SALVADA DE LA PRISIÓN

SALVADA DE LA PRISIÓN

La narrativa de Flor Romero afirma uno de sus muy atentos estudiosos el investigador Jonathan Tittler, es una obra sustanciosa que ha contribuido a la construcción del imaginario contemporáneo de esa zona cultural mixta que es la región andina latinoamericana con algo más de una docena de publicaciones entre cuentos, novelas ensayos y biografías, algunas de sus obras con distinciones literarias de amplio prestigio. La obra de Flor Romero desde la década del 60 en que se publica 3 Kilates 8 puntos, gana el premio de novela ESSO hasta Aventuras de Aitana, da testimonio de acontecimientos sociales, culturales o políticos que definen el devenir de nuestro país y se une además a la necesidad de revisión de la historia y a la definición de la cultura mítica de toda nuestra América.

12 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Evidentemente al hacer un recorrido por sus ficciones y el aprovechamiento de temas de actualidad con asuntos míticos legendarios históricos va mostrando un proceso que pasa de temas sociales y de denuncia por ejemplo la explotación esmeraldífera de su primera novela, la exploración en universos maravillosos en Triquitraques de Trópico, los sociales o la investigación en los sociales y patriarcales en Mi Capitán Fabián Sicachá, del poder y la violencia en Los Sueños del Poder, concentrados en un lugar llamado Ningunaparte en el que con fina ironía burlesca se parodian comicios y campañas electorales y la fantasía de un gobierno femenino.

La Calle Ajena publicada primero en francés, que es bien interesante ver esto, primero aparece en Francia y más recientemente en Colombia. La Calle Ajena en la que el universo concentra una clara visión de la edad marginal y en la que se dan cita gamines y desplazados por la violencia, familias rotas, guerrilla, inestabilidades, ausencia de justicia, alternando con episodios de nuestra realidad social de los 70 y con escenarios caribeños de Barranquilla, Cartagena y Santa Marta de estos tópicos, de estos mundos sociales y testimoniales se pasa también a mundos históricos y legendarios como Malintzin la Princesa Regalada en que se toma la historia legendaria de la Malinche contextualizando el México del descubrimiento y la conquista para recrear el mito en la imagen de la mujer, en la cultura de un pueblo y en la fuerza de una raza en la franca relación con sus cuentos de corriente mítica latinoamericana que en el caso de Flor Romero abundan. Así mismo en Yo Policarpa, recupera entre historia y leyenda los valores de la mujer de la independencia, mientras en los cuentos de Espérame en el cielo corazón el efecto romántico se une a las situaciones de la mujer, del hombre en el mundo contemporáneo.

Aventuras de Aitana retoma mitología y paisajes, alegorías y nombres poéticos y sugestivos que son relacionados a la tensión inhumana de una ciudad caótica e insumisa que asfixia, corrompe, exilia, violenta y secuestra. La novela cuyo epígrafe da el punto de partida a la trama con un fragmento poético de Eliseo Diego muestra la naturaleza como espacio de redención. El epígrafe dice: La música da vueltas tras de las rejas que se van volando, tras de los ciervos, los bosques y cañadas, todo este mundo tan veloz girando Esta naturaleza da en la novela la posibilidad de libertad que se enfrenta al tema del secuestro; Aitana el personaje central es secuestrada en la ciudad a la edad de cuatro años y desde entonces por un milagro del paisaje, del viento, de los sonidos, de las flores, las plantas, los animales y hombres de cultura mágica y ritual, es salvada de esa prisión, la prisión del secuestro; a los quince años cuando puede ser rescatada para la civilización decide joven y hermosa conservar sus raíces en la naturaleza madre, que la vio crecer y fortalecerse en el amor; la aventura de la protagonista demuestra una forma de conocimiento del mundo y como afirma en un texto inédito Ella Johana Suárez este mundo de la naturaleza de la aventura del conocimiento del mundo llega a convertirse en su sexo cotidiano, lo maravilloso se hace allí cotidiano ; lo maravilloso del paisaje. El idilio de la selva se logra en un proceso narrativo en el que se cuentan mitos y leyendas: el de la Victoria Regia o la Estrella de las Aguas Amazonas, el de las Amazonas que gobiernan el territorio con leyes propias, el de Yurupari, el embrujo del hombre pez, el del mohan, la leyenda del Maguaré, en fin mostrando la peligrosidad y el arrojo, la comunicación y la solidaridad, la voz oral rueda como el viento.

Estas historias intercaladas contadas por animales o flores logran su propio espacio interior en la narración, en diálogo permanente entre todos aquellos elementos, el viento se presenta como un símbolo de comunicación que lleva y trae noticias, por eso lo uno mucho a la oralidad que hay contenida en la novela, una oralidad en tiempos de la escritura que es una conjugación muy profunda que hay en ella; el que lleva y trae noticias, aquel que tiene un lenguaje que pocos pueden descifrar pero que quienes lo consiguen obtienen las respuestas necesarias a sus preocupaciones, prisión y libertad, la temática que dinamiza estas aventuras en las que el mundo perdido contrasta con el mundo encontrado y ganado. El secuestro es vencido por el amor a la libertad y combatido sugestivamente con la crítica a su fatalidad; el resultado es pues la búsqueda de la paz, un lugar feliz.

Luz Mery Giraldo es profesora de la Universidad Nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.