A QUIÉN REPRESENTAN LOS REPRESENTANTES

A QUIÉN REPRESENTAN LOS REPRESENTANTES

Frente a las próximas elecciones de octubre se comienza a agitar de nuevo el tema de las reformas políticas, postergadas desde el naufragio de la reforma política del Gobierno, el año pasado. Enrique Gómez quiere hablar con el Partido Liberal sobre el tema, pero muchos creen que todo esto es tiempo perdido porque donde se va definir el asunto va a ser en la mesa de negociación. La reforma Pastrana buscaba resolver algunos problemas de la estructura política, pero vista exclusivamente desde la gobernabilidad.

04 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Es evidente que temas como la cifra repartidora ( por qué a Navarro Wolff, en la Cámara, con 100.000 votos, apenas le alcanzó para elegirse a él y a Petro, mientras otros con menos de 30.000 votos salieron elegidos?), las listas únicas (los partidos tradicionales endosan todas las listas y sacan el máximo de representantes) y los umbrales para ser partidos (los independientes, en lugar de ser partidos, son solo diminutas agrupaciones) son importantes y deben cambiarse. Sin embargo, estas reformas no alcanzan a rozar lo que debería ser el meollo de la reforma política: los elementos de representación democrática; el tema de a quién representan los representantes.

Cuando se estudió el capital social de Colombia se pudo establecer que la circunscripción electoral departamental es uno de los huecos negros que impiden que este se acumule. La elección de representantes y diputados en esta circunscripción hace que estos representantes una vez elegidos no representen a nadie ni realicen ninguna de las funciones de representación con unos electores que se hallan diluidos en ocultas clientelas regadas en los distintos municipios de los departamentos. Los representantes resultaron ser los elegidos con menor eslabonamiento con sus electores, pues estos los consideraban los menos cercanos después de elegidos. Claro, un representante por cada 250.000 votos en los censos electorales (los censos nacionales nunca son aprobados por el Congreso para mantener la preponderancia de un pasado rural frente a un presente urbano), regados en un departamento (piensen en Antioquia), pues no tiene que responder públicamente ante nadie! Máximo en privado y ante su clientela.

Una de las formas más efectivas con las cuales la tradición hispano-católica mantiene el control de la estructura simbólica en Latinoamérica es con la ausencia de ciertos términos políticos del lenguaje. Tres palabras que no existen en español nos dan una luz sobre el tema: lobby, accountability y constituency. Lobby se dice que significa cabildeo , pero lo único que nos indica es cómo la última vez que se utilizó en los cabildos municipales en España debió ser en el siglo XVI, antes de la destrucción de las cortes locales, suprimidas desde Felipe II. Pero accountability (la responsabilidad pública de rendir cuentas del elegido ante sus electores) no tiene palabra. Y constituency (los electores de una circunscripción electoral territorialmente definida que eligen un representante, generalmente por mayoría), pues mucho menos. Imagínense ustedes cómo cambiaría el panorama político colombiano si los representantes fueran elegidos en distritos electorales en territorios cada uno con 250.000 votantes. Y los el ctores de cada uno de ellos pudieran llamar a cuentas al elegido y revocarle el mandato.

Las personas que pasan por informadas sostienen que lo que quiere la guerrilla es el poder, o sea, en su concepción: 20 por ciento del Congreso y tres o cuatro ministerios con los cuales engullirse el presupuesto nacional. Ojalá que en su concepción de la reforma política, la guerrilla no reproduzca los vicios de sus enemigos ni su propia tradición leninista. Que dejen entrar a los ciudadanos y a la sociedad civil. Tal vez les toque mirar más a Tocqueville que a Marx, así se les retuerzan las entrañas con algunas virtudes burguesas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.