VALLE DISMINUYÓ LA CRIMINALIDAD

VALLE DISMINUYÓ LA CRIMINALIDAD

Aunque la tranquilidad ciudadana ha sido asaltada por oleadas aisladas de criminalidad y alguna actividad guerrillera, el Valle del Cauca es un departamento seguro . La afirmación la hizo el comandante de la Policía del departamento, Carlos Alberto Pulido Barrantes, quien al evaluar el comportamiento delincuencial de 1990 destacó la sistematización, los CAI móviles, la construcción y readecuación de cuarteles, los golpes al narcotráfico y al secuestro, la rebaja de la actividad criminal, y una importante labor social dirigida a la comunidad .

21 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Las estadísticas marcan una reducción del 26 por ciento de la actividad delincuencial durante 1990 con respecto al año inmediatamente anterior. En Cartago, en donde los sicarios actuaban rutinariamente, los asesinatos disminuyeron el 66 por ciento, mediante la creación del Comando del Norte.

Mientras en 1989 fueron cometidos 1.198 homicidios, en 1990 ocurrieron 945. De 4.638 delitos contra el patrimonio económico se pasó a 3.420. Igualmente, se recuperaron más de 400 millones de pesos en mercancías robadas, 864 millones en vehículos y 42 millones en semovientes.

Pulido dijo que la Policía rescató en el último año a 11 personas secuestradas con fines económicos. Cinco secuestradores fueron muertos y 35 capturados.

En cuanto al narcotráfico, además del desmantelamiento de una decena de grandes laboratorios y el decomiso de alcaloides, fueron inutilizadas 14 pistas clandestinas de aterrizaje.

Se sistematizó la institución en todo el Valle del Cauca. Una red computarizada enlaza los siete distritos policiales de la región, lo que permite acciones inmediatas. El sistema dispone de datos nacionales como cédulas de ciudadanía, salvoconductos de armas, matrículas de vehículos, cuerpos de vigilancia privada, escoltas y otros importantes para un eficiente control. La red de acción social Además de vigilar, la Policía del Valle participa en acciones cívicas y presta auxilio en carretera.

El coronel Pulido Barrantes impulsó el acercamiento de su cuerpo policial a la comunidad. En el campo social, la actividad se centró en la niñez desamparada. Para el manejo de los niños se capacitó al personal que integra la Policía de Menores, cuya acción se extendió a los 42 municipios vallecaucanos.

En un programa interinstitucional piloto, el niño de la calle tiene derecho ahora a atención gratuita en salud, alimentación y educación. Con la construcción o readecuación de ocho cuarteles se incrementó la vigilancia en lugares estratégicos del Valle. Poblaciones como Roldanillo, Riofrío, Ulloa, Bolívar, Alcalá y las turísticas Juanchaco y Ladrilleros, tienen nuevos cuarteles con una mejor dotación. En dos meses estarán concluidos los de Buenaventura y Argelia.

Diez Centros de Atención Inmediata (CAI) móviles vigilan de norte a sur y de oriente a occidente toda la región. Cada uno cuenta con un carropatrulla, ambulancia, cinco motos, megáfonos y equipo de carretera y primeros auxilios.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.