SOBRECOSTOS EN OBRAS

SOBRECOSTOS EN OBRAS

El Idipron compró hierro para una de sus obras con un sobrecosto de más de un millón de pesos, la Secretaría de Tránsito adquirió rejas metálicas por más del doble de su valor comercial y la Secretaría de Educación también pagó ventanas, muros, rejas y placas de contrapiso por un precio más alto del que ofrece el mercado. (VER CUADRO: PRECIOS DE INSUMOS EN OBRAS DISTRITALES).

10 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Así lo señala un estudio realizado por la Veeduría Distrital dado a conocer ayer, en el que se analizaron 203 contratos realizados por 28 entidades distritales para construir y remodelar edificaciones en la ciudad.

En el estudio, desarrollado entre octubre de 1998 y septiembre de 1999, se analizaron 1.964 actividades ( compra de materiales más mano de obra) desarrolladas en los contratos.

Dentro de los precios analizados, están los de rejas metálicas, pañete liso, hierro, muro, baldosa en granito, ventana en lámina y relleno en recebo, entre otros. Y el análisis se efectuó tomando como base el índice de costo de construcción de vivienda.

La comparación arrojó que si bien algunos de los elementos para las obras como enchapes de porcelana y baldosas de granito se compraron por un precio menor al comercial, en otros tantos casos hubo sobrecostos.

La Veeduría señaló que las diferencias de precios en las compras son una evidencia de la falta de control preventivo durante los procesos de diseño, licitación, contratación y ejecución de obras.

Una de las entidades que presentaron más frecuentemente sobrecostos fue la Secretaría de Educación, en donde se registraron 75 casos en los que se compraron elementos por encima del valor comercial. Por ejemplo, en diciembre de 1998 esa entidad compró diez ventanas en láminas por un valor de 47.108 pesos, mientras que el precio comercial de las ventanas era de 27 mil pesos.

No obstante, el estudio señala que se debe tener en cuenta que la Secretaría de Educación fue la única entidad que centró sus acciones en la construcción de obras nuevas, mientras el resto se orientó a la remodelación.

El organismo de control advirtió que adquirir elementos o contratar mano de obra por un precio menor al del mercado, no es garantía de economía, pues posteriormente los contratistas tienden a hacerles adiciones a los contratos y la entidad resulta pagando más de la cuenta.

La Veeduría señaló que otro de los fenómenos que se está presentando en los contratos del Distrito es que muchas veces para dos obras similares las exigencias de los pliegos de condiciones son diferentes, lo cual afecta la transparencia de los contratos y puede favorecer indirectamente a alguno de los contratistas. Se debe estudiar la posibilidad de unificar los pliegos de condiciones de todos los contratos , dijo el veedor distrital, Ernesto Carrasco.

El funcionario también planteó la necesidad de ejercer un control integral en las obras, de tal manera que se haga un estudio previo de cada una de las actividades y las compras. Dijo, además, que considera que el interventor más allá de la labor de fiscalización e interventoría debe servir para asesorar y orientar a la entidad en la elaboración de los presupuestos de inversión.

Idipron, José Joaquín Segura, ingeniero de mantenimiento: Yo creo que hubo una equivocación en el análisis del precio que pagamos por el hierro, porque en el valor del que ellos hablan está incluida la instalación de unos puntos hidraúlicos, unos lavamanos y un aguamanil. Por eso creemos que el precio está inflado .

La Veeduría volvió a estudiar este caso y sostiene que sí hubo sobrecosto. Se pagó 2 852.101 en agosto del año pasado y el valor comercial no era mayor a 1 300.000.

Jorge Alberto López, de la Secretaría de Educación: No conozco el informe de la Veeduría, pero considero que es muy difícil establecer parámetros generales para evaluar si hay sobrecostos en los materiales de construcción que se compraron.

Dependiendo de las especificaciones de cada material el precio varía sustancialmente, por ejemplo el valor de una ventana de lámina cambia de acuerdo al calibre .

Funcionarios de la Secretaría de Tránsito: Este contrato no se hizo bajo la administración del actual secretario y en esa época solo hubo dos proponentes para la obra. Uno pedía 82.161 pesos por las rejas metálicas y el otro 68.161 pesos.

Se eligió a este último por ser el más económico, por eso nos parece muy extraño que nos digan que hubo sobrecostos, probablemente la Veeduría analizó un material con especificaciones diferentes .

Foto: EL COSTO DE ESTRUCTURAS como esta fueron analizadas por la Veeduría Distrital.

Archivo Particular/EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.