LA NOCHE NEGRA DE LA MODELO

LA NOCHE NEGRA DE LA MODELO

Eso de la Modelo, fue una masacre , dice el ex convicto Harold García. Los paramilitares presos tumbaron con granadas paredes y puertas de seguridad hasta tomarse el patio 4, el de los delincuentes comunes: secuestradores, violadores y asaltantes de bancos. Abrieron fuego y convirtieron a 32 presos en 32 cadáveres.

30 de abril 2000 , 12:00 a.m.

García es un hombre de 1.65 metros de estatura. El dice que con el producto de sus robos le construyó una casa a su mamá en el barrio Tunjuelito de Bogotá. Cuenta 22 años, dos hijas, tiene los ojos negros y es de Bogotá.

Justamente el jueves, después de haber desayunado pan moreno, agua café y banano, García había recibido la boleta de libertad, fin de 13 meses de condena por el robo de 7 millones de pesos.

Todo empezó, recuerda Harold García, cuando se supo que en el patio 4 habían asesinado a tiros a Yema Ospina Flórez, familiar de uno de los integrantes de la temida banda de los Priscos de Medellín en la época de Pablo Escobar. La Modelo se convirtió en un infierno.

De inmediato Cadavid, el jefe paramilitar al frente del patio 5, ordenó cerrar todo y elaborar un plan , dice. A eso de las 2:40 de la tarde del jueves 27 de abril, los paramilitares, portando brazaletes negros con las siglas AUC (Autodefensas Unidas de Colombia), desfilaron para abrir fuego por ambos lados contra la gente del patio 4 desde los pabellones 3 y 5 .

Yema Ospina había sido infiltrado por los paramilitares en el patio 4, donde purgan condena los delincuentes comunes. Tenía la misión de recoger información sobre posibles movimientos de gente comandada por alias Popeye , el jefe de ese pabellón.

Las granadas A eso de las 10 de la noche, los hombres de Cadavid le gritaban gallina a Popeye . Los conminaron a que, en una hora, los que no tenían nada que ver en el asunto bajaran desnudos uno por uno .

Como los trajo Dios al mundo, 42 hombres se entregaron. Todos eran rehenes de los paramilitares, hasta que las autoridades, en la madrugada del viernes, pidieron devolverlos so pena de una toma por la fuerza. Ese mismo día, los 42 hombres fueron entregados y sacados en tres furgones del Inpec y luego trasladados a las cárceles de La Picota en Bogotá, El Barne en Tunja y Picaleña en Ibagué.

García dice que permaneció tendido en el suelo desde las 2 de la tarde hasta la una de la mañana del viernes, cuando lo venció el sueño. De físico cansancio y hambre me dormí .

A las 4 de la mañana del viernes, cuando los paracos de Cadavid celebraban bebiendo trago la muerte de 32 reclusos del patio 4, las autoridades pudieron retomar posiciones en el penal.

Fue la muerte de Yema el verdadero Florero de Llorente de la confrontación entre paras y la banda de Popeye ? Hay quienes dicen que no. La versión que trascendió entre la guardia es que esa homicidio sólo fue la excusa perfecta para ocultar otro delito.

El mismo jueves, en la mañana, un guardia halló en un ducto de aguas negras dentro del penal el cuerpo descuartizado de Carlos Alberto León Giraldo, un presidiario que había desaparecido ocho días atrás.

Exigían a su familia 3 millones de pesos a cambio de respetarle la vida. Sin embargo, la semana pasada, cuando los familiares de León dijeron tener la plata, los paras les respondieron: Qué pena, pero ya está muerto .

León había sido asesinado por los hombres de Cadavid y los pedazos de su cadáver habían ido a parar a la cañería.

También se habla en la Modelo de la muerte de León como el producto de un rito satánico del Viernes Santo, pero la verdad es que son pocos los presos que dan crédito a esa versión. La única verdad por ahora son los 32 muertos del jueves.

La reyerta asombró al país, precipitó el amplio operativo de la madrugada de ayer (ver nota anexa) y postró a cientos de mujeres, niños y ancianos frente a la Modelo.

Desesperados, enfrentaron a los piquetes policiales: Lo único que queremos es que nos digan si el domingo venimos a visitarlos o nos vamos al cementerio a llevarles flores... .

Policía retoma control A las 3:53 de la madrugada de ayer, las luces de la camioneta cuatro puertas 067 de la Policía Nacional iluminaron la oscura carrera 55, frente a la entrada principal de la cárcel nacional Modelo.

Detrás del vehículo venía una caravana de 12 camiones que transportaban a cerca de 1.200 miembros del Comando de Operativos Especiales de la Policía (Copes). Entre ellos, 70 francotiradores.

La operación fue ordenada por el propio ministro de Justicia, Rómulo González, para retomar el control de la Modelo luego de que el jueves ocurrió una batalla campal que dejó 32 internos muertos y 17 heridos.

Diez minutos después, los miembros del Copes estaban en el patio de la entrada de la 55. El primer paso era tomar el control del penal. Los del patio 4 y 5 siempre tienen 5 ó 6 centinelas , comentó un cabo de la Policía.

Con los del patio 3 no había problema. Según el suboficial, cuya misión fue la de patrullar los alrededores de la cárcel cuatro horas antes de la operación, a esos los iban a coger enguayabados.

Rumbearon hasta las 3 de la madrugada. Al otro lado del muro se escuchaban vallenatos y rancheras , contó el uniformado.

Hacia las 7 de la mañana la Policía retomó el control del penal y procedió a requisar las celdas de los cinco patios. Paso seguido, 40 comisiones de fiscales ingresaron al lugar para investigar los pormenores de la muerte de 32 reclusos.

El episodio se registró luego del pacto de paz firmado el pasado 29 de febrero en la Modelo entre los mismos internos. Se trata de una cárcel con capacidad para 1.800 reclusos, pero que hoy tiene 5.000. Según Juan Grimaldos, presidente del sindicato de guardias del Inpec, lo que se requiere para enfrentar la crisis es asumir la autoridad.

Qué puede hacer se pregunta Grimaldos un solo guardia para controlar a 800 internos en un patio? Los internos ya están cansados de matar gente adentro . Cuando tomemos cada patio con 50 ó 60 guardias, no va a haber más muertos porque vamos a tener más control sobre el tráfico de lo que hay adentro , concluyó Grimaldos.

La última vendetta en la Modelo se había registrado el 8 de diciembre de 1999 cuando 12 internos resultaron muertos y ocho más quedaron heridos. Todo se produjo por el cobro de cuentas a uno de los caciques de uno de los patios que formó una banda de asaltantes y tenía azotados a sus compañeros. Ese día, como lo hizo ayer, el Inpec anunció medidas más drásticas para asumir el control en la Modelo.

Listado oficialde muertos y heridos De los 17 reclusos de la Modelo que resultaron heridos durante los enfrentamientos del jueves, 12 son el patio 4.

Se trata de Luis Carlos Torres, Luis Carlos Sinisterra, Eduardo Pizza Hernández, Jairo Bernal Marroquín, José Ramírez Castillo, Héctor Moreno Ruiz, Anderson Oliveros y Juan Armando Sierra. Así mismo, José Fajardo, Fernando Gómez Román, Ricardo Rodríguez y Julio César Torres.

Otros cinco reclusos pertenecen al patio 5: José López, Angel Rojas, Oscar Holguín, Octavio Cabrera y Leonardo Camacho. Todos ellos fueron remitidos al hospital del Tunal.

La Fiscalía informó ayer que de los 32 muertos se identificaron plenamente a cinco de ellos: John Restrepo Méndez, Cleiber René Romero, Jemade Duque Flórez, Juan de Jesús Ordóñez y Milton Fabio Londoño Silva.

Como medida de seguridad, el Instituto Nacional Penitenciario (Inpec) dispuso ayer el traslado de 41 internos de la Modelo a diferentes centros penitenciarios del país.

Quince de ellos fueron remitidos a La Picota, en Bogotá; 14 a la cárcel de Picaleña en Ibagué y 12 a la penitenciaría de El Barne, en Tunja.

Con las comisiones, integradas por fiscales de Bogotá y Medellín así como agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) que ayer ingresaron al penal, se pretende establecer las identidades del resto de las víctimas así como los hechos que rodearon las muertes.

Foto Setenta francotiradores con visores nocturnos y fusiles con mira láser ingresaron ayer hacia las 4 de la mañana a la cárcel Modelo, junto con otros 1.130 efectivos.

Felipe Caicedo / EL TIEMPO.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.