JUGAMOS BIEN Y BONITO...

JUGAMOS BIEN Y BONITO...

Con un ajiaco bien trancado y, por qué no, con un agurdiente doble, podría recuperar las energías de todos estos días... . Es el testimonio, vía telefónica, de Manuel Sánchez, entrenador de la selección colombiana de microfútbol, horas antes de coronar a su equipo campeón del IV Campeonato Panamericano, tras un brillante victoria de 2-1 sobre Bolivia.

19 de mayo 1993 , 12:00 a.m.

Quince días atrás, en Bucaramanga, cuando el equipo terminaba su preparación, fueron muchas las noches que se desveló pensando que en La Paz estaba la gran oportunidad, para él y para el grupo, de darle vitrina al microfútbol nacional.

Mucha gente le dijo que se arriesgaba a salir y no volver a figurar si al equipo lo eliminaban.

Consciente de la cosas buenas y de las malas, se fue dispuesto a todo. A llegar a la ronda final, como lo consiguió, y a lograr un cupo en el Mundial, que ya lo tiene.

La verdad, no estoy sorprendido por lo que hemos alcanzado. Esto ha sido producto del trabajo y del sacrificio.

Nadie sabe lo que significa convencer a estos muchachos, que no son profesionales, que no viven de esto, que estudian y trabajan, o hacen las dos cosas al tiempo, para que se mentalicen, sientan la camiseta de una selección y consigan los resultados .

Para Sánchez, que se estrenó como entrenador en el exterior hace sólo ocho días ante Argentina, después del segundo partido, se sintió con toda la cancha del mundo.

En los primeros partidos, los cinco minutos finales fueron terribles. El equipo ganaba con facilidad y siempre se nos acercaban en el marcador. Al final las cosas eran buenas para nosotros, pero yo me sentía como de cemento . Estábamos muy tensionados .

Aunque el sufrimiento se calmó en las últimas fechas, todos los partidos los vio de pie y siempre con un Dios, ayúdanos entre los labios.

Sin experiencia Aunque respeta a la gente con experiencia, cree que ésta se adquiere con el trabajo, y para él estos días han sido muy importantes como entrenador, pero más como persona.

Esta es una experiencia inolvidable; no tanto por los resultados, sino por la responsabilidad, por la respuesta que la gente espera de nosotros y porque lo mejor ha sido creer en estos chicos y que ellos lo hayan hecho en mí. Como cabeza visible, soy el que lleva la responsabilidad, pero había que ver el comportamiento de los muchachos. Parecía que hubieran jugado toda la vida y en todos lados .

Sánchez practicó fútbol a nivel aficionado, como volante de marca. Y lo estudió en Brasil y Chile, más por gusto que por pensar en que algún día llegaría a ser entrenador.

Desde hace seis años se metió en el mundo del micro , según él, de ver tantos partidos. Comenzó manejando las selecciones junior de Santander hasta llegar a la de mayores, con la que consiguió este año el título nacional, en Yopal, en el torneo Mil Ciudades, lo que le valió ser escogido como técnico del combinado nacional.

Manejó un equipo joven, con un promedio de edad de 24 años, en el que sólo el 50 por ciento del grupo tenía roce internacional, con un mes de preparación y con la responsabilidad de revalidar el título conseguido por Colombia, en el mismo torneo, en 1990, en Bogotá, con otros jugadores.

Me gustan los retos, pero esto ha sido más que eso. Es una empresa seria y complicada, pero siempre voy a la fija. La tomé porque sabía que podíamos lograr algo importante .

Buenos logros Hoy, con la tranquilidad de la misión cumplida, piensa en su familia, en su padre, en su madre y en sus cinco hermanos, quienes han sido su principal apoyo durante la etapa de competencia, y en Dios, su gran amigo .

Este hombre, Manuel Sánchez Aguirre, de 32 años, soltero, es una amante del baile menos del rock, de los boleros, de la música de Alci Acosta y del Sin ti de Los Panchos, que siempre lo toca en el alma. El porqué, prefirió guardárselo.

Estudió administración de empresas, profesión que le cayó como anillo al dedo, porque asegura que es un gran manejador de todo lo que llega a sus manos. Actualmente combina su trabajo de entrenador con un cargo en la Alcaldía de Bucaramanga.

En el Panamericano me convencí de que las cosas resultan cuando se planifican bien. Yo quería un equipo que jugara bien y bonito y lo conseguimos. La prensa boliviana nos destacó por eso: por la habilidad y por el buen funcionamiento del conjunto en todas las líneas .

Durante el certamen no hubo momentos de grandes dificultades. Sin embargo, sufrió mucho por la lesión del portero títular, José de Lavalle, quien tuvo que salir del torneo.

No fue tanto por la entrada del suplente, Pérez, porque en él tengo la misma confianza, sino porque para todos nosotros ésta era la gran oportunidad, y, la verdad, lo sentí mucho por él, porque en este grupo sólo se respira hermandad y compañerismo .

Convencido de que le gustan las cosas bien hechas, en este momento no piensa tanto en la clasificación al Mundial, sino en que para ir debe cumplir con un buen trabajo de preparación, con mayores garantías aunque reconoce que en este caso las hubo, pero sobre todo con el convencimiento de que se va es a ganar. Eso es lo que siempre les ha faltado a otras selecciones. Seguimos siendo humildes, pero no por eso, menos que nadie .

Ya cuando el torneo terminó, para Sánchez lo más importante es su familia y Dios, quien tanto le ha ayudado a alcanzar sus objetivos.

Con esta buena figuración habrá mucha gente interesada en él, en los muchachos, en saber más sobre esta selección. Será que a usted le llegó la fama? La fama no es para mí; yo creo que simplemente las cosas hay que hacerlas bien y punto .

Colombia, campeón invicto El combinado colombiano de microfútbol obtuvo invicto el título de campeón Panamericano de ese deporte, al derrotar 2-1 a su similar de Bolivia, en la final disputada anoche en el coliseo Julio Borelli de esta ciudad.

El equipo que dirige Manuel Sánchez, que reeditó su título del año pasado, llegó a esta instancia final después de una notable campaña en la ronda clasificatoria, en la cual intervinieron ocho equipos.

El equipo colombiano alcanzó su pase a la instancia final al derrotar con facilidad y juego brillante a los semifinalistas Paraguay y Brasil.

Los goles colombianos fueron conseguidos por Mario Tascón y Giovanni Hernández. Descontó Bolivia con Waldo Quinteros.

Colombia formó con Adalberto Pérez, Juan Carlos Soto, Hernández, Viviano Mena y Tascón. Alternaron Fernando Bustamante, Víctor Santos y Edgar Aparicio.

El tercer lugar fue para Paraguay, que anoche goleó por 6-3 a Brasil, que ocupó la cuarta posición.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.