EL SUCESOR DE CLINTON:

EL SUCESOR DE CLINTON:

09 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Después de casi un año de forcejeos y altibajos en las encuestas de opinión, la competencia por el cargo más poderoso del mundo la presidencia de Estados Unidos quedó definida, finalmente, como se había vaticinado desde un principio. Al vencer en las elecciones primarias del martes pasado (el llamado supermartes ), los favoritos de los dos grandes partidos, el demócrata Al Gore y el republicano George W. Bush, despejaron el camino para su consagración como candidatos en los comicios de noviembre próximo y quedó claro que uno de ellos será el sucesor del presidente Bill Clinton.

La ventaja de Gore sobre su único rival entre los demócratas, el ex senador Bill Bradley, fue tan decisiva, que este último no tardó en tirar la toalla: ayer mismo anunció el final de su campaña y dejó así el campo totalmente libre al actual vicepresidente. No ocurrió lo mismo en el partido republicano, donde la victoria de Bush fue menos abrumadora. El senador John McCain, el más fuerte adversario de Bush, quedó bastante mal herido y ya no podrá arrebatarle la candidatura, pero no fue borrado del mapa. Su triunfo en algunos estados le dejó un margen de maniobra para influir, por ejemplo, en la selección del candidato a la vicepresidencia. Que podría llegar a ser él mismo, si los republicanos quieren evitar que los votantes independientes que lo favorecieron se inclinen por Gore.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.