LA CARAVANA DE LA MUERTE , EL CASO QUE PODRÍA LLEVAR A JUICIO A PINOCHET

LA CARAVANA DE LA MUERTE , EL CASO QUE PODRÍA LLEVAR A JUICIO A PINOCHET

Aunque el día anterior me había dicho que conmutaría los días de cárcel que le quedaban a mi esposo (Carlos Berger) por una multa, ese 19 de octubre de 1973 el fiscal militar de Calama cambió repentinamente de opinión. Ha llegado una comitiva de Santiago y ahora no puedo hacer nada , me dijo en tono nervioso. Luego me confesó que estaba impactado por la forma intimidante en la que había llegado el grupo: en un helicóptero Puma y haciendo gala de un impresionante armamento que parecía más propio de una verdadera guerra que de una inspección normal. (VER CUADRO: LA RUTA NEGRA DE ARELLANO STARK).

05 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Como yo era la abogada de mi marido, fui a eso de las cuatro de la tarde a comunicarle la noticia. El también estaba asustado. Encapuchados y esposados, la mitad de sus compañeros de celda habían sido sacados de allí sin que volviera a tener noticia de ellos. El toque de queda empezaba a las seis de la tarde, pero a las cinco en punto me hicieron salir del penal.

Tres horas más tarde recibí una llamada anónima en la que me advertían que Carlos había sido sacado de la cárcel. Llamé por teléfono pero me dijeron que no me preocupara, pues se lo habían llevado para interrogarlo. Pero la verdad es que Carlos, al igual que 25 de sus compañeros, había sido llevado a las afueras de la ciudad y asesinado por La caravana de la muerte .

Así recuerda ese día Carmen Hertz, viuda de Berger, una de las 72 personas que murieron ejecutadas al paso de La caravana de la muerte , un grupo de exterminio de opositores al régimen militar que todo indica actuó por órdenes directas de Augusto Pinochet y que hoy, 26 años después, podría ser la pieza clave para iniciar un juicio contra el ex dictador.

Hertz hace parte de un grupo de seis abogados chilenos que esperan sentar a Pinochet en el banquillo de los acusados para que responda por este caso. Y, para lograrlo, el jueves pasado al mismo tiempo que el general viajaba a Santiago después de quedar en libertad en Londres , pidieron el levantamiento de su inmunidad parlamentaria (el general es senador vitalicio).

Los cuatro primeros El cuatro de octubre de 1973, 24 días después del golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende, cuatro militantes de la Juventud del Partido Socialista permanecían detenidos en Cauquenes (al sur de Santiago). Ese día los muchachos dentro de los que se encontraba Claudio Lavín Loyola, primo en segundo grado del ex candidato presidencial derechista Joaquín Lavín , fueron sacados del cuartel por un grupo que había llegado de la capital.

A los familiares de los cuatro jóvenes se les dijo, al igual que en el caso de Berger, que habían sido llevados a un interrogatorio. Pero al día siguiente, la radio local leyó un comunicado militar que anunciaba la muerte de Claudio y los otros tres jóvenes en un intento de fuga , recordó en agosto pasado Lily, la hermana de Lavín Loyola, en declaraciones al diario chileno La Tercera.

Ese fue el inicio de La Caravana de la muerte que, al mando del general Sergio Arellano Stark, comenzaba a dejar su huella de terror.

El 16 de octubre, otras 15 personas fueron ejecutadas en La Serena y 13 en Copiapó (ver mapa). El 18, el turno fue para Antofagasta, donde hubo 14 víctimas y, finalmente, un día después, Calama: donde perdieron la vida 26 más. Eran estudiantes, periodistas, líderes sindicales, dirigentes políticos o simplemente campesinos. Su único pecado era ser militantes de izquierda.

La caravana llegaba a las poblaciones en medio de un impresionante despliegue militar y lo primero que hacían sus 15 integrantes era mostrar un documento en el que constaba que Arellano Stark iba como delegado especial de Pinochet. Luego empezaban las ejecuciones, con bayoneta y disparos de fusil.

Este operativo de exterminio tenía dos objetivos: primero, aterrorizar a la población civil. Y segundo más importante , mandar un mensaje claro al interior del Ejército, ya que los jefes militares de esas y otras ciudades estaban inscritos en lo que después se llamó la línea blanda , es decir, aquellos que se oponían a cumplir con las órdenes de fusilamientos y torturas , explicó Hertz a EL TIEMPO.

Prueba clave Arellano Stark, a quien hoy se le adelanta un proceso penal por estos crímenes, reconoce que fue enviado especial de Pinochet. Yo recibí un documento de parte del comandante en jefe del Ejército, general don Augusto Pinochet Ugarte, en que me nombraba su delegado para viajar a varias ciudades del país, a fin de cumplir labores de coordinación de criterios institucionales, de gobierno interior y de procedimientos judiciales , dijo a mediados de año pasado. Pero niega enfáticamente su participación en cualquier ejecución.

Sin embargo, el general Joaquín Lagos, jefe entonces de la primera división del Ejército con sede en Antofagasta y contrario a las ejecuciones de presos políticos, entregó a la justicia un documento clave. Un memorando proveniente de la oficina de Pinochet y fechado el 1 de noviembre de 1973 en el que se le pide suprimir toda referencia o pista con respecto a la participación de Arellano como delegado especial en las ejecuciones de Copiapó, Antofagasta y Calama.

La última palabra sobre estos hechos no se ha dicho. Pero la justicia chilena ya dio un paso histórico cuando el 8 de junio de 1999 el juez especial Juan Guzmán Tapia (el mismo que procesa 60 querellas contra Pinochet) abrió un proceso formal contra Arellano Stark (hoy en libertad bajo fianza) y otros cuatro altos mandos militares relacionados con La caravana de la muerte . El siguiente inculpado podría ser el propio Pinochet.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.