LICENCIA PARA MATAR:

LICENCIA PARA MATAR:

Señor Director:

04 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

La licencia para conducir no es licencia para matar, no es licencia para que se aplique la ley del más guache. Un conductor que iba en una van marcada con las franjas que indican transporte escolar , ofendido porque le pitaron por haberse metido a la brava, aprovechó que su contrincante era una mujer, y cuando ella detuvo la marcha detrás de él, echó reverso, le averió el carro y prosiguió su camino, de seguro muy orgulloso de su hombría. También fui testigo cuando un taxista ( cuál servicio público?) se encontró de frente, en un paso restringido , con el auto de una señora, y luego de discutir con ella por el derecho a la vía, la dejó pasar, pero se la cobró rayándole el vehículo con un destornillador. La agresividad de la gente en Bogotá es un reflejo, en menor escala, de nuestra historia de intolerancia política, religiosa y social.

Alberto Trujillo Dávila Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.