SE RETRACTA TESTIGO CLAVE EN CASO CANCINO

SE RETRACTA TESTIGO CLAVE EN CASO CANCINO

Su testimonio llevó a las autoridades hasta Alemania en busca de uno de los supuestos asesinos de Alvaro Gómez Hurtado.

04 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Luego condujo a los investigadores a varios allanamientos y registros que permitieron la captura de por lo menos seis hombres que presuntamente planearon, en el bar Windsor de Bogotá, el magnicidio de Gómez y el atentado contra el abogado Antonio José Cancino, defensor del entonces presidente Ernesto Samper.

Sin embargo, Luis Eduardo Rodríguez Cuadrado, uno de los hombres considerados como pieza clave para esclarecer el magnicidio, decidió retractarse en las últimas horas.

Y lo hizo en frente de la juez segunda especializada, Lester María González Romero, durante una de las audiencias públicas que sigue por el crimen de Gómez, ocurrido el 2 de noviembre de 1995, en el norte de Bogotá.

Rodríguez fue citado a la audiencia en calidad de testigo. Pero, para sorpresa de asistentes, juez, fiscal, procurador, sindicados y abogados, Rodríguez aseguró bajo la gravedad del juramento que se retractaba de todo lo dicho. Que todo lo afirmado lo había hecho por presiones de terceros.

La juez le preguntó entonces: Quién lo obligó? . Un teniente de la Dijín respondió . Sin embargo, dijo no recordar el nombre del oficial. A renglón seguido, insistió, en que se retractaba de todo.

Qué fue lo que dijo Rodríguez ante las autoridades? Declaró ante la Fiscalía que Luis Fernando Jutinico -extraditado desde Alemania- y Hermes Ortiz, también vinculado al crimen de Gómez, se reunieron en el bar Windsor, ubicado al frente del parque de las Nieves, en el centro de Bogotá, para planear los atentados contra Gómez y Cancino.

Jutinico, extraditado de Alemania el 16 de mayo de 1997, ha insistido a lo largo del proceso que no conoce a Rodríguez y que nunca en su vida ha estado en el bar Windsor. Rodríguez dijo inicialmente que el propio Jutinico lo buscó en su casa para insistirle en que participara en el atentado contra Gómez y que escuchó el nombre de Ortiz en el mismo bar. Sin embargo, Ortiz asegura que tampoco conoce ese sitio.

Los investigadores, tras valorar el testimonio de Rodríguez y otras pruebas, ordenaron la captura de Jutinico y de Ortiz, actualmente presos y procesados por el crimen del dirigente conservador.

Rodríguez es el mismo hombre que la noche del 29 de marzo de 1997 resultó herido tras el estallido de un explosivo en el pabellón de alta seguridad de La Picota, donde se encontraba recluido cerca a William Infante, condenado por el asesinato del presidente de la Unión Patriótica Jaime Pardo. Rodríguez manifestó que el atentado pudo haber sido contra él.

Aceptó ante la justicia, a través de la sentencia anticipada, su participación en el atentado contra el abogado Cancino, ocurrido el 27 de septiembre de 1995, en el centro de Bogotá. Dos de sus tres escoltas, Jaime Acevedo Quimbaya y Ancízar Gutiérrez Guevara, murieron en la acción criminal.

La juez Lester, encargada del juicio por el caso Gómez, tendrá que confrontar y valorar las versiones entregadas durante todo el proceso por parte de Rodríguez y determinar cuándo mintió.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.