BUSH VS. CLINTON O GORE VS. REAGAN

BUSH VS. CLINTON O GORE VS. REAGAN

Podríamos decir que hemos estado en 30 años de auge y remontarnos al 61, o en un auge de 40 años ... En ese sentido, la gente que ha ajustado el sistema desde el fin de la Segunda Guerra Mundial merece mucho del crédito. Bill Clinton, presidente de Estados Unidos en entrevista con varios diarios.

09 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Con los resultados de las elecciones primarias del martes en Estados Unidos, es un hecho que la Presidencia de ese país se la disputarán en las elecciones de noviembre el gobernador de Texas, el republicano George Bush, y el vicepresidente, el demócrata Al Gore.

En el plano económico, el auge económico que hace nueve días cumplió nueve años será reclamado por los dos partidos como un logro propio. El debate bipartidista puede ser, entonces, en los siguientes términos: Demócratas: El actual periodo de expansión completó el 29 de febrero 108 meses, y abarca todo el periodo que Bill Clinton ha estado en la Casa Blanca.

Republicanos: Sí, pero no es necesariamente un activo en la campaña de Al Gore: se trata de una prosperidad fundamentada en el manejo económico neoconservador puesto en práctica desde 1981 con la llegada al poder de Ronald Reagan.

D: El público, y los electores en particular, saben que la última vez que soportaron una recesión fue también la última vez que fueron gobernados por un republicano. Toda una generación de estadounidenses no ha vivido en carne propia lo que es una recesión. Se trata de 39 de los 273 millones de habitantes, el 14 por ciento de la población! Todos los muchachos que asisten a la primaria más quienes aún no van a la escuela. Y esta misma gente tampoco sabe lo que es un gobierno republicano.

R: Los meses de recesión entre 1990 y 1991 que le costaron la reelección a George Bush padre de quien seguramente será proclamado candidato en la convención de agosto y presidente en noviembre tuvieron causas externas al manejo económico, como el choque de oferta que produjo el incremento de los precios del petróleo por la invasión de Kuwait por Irak y la posterior expulsión de los iraquíes en la llamada guerra del golfo.

De hecho, cuando Bush perdió las elecciones en noviembre de 1992, el actual periodo de auge ya había completado sus primeros 20 meses, sólo que el manejo de estadísticas de ese momento no permitía declarar oficialmente el fin de una recesión sino casi un año después de transcurrido el trimestre en el que se interrumpiera la caída de la producción.

Cuando Clinton se posesionó el 21 de enero de 1993, él y el cien por ciento de sus compatriotas ya había disfrutado de los primeros 22 meses y medio de la actual fase de expansión, que, de acuerdo con la Oficina Nacional de Investigación Económica, comenzó en marzo de 1991.

D: Si se trata de no reconocer las fases de crisis entre los distintos auges, se podría decir que hay auge desde la posguerra, gracias a la manera como el sistema estadounidense de libre empresa se fue insertando en el orden económico mundial. Pero de eso no se trata. hay dos casos muy distintos: los 80 y los 90, que se prolongan hasta el día de hoy.

R: El auge económico tiene sus más profundas raíces en las políticas neoconservadoras de Ronald Reagan como la apertura comercial... el permitirles a los ciudadanos y a los consumidores, en palabras de Milton y Rose Friedman, la libertad de elegir .

Sin duda que esto permitió mantener los niveles bajos de inflación y estimuló el incremento de la competitividad. Los frutos de esas políticas se cosecharon durante la expansión que arranca en noviembre de 1982, que es la misma expansión actual, con un paréntesis ocasionado por la crisis del golfo.

D: No hay tal paréntesis. Se trata de dos períodos de auge aparte. La expansión de los 80 no era sostenible, pues estaba financiada con el déficit fiscal. Estaba fundamentada en una explosión de gasto público que traía profundos problemas de largo plazo a la economía como altas tasas de interés y un crecimiento muy bajo del empleo.

En cuanto a la apertura, todo el crédito de su implementación hay que reconocérselo a las dos administraciones anteriores, pero Clinton tiene la virtud de haber mantenido políticas consistentes.

R: Al contrario, se sembró la semilla para permitir luego una explosión de la capacidad emprendedora de los empresarios, gracias a los recortes de impuestos, particularmente la disminución de las tarifas del impuesto a la renta a comienzos de los 80, y la eliminación de controles de precios y otras regulaciones que amarraban la iniciativa privada de numerosos sectores.

Una prueba de que el auge ha sido una continuidad está en que ha sido necesario mantener como cabeza del Banco de la Reserva Federal a Alan Greenspan, puesto allí por Reagan, quien ha garantizado que no se interrumpa una política monetaria sólida.

D: De cualquier manera, la expansión de los 80 no era sostenible, mientras que la prolongación récord de la expansión actual está relacionada con las bajas tasas de interés que se han podido mantener en el gobierno de Clinton y la disminución y posterior eliminación del déficit fiscal alcanzados por el Presidente. Eso jugó un papel fundamental en el auge de la inversión y en mantener más plata en el bolsillo de los consumidores.

En 1998 el Congreso pudo aprobar por fin un presupuesto, el de 1999, sin déficit, de acuerdo al proyecto de ley enviado por el presidente Clinton.

R: Sin embargo, fue el resultado de disminuciones graduales del déficit desde las administraciones de Reagan y Bush en cumplimiento de una ley del Congreso que a mediados de los 80 le ordenó al Gobierno que en un plazo de 15 años desapareciera el déficit fiscal.

D: ...No hay que olvidar que el primer proyecto de presupuesto enviado por Clinton al Congreso que preveía una reducción del déficit, en 1993, debió superar la oposición de los republicanos.

Luego, gracias a la reducción y posterior eliminación del déficit se han podido mantener tasas de interés bajas en el largo plazo lo que ha llevado a los inversionistas a preferir los negocios a los papeles, invertir en tecnología y como resultado incrementar el empleo.

R: No se puede le desconocer de esa manera a la iniciativa privada su gran contribución en el auge de la inversión en nuevos negocios, de la mano de los vertiginosos avances en la productividad permitidos por las nuevas tecnologías, la mayor capacidad de procesar enormes volúmenes de información por los computadores que, a la vez, son más baratos, y el acceso masivo y a bajos precios a internet.

El crecimiento de la economía hoy se presenta en tiempos en que la importancia del Gobierno en impulsar la producción ha disminuido, precisamente por la desregulación de la era Reagan-Bush, por la desaparición del activismo económico del Gobierno El ímpetu con que se ha presentado este avance de la nueva economía no habría sido posible si no se hubiera liberado una iniciativa privada maniatada hasta los 80.

D: No se puede volver a una situación de déficit, luego del logro histórico de Clinton, con la convulsiva obsesión republicana sobre los impuestos. Se debe mantener una política fiscal estricta y una presencia activa del gobierno. En eso consiste la propuesta económica de Gore.

El tema de los impuestos corresponde al debate de hace 20 años. Hoy, hasta dentro de los republicanos se está dando prioridad a otros asuntos. El mismo precandidato John McCain ha dicho que la solvencia a largo plazo del sistema de seguridad social tiene más relevancia que hablar de bajar impuestos.

R: Por supuesto que hay que hacer un gran recorte de impuestos. No sólo para dar un impulso adicional a la inversión productiva sino para evitar que el superávit termine desperdiciado en manos de los políticos. Si el superávit se puede reducir, se debe hacer convirtiéndolo en menos impuestos y más empleo.

D: Los republicanos consideran desperdicio el gasto que se haga en satisfacer necesidades de salud, educación y en medio ambiente, que son los rubros que se pueden fortalecer al contar con un superávit fiscal.

No en vano, la bancada republicana echó a pique los esfuerzos liderados por la Primera Dama para alcanzar significativos avances sociales en salud, durante el primer periodo de Clinton.

Clintonomía y Reaganomía En una ronda de preguntas otorgada por el presidente Clinton a los periódicos Usa Today, The Los Angeles Times, y Chicago Tribune, comparó así las políticas económicas suyas con las de sus predecesores: Pienso que el error fundamental en los 80 fue, básicamente, abandonar la aritmética. En los 70 tuvimos condiciones imposibles, con recesión e inflación alta al mismo tiempo, ocasionadas por una serie de circunstancias que no estaban en nuestras manos.

Así, la idea de estimular la economía en los primeros años de Reagan, aunque encubierta por una retórica antigubernamental, fue básicamente la economía tradicional keynesiana. Pero el problema viene con la recuperación porque ella fue comprada ustedes saben, los recortes de impuestos están bien aumentando la herida del déficit estructural que no podría ser superado sin una serie de decisiones difíciles y altamente controversiales que fueron incorporadas en la Ley de Presupuesto del 93, que necesitó tanto de aumentar impuestos como de restringir el gasto.

Y la gente que se echó esta carga, pagó un considerable costo político en las elecciones del 94, pero pienso que no hay duda que esto nos permitió finalmente tener una recuperación y crecimiento del empleo balanceados, de largo plazo, estables, y no sólo estadísticos.

Me parece que ese fue el problema de la filosofía de los 80: que nos lastimamos con un déficit estructural totalmente insostenible. Y pienso que básicamente quitamos ese empaque de que esto fue gestado en 1981.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.