PACHECO DEJA SU PARAÍSO TERRENAL

PACHECO DEJA SU PARAÍSO TERRENAL

Pacheco es sensible. Tiene la capacidad de contar anécdotas como si de ellas estuvieran armadas todas las frases, llora con facilidad y se encubre con el don del humor para ocultar su terrible timidez. Pero por estos días ha cambiado. No habla del pasado ni acude a la risa. No puede. Lo atemoriza el futuro. Resulta que se va del país porque las amenazas contra su vida se hicieron insoportables y no resistió más callarlas ni quedarse inerme, y eso, a sus 67 años, es como perder la vida.

08 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

El animador, considerado el personaje del siglo en la televisión por los lectores de EL TIEMPO, nació en España el martes 13 de septiembre de 1932, pero eso es una anécdota más de las tantas que cuenta. Porque se siente colombiano y no ha dejado de decirlo ningún día desde cuando en 1959 apareció por primera vez en televisión y fue rechazado olímpicamente por los televidentes que llamaron a Alberto Peñaranda, presidente de Punch, para que lo sacara del aire por feo . Menos de un mes después, la misma gente pedía que lo dejaran porque les parecía sincero.

Y se quedó. Lleva 41 años casi ininterrumpidos en la pantalla chica. No hay generación viva en Colombia que no lo haya visto al menos una vez en televisión y, él lo sabe, se ha vuelto familiar. Dentro del inventario de lo más nuestro, Pacheco sería incluido. Por eso le duele irse. No quiere otra cosa que no sea Colombia, a la que él llama el paraíso terrenal .

De lo que me siento más orgulloso es que no he copiado a nadie ni le he hecho zancadillas a nadie , dijo hace dos meses en una entrevista con este diario. Y lo reitera ahora. Me voy porque las circunstancias me obligan. Yo no le he hecho nada a nadie .

Cómo le cambió la vida con las amenazas? Cambio todo, absolutamente todo. Lo que soy, lo que tengo, mi vida, mi familia, mi tranquilidad, mi país. Voy a cambiar la seguridad por una muerte de aburrimiento segura en otro lado. Voy a cambiar una angustia por otra.

Cuál otra? La de no poder vivir en mi país. Es curioso lo que pienso. Tendré que pasar 29 días al mes pensando en el momento en que vaya a regresar a Colombia. Será como ir al paraíso terrenal, mirarlo y dejarlo allí. Eso me duele mucho.

Pero usted va a regresar? Yo tenía unas ofertas de Univisión que ahora voy a tomar en serio y también había hablado con Patricio Wills de RTI para un programa de concurso. Pero vendría al país apenas como un par de días al mes.

Qué frustración le causa irse? Me toca dejar lo que he construido. Lo único que pensaré cada minuto que pase es en volver a esta tierra que quiero tanto. Pero no hay remedio. No puedo seguir andando con los nervios de punta. Las amenazas me obligan a salir con mi esposa. Lo único seguro es que me iré muy pronto.

Sabe a qué se deben las amenazas? Me parece que son por interés económico. Pero no quiero hablar de eso. No quiero dar la impresión de que la gente piense que por ser Pacheco este problema ahora si es importante. Hay mucha gente afuera que la está pasando peor que yo. A mí no me ha pasado nada todavía. No quiero posar de mártir.

* Sociedad sin ídolos? La salida de personalidades que se han destacado en diferentes actividades, que pueden ir desde al campo empresarial hasta el artístico, no tiene consecuencias solamente para los involucrados y sus familias, las sociedad entera es la gran perjudicada a corto y sobre todo a largo plazo.

Para el sociólogo John Sudarksy, esta migración forzada es un problema muy grave: El país se queda sin modelos. La gente con la cual los colombianos se pueden identificar está huyendo del país. Son los recursos humanos más valiosos, en el último año han salido más de 800 mil personas, la tercera parte pueden ser médicos, empresarios o ingenieros, la mayoría exitosos, pues son esos los que se pueden ir.

Formar ese tipo de personas le cuesta al país miles de millones de pesos y a ellos nadie los reemplaza. Entonces, qué es lo que se va a quedar aquí al final. Estamos retrocediendo 30 años. Cuáles van a ser los modelos profesionales de las próximas generaciones si los que se quedan son los guerrilleros, los paramilitares y los narcos. Todo esto sucede en un momento en el que un país que pierde este tipo de recurso humano no es viable, eso es apostarle a seguir siendo pobre .

*** Rehenes de la fama SECUESTRARON A SU PADRE El drama de la Toti En octubre de 1998 el padre de la modelo Sofía Vergara, el ganadero Julio Enrique Vergara Robayo, fue secuestrado durante tres meses. A pesar de que el ganadero estaba separado de la madre de la modelo y no vivía con ella, los secuestradores ubicaron a Vergara en Miami para hacerle saber sus exigencias. En enero de 1999, el ganadero fue liberado, aparentemente sin que hubieran recibido pago alguno.

* ESTRELLAS FUGADAS Las figuras de la TV en la mira Carlos Vives, uno de los artistas más queridos y una de las figuras que más nombre le ha dado a Colombia en el exterior se vio obligado a abandonar el país por supuestas amenazas de secuestro. Lo mismo debió hacer el destacado compositor Kike Santander quien está radicado en Miami. Cuando la serie Hombres de honor, estaba en su furor, Oscar Borda uno de sus protagonistas se vio en la necesidad de irse del país por un tiempo luego de recibir extrañas llamadas y mensajes criticando su papel en esta producción. Su compañero de trabajo Juan Carlos Gutiérrez, actualmente se encuentra viviendo en Miami, debido a que también recibió amenazas por este mismo motivo.

* EL SUSTO DEL CARRANGUERO La guerrilla se llevó a Jorge Veloza Jorge Veloza, el hombre sacó a la carranga de los valles y trochas de Boyacá y la paseó con honores por el mismo Madison Square Garden, siempre pensó que su música era un pasaporte contra la violencia de este país. Pero eso no fue suficiente, el 26 de septiembre de 1999 fue retenido por un comando guerrillero del Ejército Popular de Liberación. Tres semanas después fue liberado.

* LOS LIBERARON RAPIDAMENTE Detrás de los ciclistas El flagelo del secuestro ya ha tocado tres veces las puertas del deporte en los últimos cuatro meses. El 14 de diciembre de 1999 un grupo de delincuentes raptó a un hermano del futbolista Adolfo El Tren Valencia en Buenaventura. Nunca se habló de un pago. Al mes, José Efraín Valencia se escapó de sus captores.

La segunda víctima fue el ex ciclista Oliverio Rincón. Duró diez días en poder de un frente del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Y el caso más reciente fue el del también ex ciclista Lucho Herrera, que estuvo privado de la libertad 20 horas y fue devuelto el pasado domingo. En el caso de ellos dos tampoco hubo exigencias económicas a cambio.

* EXODOS PREVENTIVOS Futbolistas en la mira En los últimos meses circuló la versión de amenazas en Medellín contra la familia de Mauricio Chicho Serna, futbolista del Boca Juniors argentino. EL TIEMPO intentó confirmar esta situación, pero no fue posible localizar al jugador. Sólo se sabe que sus padres y hermanos lo acompañan desde el 30 de enero en Buenos Aires y aún no tienen planeada una fecha de regreso de ese paseo.

* CIFRAS PELIGROSAS Los temores de Freddy Rincón El que sí manifestó su temor por la suerte de su familia fue Freddy Rincón. El volante de Santos de Brasil dijo hace un mes en Cali que la prensa colombiana sería la única culpable si algo malo le sucedía a él o a su familia. Aquí han inventado y divulgado cifras fabulosas sobre mi sueldo , fue su comentario.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.