CANALEANDO

CANALEANDO

20 AÑOS DESPUES. Hay productos no reeditables, que pertenecen a su momento y a ningún otro. Es el caso de La Caponera. El país está lejos de aquél que hace 20 años adoró a Amparo Grisales en El gallo de oro. Las audiencias le jalan hoy a relatos contemporáneos urbanos, a temas sociales, de denuncia, poder y corrupción. La Caponera es una historia ajena por completo a todas esas claves.

13 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

IDENTIDAD CERO. Uno de los mayores problemas de La Caponera es que no logra crear identidad. No existe atmósfera: el vestuario, lujoso y brillante no corresponde al ambiente; la música, excelente como toda la obra de Severino, no ayuda a definir el mundo de la novela; y las vallas publicitarias del 007 completan el sancocho. Eso sí, Margarita Rosa, muy esbelta, preciosa! BIEN PARA MAL. El video-tape trajo a la televisión nuevas lógicas de producción y otro concepto del tiempo real . Modificó el lenguaje y la gramática de la imagen. Pero también trajo la edición, un instrumento que puede ser usado para manipular. La edición le permite a los noticieros fabricar el mensaje que quieran, tomando las imágenes y las voces de los entrevistados para hacer que digan lo que no dijeron. O, para que no digan nada. Y... que vivan las libertades!.

UNINOTICIAS. En ciertas manos, la investigación periodística es un arma peligrosa. Deja de ser un método para encontrar la verdad y se convierte en recurso científico para justificar una verdad definida de antemano. Lo grave es la indefensión absoluta del televidente, que no tiene manera de saber lo que se cocina por dentro de ciertas noticias.

ALCALDE CAPITAL. Nadie duda del beneficio que representa para la buena marcha de una sociedad la existencia de una comunicación fluida entre gobernantes y gobernados. Pero una cosa es fluidez y otra, saturación. El alcalde mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, cogió Canal Capital como violín prestado. Mañana, tarde y noche Peñalosa, con entusiasmo casi infantil, bla, bla, bla ...

CUALQUIER COSA. En Señal Colombia se puede ver cualquier cosa. Y no es exageración. Abundan las entrevistas sin tema ni investigación y los videoclips obsequiados con toda intención por las casas disqueras. Pero la tapa fue que ese canal gastara preciosos minutos ($$$) en enseñarnos, en pleno trópico, cómo desatascar un carro que se ha quedado atollado en la nieve. Sí señor, en la nieve!.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.