SE ACABÓ EN UN SANTIAMÉN

SE ACABÓ EN UN SANTIAMÉN

En la parroquia de Cogua, cerca de Zipaquirá, el pasado 29 de septiembre los feligreses lloraron al no querer aceptar que acababan de asistir a la última misa de las que durante más de 30 años realizó Cenpro Televisión. El oficio religioso fue otro de los damnificados por la decisión de la programadora de devolver sus espacios.

17 de octubre 2000 , 12:00 a.m.

El momento también fue difícil para el padre Germán Bernal que así culminaba dos décadas ininterrumpidas de llevar mensajes de amor, y esperanza a reclusos, enfermos, ancianos, solitarios y familias campesinas que domingo a domingo, las 7:30 a.m. prendían el televisor para sentirse cerca de Dios.

Evangelio ensayado Aunque participar de un oficio religioso en estas circunstancias esa como participar de un matrimonio, pero viendo el video de la fiesta, para miles de personas era la única manera de no perder el contacto con la palabra del Señor. A veces recorría muy temprano un hospital y era emocionante ver a los pacientes atentos en la misa televisada. Aquello era más revelador que los 7 u 8 puntos de sintonía que se reportaban. Porque en estos casos son más importantes las comunicaciones espontáneas que se dan a través de las oraciones que el rating , dice este sacerdote jesuita, oriundo de La Ceja (Antioquia) y quien alcanzó a oficiar más de 1.300 misas. Todo un récord en televisión.

La transmisión de la misa arrancó en 1966 y se celebraba en uno de los estudios de Inravisión. Era un ambiente frío y desolado nada aconsejable para un oficio religioso. Por eso a partir de 1995 se optó por grabar las misas en diferentes parroquias. Incluso, se descentralizaron y se realizaron en otras regiones del país.

Como se trataba de una grabación como cualquier otra para televisión, se ensayaba con los feligreses, las respuestas a las lecturas del evangelio antes de comenzar recuerda Víctor Romero productor del programa durante cinco años.

Para el padre Bernal queda el consuelo que sus feligreses podrán cambiar de iglesia fácilmente con solo operar el control pues en sus cuentas por la televisión se ofician nueve misas, entre ella la del padre Jaramillo por el Canal Uno a las 7:30 a.m. también los domingos.

Foto Al padre Germán Bernal iba a cumplir 20 años oficiando la misa de Cenpro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.