PACHO SANTOS SE FUE DEL PAÍS

PACHO SANTOS SE FUE DEL PAÍS

Francisco Santos Calderón, jefe de Redacción de EL TIEMPO y presidente de la Fundación País Libre, no tiene otra opción que salir de Colombia. Existe un plan para asesinarlo por la labor que desde 1991 ha realizado País Libre en defensa de las víctimas del secuestro: dos millares de personas cada año.

12 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Santos ha vuelto a ser víctima de la violencia. En 1990 Pablo Escobar ordenó su secuestro y lo mantuvo cautivo bajo amenaza de muerte y como escudo humano contra la extradición. El plagio se prolongó durante 263 días. Y de esa experiencia surgió la cruzada contra el secuestro: la Fundación País Libre.

Hoy quien le ha puesto precio a la cabeza de Santos es Henry Castellanos, Romaña , el artífice de las pescas diabólicas que han estremecido a Colombia. El mismo que en la vía al Llano amenazó con asesinar a los ornitólogos estadounidenses que, bajo su mando, habían sido secuestrados por guerrilleros de las Farc.

Romaña ha ideado un plan para asesinar al Jefe de Redacción de EL TIEMPO, secundado por una organización que integra una verdadera cadena de bandas de extorsionistas y secuestradores, que opera desde varias cárceles del país.

El líder de esas bandas es un convicto por asesinato y extorsión. La opinión no sabe literalmente nada de él, pero la Policía no duda en señalarlo como responsables de infinidad de crímenes en Bogotá.

Fue el propio Francisco Santos quien se percató de seguimientos y movimientos extraños a su alrededor. Después de un allanamiento policial y la captura de un sicario las autoridades confirmaron la existencia del tenebroso plan, que involucra además a miembros del frente 22 de las Farc.

Alianza criminal Y el miércoles de esta semana, el acoso de los sicarios se hizo evidente en restaurantes, y en las rutas utilizadas por el jefe de Redacción de este diario y Presidente de la Fundación País Libre.

Sicarios contratados empezaron a preguntar por Santos en algunos sitios y otros lo siguieron en automóviles.

Ello me ha llevado a tomar la terrible decisión de salir del país , explica. No creo que el Secretariado de las Farc esté enterado de esto. Es el producto de frentes que se han delincuenciado y a que actúan por sí solos .

Romaña , el frente 22 de las Farc y la red de bandas de extorsionistas y secuestradores en que se apoya han mantenido durante los últimos años una alianza criminal que disparó de 100 a 220 el número de secuestros en Bogotá y Cundinamarca en un año, y que hoy reporta 40 extorsiones diarias en la ciudad.

En los casos de secuestro, delincuentes de esa organización y guerrilleros han actuado mancomunadamente, circunstancia que en criterio de oficiales de Policía explica el tránsito paulatino de los guerrilleros al mando de Romaña a otras actividades delictivas.

Las actuaciones de País Libre, que a través de una decena de personas, cada una con sus redes de apoyo a lo largo del país, atiende y continuará atendiendo, en promedio 2.000 personas al año y auxiliando directamente a 350 familias, se convirtió en un estorbo para las Farc y sus aliados en la delincuencia organizada.

Por eso, Romaña y el comandante del frente 22, Hugo Coscuez Manchí, en alianza con las redes de delincuencia, contrataron sicarios para asesinarlo.

El hombre del No Más Uno de los momentos que mejor retratan el ánimo con que Pacho Santos enfrenta la vida ocurrió el 21 de mayo de 1991.

El día anterior había terminado su cautiverio de 242 días, y los periodistas agolpados en la sala de redacción de EL TIEMPO , vieron entrar a un Pacho sonriente, de mejillas algo encendidas, que repartía abrazos y soltaba chistes, irreverencias y reprimendas como si acabara de regresar del Campín de ver jugar a su Santa Fe.

Para esa época era ya jefe de redacción. Había estudiado periodismo en la Universidad de Kansas (EE.UU.) y a su regreso a Colombia fue editor de la sección internacional.

Pacho es reconocido por su estilo directo, su carácter humano, su inquietud, su olfato noticioso y su sencillez. También por su nerviosismo y su capacidad de hacer varias cosas al mismo tiempo: escribir un artículo, degustar golosinas, hablar por teléfono y dar instrucciones.

Su experiencia de secuestrado, su solidaridad con otros colombianos y su absoluta incapacidad de quedarse impávido ante los hechos, hizo que liderara más de un movimiento nacional en contra del secuestro.

País Libre, Mandato por la paz y No mas son palabras asociadas a la actividad que Francisco Santos desplegó en los últimos años junto con Organizaciones no Gubernamentales, que rompieron con la tradicional apatía de los colombianos.

Más de diez millones de personas se movilizaron para pedir que cesen los secuestros y las muertes porque el país, en palabras de Pacho , está mamao con tanta violencia.

*** Periodistas exiliados 1998 - 2000 -Luis Gonzalo Richard Vélez, camarógrafo. Amenazado después de que grabó la golpiza de un grupo de militares a unos campesinos.

-Alfredo Molano Bravo, columnista de El Espectador. Declarado objetivo militar por los paramilitares.

-Laureano José Restrepo Colé, reportero del diario El Meridiano (Sincelejo, Sucre).

-Plinio Apuleyo Mendoza. Columnista de El Espectador. Escapó a un atentado con un libro bomba atribuido al Eln.

-Jorge Enrique Rivera Sena, corresponsal del diario El Universal (Carmen de Bolívar). En dos ocasiones fue secuestrado y maltratado por paramilitares.

-Carlos Pulgarín, corresponsal en Montería de EL TIEMPO. Fue hostigado por paramilitares.

-Juan Carlos Aguilar y John Jader Jaramillo, reportero y camarógrafo de RCN Manizales. Amenazados después de difundir imágenes sobre el linchamiento de un zapatero frente a agentes de la Policía en Chinchiná.

-Margarita Gómez Albarello, reportera judicial del periódico El Nuevo Día y otros cinco periodistas. Amenazados después de ser obligados por la guerrilla a presenciar un ataque contra un cuartel policial.

-Henry Romero, reportero gráfico de la agencia Reuters. Secuestrado por el Eln y víctima de amenazas y seguimientos sospechosos después de su liberación.

-Fernando González. El hombre del siglo en la TV colombiana . Las amenazas contra Pacheco, son de índole extorsivo...

Fuente: Fundación para la Libertad de Prensa.

Foto: Esta escena era frecuente. Francisco Santos frente a miles de colombianos que clamaban NO MAS! secuestro.

Archivo/EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.