SURGEN CONFUSIONES SOBRE NUEVA NORMA DE CELULARES

SURGEN CONFUSIONES SOBRE NUEVA NORMA DE CELULARES

Las empresas celulares dicen que se han presentado confusiones sobre la aplicación del Decreto 2666 de modernización del Estado.

08 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

La norma dicta normas para suprimir y reformar las regulaciones, trámites y procedimientos, entre las que se encuentran los servicios públicos no domiciliarios entre los que se incluyen las empresas celulares, de trunking, beeper, televisión por cable y empresas de acceso a Internet.

En primer lugar, existe la idea de que las normas se aplican de manera retroactiva, lo que indicaría que en ese caso un suscriptor podría cancelar su contrato con el operador sin ninguna condición.

En ese caso, explica Celumóvil que los contratos que están en marcha desde antes que se expidiera la norma siguen vigentes, y sólo los nuevos contratos son objeto de la nueva reglamentación.

La otra circunstancia que se ha presentado y que han atendido las divisiones de atención al usuario de las empresas celulares es la de los suscriptores que están próximos a que se les venza sus contratos y solicitan, en virtud del decreto, que se les cancele sin tener en cuenta la prorroga.

Las empresas celulares reconocen que el Decreto explica que las prorrogas posteriores al 22 de febrero de este año, fecha de expedición del decreto, se someten a las nueva normas, sin importar que el contrato haya sido firmado en una fecha anterior.

Sin embargo, tanto Celumóvil como Comcel argumentan que la forma en que se aplique el Decreto en esos casos de transición está sujeto a una reglamentación que expedirá la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones.

Agregan que hasta que esas nuevas normas no se den a conocer seguirá funcionando la prorroga según los contratos vigentes.

Las empresas de celulares dicen que desde antes de expedido el Decreto 266 de febrero, había tomado medidas en vista de que el Gobierno había dado a conocer medidas similares que posteriormente fueron declaradas inconstitucionales por la Corte Constitucional.

Por ejemplo, respecto a las cláusulas de permanencia diseñó dos planes.

El primero tiene que ver con un contrato de cláusula de permanencia obligatoria y una multa si el suscriptor decide terminar el contrato anticipadamente, pero con tarifas favorables.

La otra opción tiene que ver con una plena libertad para terminar el contrato, sin multa, pero con mayores tarifas.

Celumóvil explicó que contrató una firma consultora para que diseñe un procedimiento y asesorar a los representantes de servicio al cliente para lo relacionado con los silencios positivos por no contestar a tiempo o en el caso de los recursos contra las decisiones de la empresa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.