PERO LE FALTA EL TOUR FRANCÉS

PERO LE FALTA EL TOUR FRANCÉS

Suiza es un país donde se celebran los triunfos deportivos con poca euforia. Mientras en Colombia festejan despúes de un éxito con cerveza, música y baile, en Suiza la vida continúa igual. Solamente hay dos excepciones: cuando la selección clasificó para el Mundial de los Estados Unidos-94, el país se volvió loco. La nación entera bailó en las calles y gritó de felicidad hasta el siguiente día. También se festejó el domingo cuando el ciclista Tony Rominger ganó la Vuelta a España, aunque la fiesta no fue tan fabulosa como la de los futbolistas. Rominger ganó la Vuelta por tercera vez consecutiva, En esta ocasión, con una ventaja de 7 minutos y 28 segundos. Nunca antes, un ciclista lo hizo en forma tan abrumadora como el suizo. Vistió la camiseta amarilla de líder desde el primer hasta el último día. Eso solamente lo pudieron hacer, en su momento, las leyendas vivas como Freddy Martens (1977 también la Vuelta), Eddy Merckx (1973 en el Giro de Italia) y el desaparecido Jacques Anqueti

17 de mayo 1994 , 12:00 a.m.

La semana antepasada Brigitte, dio a luz a su segundo hijo, el cual pronto será bautizado con el nombre de Robin.

Tony Rominger dijo: Quise estar al lado de mi señora pero cuando confirmé mi participación en la Vuelta no me dí cuenta que naciera mi niño. Por eso estoy un poco molesto. Prefiero estar presente en el parto que ganar la Vuelta. Ojalá que me entiendan .

Rominger es una pesona que se identifica demasiado con su familia. Su esposa, su hija Rahel (cinco años de edad) y ahora Roobin significan todo para el ciclista del equipo español Mapei-Clas.

Mientras corría la Vuelta, Rominger llamó cada día por la suma de 55 mil pesos colombianos a su esposa para informarse cómo estaba ella y el recién nacido. Brigitte siempre dijo que todo iba bien y con esas palabras tranquilizó a su marido. Pero no era cierto. Robin estaba mal cuando vio por primera vez la luz en este mundo. El niño tenía problemas con los pulmones. Brigitte Rominger dijo: Ahora el muchacho está bien. Al principio sufrí muchísimo y no podía contar nada de eso a Tony. Estoy segura que de haber dicho algo, mi esposo terminaba ahí mismo la Vuelta. Y eso no era conveniente .

En la noche del domingo pasado, pocas horas después de terminada la Vuelta, Rominger tomó el avión desde Madrid rumbo a la ciudad suiza de Basel para reunirse con su esposa. Ahora está feliz. Rominger declaró: Estoy muy tranquilo y doy gracias a Dios ya que Robin se recuperó de algunos inconvenientes. Muy pronto iremos todos a los Estados Unidos. El médico autorizó también el viaje de Robin .

Rominger empezará en pocos días su preparación para la gran meta del año, el Tour de Tour de Francia. Se preparará durante 27 días en un sitio a 2.700 metros sobre el nivel del mar, en Vail, estado de Colorado, Estados Unidos.

Quiero ganar el Tour, nada más me interesa , dice el deportista más rico de Suiza. Rominger recibe anualmente más de millón y medio de dólares, vive muy bien, tiene varias casas y maneja dos autos (un Mitsubishi 3000 GT y un Mitsubishi Pajero).

Si no se encuentra encima de la bicicleta, está junto a su familia en Monte Carlo, al sur de Francia.

Suiza es un país muy hermoso, pero allá se tiene que pagar muchísimo dinero en impuestos. Por eso estoy viviendo en Monte Carlo , explica el antiguo contador.

En 1985 hizo Rominger su primera carrera profesional. En ese tiempo era un muchacho desconocido en el que nadie confiaba. Rominger es un trabajador, carece del talento de Induraín. Eso lo confirma el suizo: En mi vida nunca me fue regalado nada. Siempre he tenido que luchar y trabajar. Soy muy feliz al saber que he logrado tantos triunfos .

Importantísimo en la carrera de Rominger era y todavía lo es su amigo personal, su médico y preparador físico Michele Ferrari. Una persona en la cual cual Tony tiene depositada toda su confianza, así sea alquien muy criticado. Hay rumores que dicen que Ferrari no vacila en utilizar sustancias ilegales para incrementen el renmdimiento de los deportistas.

Eso es una locura. Ferrari nunca ha hecho eso y nunca ha dado nada a ningún ciclista , argumenta Rominger sobre tal situación. Como profesional, Rominger tiene hasta hoy 76 victorias. El triunfo más importante todavía le falta. Rominger, quien hace cada día un promedio de 93 kilómetros en su bicicleta, quiere ganar el Tour de Francia.

Como se presenta la situación hoy, Tony tendría que ganarla. Sin ninguna duda, Rominger es la superestrella, nadie está actualmente tan fuerte como el suizo , dice Induraín, quien todavía no se siente bien después de una lesión en una pierna.

Pero Rominger sabe que Induraín sigue siendo su rival más fuerte. El español siempre está bastante sólido, él o yo ganará el Tour de Francia. Pero creo que soy mejor que él en las montañas. Y el Tour se definirá en las montañas. Además creo que tengo mejor equipo que Induraín , afirma el suizo.

Antes que Rominger viaje a Francia (el Tour comienza el 26 de junio), participará en el Tour de Suiza, entre el 14r y el 23 de junio. El pueblo ya está loco por ver a Tony en vivo y no solamente por televisión. También por el hecho de que el héroe de la nación no quiere ni un peso por esta participación.

Y todos los suizos están seguros: la seleción de fútbol hará un buen papel en el Mundial de los Estados Unidos y Rominger ganará por primera vez el Tour de Francia. Y seguro que después los suizos harán unas fiestas impresionantes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.