 y es hermana de Margarita Arboleda Gaeth, esposa de Juan Pablo Velasco Simmonds, A favor de este grupo se encontró concentración de varios préstamos por 1.339 millones de pesos, constituidos por créditos, tarjetas de crédito y sobregiros bancarios. Se comprobó igualmente el otorgamiento de préstamos de libre inversión por 1.019 millones de pesos. Contra este grupo de clientes asociados se presentaron demandas el pasado 15 de diciembre dentro del proceso de cobro jurídico.

Grupo 2.

- Constructora Andina, Prociviles, Fredy Alonso Vargas Sandoval, Cecilia Farinango Ojeda, Abraham Bronstein Bonilla, Panorama Construcciones, Constructora Suroriental, Juan Carlos Vega Navia, Gladys Farinango Ojeda y Felipe Velasco Melo - Constructora Andina Ltda: Se constituyó el 11 de julio de 1996 para la explotación comercial y el desarrollo de las profesiones de la ingenierías civil, industrial y electrónica, además de la arquitectura y telefonía en todas sus ramas.

- Prociviles Ltda: Constituida el 17 de marzo de 1994 con el mismo objeto social de la anterior.

- Juan Carlos Vega Navia: socio y directivo de las empresas en mención.

- Panorama Constructora Ltda: nació el 27 de mayo de 1994. Gerente: Fredy Alonso Vargas. Subgerente, Juan Carlos Vega Navia. Socios: Abraham Bronstein Bonilla, Cecilia Farinango Ojeda, Fredy Alonso Vargas.

- Constructora Suroriental: se constituyó el primero de julio de 1994 para el desarrollo de las profesiones de ingeniería. Como gerente se designó a Luis Carlos Esguerra y subgerente a Juan Carlos Vega Navia. Como socios aparecen Luis Carlos Esguerra, Fernando Rivera Caicedo, Gonzalo Andrés Rivera, Juan Carlos Vega Navia y Felipe Velasco Melo. Hay en curso un proceso de embargo en el juzgado sexto civil del circuito de Popayán.

Según el informe de auditoría del banco, en este grupo hubo concentración de créditos por 763 millones de pesos, constituidos por tarjetas de crédito y sobregiros. Se observa, además, el otorgamiento de créditos de libre inversión por 1.019 millones de pesos. Actualmente están en cobro jurídico las obligaciones de Cecilia Marlén Farinango Ojeda, Abraham Bronstein, Juan Carlos Vega Navia y Prociviles.

Grupo 3.

- Mosca Ltda., Pisochago Ltda., Joaquín Mosquera.

- Mosca Ltda. se constituyó el 29 de noviembre de 1996 en Popayán como empresa dedicada a la fabricación y comercialización de bicicletas.

- Joaquín Mosquera López: gerente de Mosca Ltda.

- Pisochago: constituida el 8 de mayo de 1987 para el cultivo de flores, frutas y hortalizas. Es accionistas de Mosca Ltda. Representante Legal: Joaquín Mosquera.

Se observa concentración de créditos por valor de 203 millones de pesos. El Señor Joaquín Mosquera es socio de las dos empresas mencionadas y, según consta en documentos de auditoría, actualmente avanza el cobro jurídico contra Mosca Ltda.

Grupo 4.

- Jair Alonso Mazabuel López y Makro Soft Ltda.

Makro Soft: se constituyó el 7 de marzo de 1995 para la asesoría, comercialización y suministro de sistemas de cómputo. El gerente de la compañía es Jair Alonso Mazabuel López y hay en su contra proceso de embargo.

En este caso se comprobó concentración de créditos por 81 millones de pesos, representados en obligaciones hipotecarias y sobregiros. Jair Alonso Mazabuel López es socio de Makro Soft Ltda. y es pariente de la ex presidenta del sindicato y ex funcionaria del BCH, Aída Ligia López.

Grupo 5.

- Cielo de Fátima García, Comercializadora y Acabados, Jaime Hugo Daza.

Comercializadora y acabados: se constituyó el 24 de enero de 1995. Comercializa artículos de decoración y equipos de oficina. De acuerdo con los registros de la Cámara de Comercio de Popayán, su gerente es Jaime Hugo Daza Paz. Como gerente suplente aparece Cielo de Fátima García Ocampo.

Según el informe de auditoría del BCH a este grupo se otorgaron créditos de libre inversión por 42 millones de pesos y se observa concentración de obligaciones por 102 millones de pesos, conformados por créditos, sobregiros y tarjetas de crédito. La señora Cielo Fátima García es esposa de Jaime Hugo Daza, propietario de Comercializadora y Acabados quien, para saldar su obligación ofrece, en dación de pago una casa en Piendamó, Cauca.

Grupo 6.

- Empresas Técnicas Ltda., Juan Carlos Gnecco, María Cecilia Valencia de Gnecco La compañía Empresas Técnicas está en concordato y se constituyó el 13 de octubre de 1955. El gerente es Juan Carlos Gnecco. En su contra pesan procesos de embargo en los juzgados segundo y quinto de Popayán.

En este caso hubo concentración de créditos por 156 millones de pesos. Los socios son madre e hijo. Empresas Técnicas Ltda. solicitó concordato a la Superintendencia de Sociedades.

Grupo 7.

- Miguel Angel Revelo y Revelo Asociados Revelo Asociados: se constituyó el 15 de septiembre de 1994 para comercializar planes de vivienda. Los investigadores encontraron concentración de créditos por 112 millones de pesos. Miguel Angel Revelo, es socio principal de Revelo Asociados.

Grupo 8 - Europromotora S.A., Caribe de Indisia Internacional, Juan Alberto Gómez y Cía., Promitora Quintas del Maíz, Upegui MOntoya S en C, Promotora de Proyectos Aire Puro, Industrias de Marko S.A., PSI Ltda y Ana Gabriela Mejía. Son empresas dedicadas a la construcción y a la inversión. Todas tienen sede en Medellín.

De acuerdo con la Comisión de la Verdad, el grupo 8, encabezado por el ingeniero Juan Alberto Gómez Pineda, recibió por intermedio de diez empresas 14 créditos por 1.572 millones de pesos.

En diálogo con EL TIEMPO, Gómez aseguró que él no es dueño de ningún grupo económico, que es propietario de una firma constructora y como tal las empresas mencionadas por la Comisión participaron en proyectos que su firma iba a desarrollar.

Respecto de los créditos dijo que los obtuvo cumpliendo los requisitos exigidos por el BCH y no porque tuviera relación alguna con funcionarios de esa entidad.

Precisó que sus obligaciones se vieron afectadas por la crisis de la construcción pero aclaró que su intención y la de las empresas independientes que participan en sus proyectos es cumplir con el BCH.

De acuerdo con Gómez, los créditos otorgados a Industrias de Marko S. A. Inversiones Palacio Martínez y Electricidad Técnica Industrial ya se pagaron mientras que los de Promotora Quintas del Maíz, Juan Alberto Gómez Pineda y Juan Alberto Gómez y Compañía lleva más de un año tramitando ante el BCH la subrogación y hasta el momento no ha tenido ninguna respuesta.

Gómez aseguró que su deuda y la de sus empresas con el BCH hoy asciende a 225 millones de pesos y todas están en reestructuración.

Mientras tanto, Jorge León Jaramillo, ex gerente del BCH en Medellín que otorgó los créditos, dijo que estos fueron concedidos a cada una de esas empresas de manera independiente para comprar acciones en la sociedad Caribe de Indias para desarrollar un proyecto turístico en Cartagena en el que participaron empresas relacionadas con Gómez y que la garantía es un lote que hoy está avaluado en 2.500 millones de pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.