PENA DE MUERTE PARA COLOMBIANO EN MIAMI

PENA DE MUERTE PARA COLOMBIANO EN MIAMI

El asesinato de una de las seis prostitutas de la Calle Ocho entre septiembre de 1994 y enero de 1995 fue suficiente para que Rory Enrique Conde se convirtiera en el segundo colombiano que actualmente está sentenciado a la pena de muerte en Estados Unidos.

10 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

El otro es Guillermo Arbeláez, preso hace 10 años y condenado a pagar con su vida luego de que fuera hallado culpable de matar en 1988, al hijo de su novia arrojándolo desde el puente que une a Miami con Key Biscayne.

De acuerdo con su abogado Jeffrey Fink, su vida emocional se vio afectada para siempre luego de que un tío lo violara cuando apenasera un niñoii .

Rory Enrique Conde fue arrestado en junio de 1995, luego de que el FBI concluyera un caso que despertó el interés nacional y que fue denominado comoel estrangulador de la calle Ochoii . Según la fiscalía, Conde mató a un travesti y a cinco mujeres que trabajan como prostitutas en una zona latina de Miami, a las cuales estranguló y asfixió, para luego dejarlas en basureros de la zona.

El colombiano fue encontrado culpable de la muerte violenta de Rhonda Don, la última de sus víctimas ocurrida el 14 de enero de 1995. Y, aunque al juez Jerald Bagley le fue suficiente este caso para enviarlo a la silla eléctrica, el acusado aún tendrá que responder por los asesinatos de las otras cinco personas.

Rory Enrique Conde era empleado de construcción y también se ganaba la vida vendiendo materiales para mudanzas y carga y, aunque al momento de ser arrestado vivía solo, era casado y padre de dos hijos.

La manera violenta y cruel como fue asesinada Rhonda Don merece un castigo único y ejemplarii , dijo el juez Jerald Bagley.

Durante el juicio Conde confesó estar arrepentido y a su vez admitió haber matado a las seis personas, a las que catalogó comoperversasii para el mundo.

Según el abogado Fink, su cliente tiene derecho al beneficio de la apelación. Pero para ello Conde primero tendrá que ser enjuiciado por los otros cinco cargos de asesinato que enfrenta. A partir de ese momento, la defensa buscará los medios de que no sea llevado a una silla eléctrica.

Si bien su abogado se mostró optimista de lograrotro tipo de sentenciaii para su cliente, de acuerdo con las leyes de la Florida todo indica que Conde tendrá que pagar con su vida los crímenes que cometió. El proceso, no obstante, suele ser muy lento y no antes de 10 o 15 años, Conde sería llevado a la silla eléctrica o a la cámara de gas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.