NUEVO PELIGRO: ETILENO DE COCAÍNA

NUEVO PELIGRO: ETILENO DE COCAÍNA

Cuando la gente mezcla el consumo de cocaína con el alcohol, agrava el peligro que presenta cada droga y , sin saberlo, hacen un complejo experimento químico en su propio cuerpo.

05 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Varios investigadores, patrocinados por el Instituto Nacional de Drogas de los Estados Unidos, han descubierto que el hígado humano combina la cocaína conel alcohol y fabrica una tercera sustancia, el etileno de cocaína, que intensifica los efectos eufóricos de la cocaína y al mismo tiempo, tal vez aumenta el riesgo de muerte repentina.

No hay que olvidar que la cocaína es una de las drogas adictivas más potentes. Una vez que una persona la ha probado, no puede prever ni controlar hasta qué puntos seguirá usándola.

De acuerdo con el Segundo Estudio Nacional de Salud Mental y Consumo de Sustancias Psicoactivas, Colombia 1997, realiazado por el Ministerio de Salud, se encontró que por cada mujer que informó consumo durante elaño anterior, lo hicieron tres hombbres.

En general,de cada mil colombianos de doce o más años, 38 han usado cocaína y 14 informán haberlo hecho durante el año anterior, ocho el anterior y cuatro la semana anterior y uno lo hace diariamente. Se presenta como grupo de mayor riesgo al de 25 a 29 años, seguido del grupo de 61 años y más.

El grupo de 12 a 15 años se comporta como grupo de alto riesgo.

Muchos de ellos combinan la cocaína con el alcohol.

Las principales formas de consumo de la cocaína son aspiradas o inhalada, inyectada y fumada.

Hay un gran riesgo, ya sea que la cocaína se in hale, se inyecte o se fume. Al parecer; el uso compulsivo de cocaína puede acelerarse si la sustancia se fuma en lugar de aspirarse por la naríz. Si se fuma, dosis extremadamente altas de cocaína puede que lleguen al cerebro muy rápido y produzcan un estímulo intenso e inmediato.

La persona que consume drogas inyectables está expuesta al riesgo de transmitir o contraer la infección por el VIH/sida si comparte agujas u otro equipo de inyecciones.

La cocaína es un fuerte estimulante del sistema nervioso central, que obstaculiza el proceso de reabsorción de dopamina, un mensajero químico que está relacionado con el placer y el movimiento.

Peligro para la salud los efectos físicos del uso de cocaína incluyen constricción de los vasos sanguíneos periféricos, dilatación de las pupilas y aumento de la temperatura, la frecuencia cardíaca y la tensión arterial.

La duración de los efectos eufóricos inmediatos de la cocaína, que incluyen un nivel muy alto de estimulación, reducción de la fatiga y claridad mental, depende de la forma de administración. Cuanto más rápida sea la absorción, más intenso será el estímulo. Por parte, cuanto más rápida sea la absorción, más breve será la acción. Si se inhala, el efecto puede durar de 15 a 30 minutos y si se fuma, de 5 a 10 minutos.

Algunos usuarios de cocaína dicen que sienten desasosoego, irritabilidad y ansiedad. Se puede desarrollar una tolerancia notable a su acción y muchos dicen que tratan, en vano, de que la droga les produzca tanto placer como durante la primera exposición.

Las pruebas científicas indican que la potente propiedad de refuerzo neuropsicológico de la cocaína lleva a la persona al uso continuo, a pesar de las consecuencias físicas y sociales nocivas.

En casos raros, puede ocurrir muerte repentina la primera vez que se usa cocaína o inesperada de ahí en adelante. Sin embargo, no hay forma de determinar quién tendría predisposición a la muerte repentina.

La dosis elevadas o el uso prolongado de cocaína o ambas cosas pueden desencadenar paranoia. El fumar cocaína puede producir una conducta paranoide particularmente agresiva en los usuarios.

Cuando los adictos dejan de usar cocaína, a menudo se deprimen.

Eso también puede llevar a un mayor uso de esta sustancia para aliviar la depresión.

La inhalación prolongada de cocaína puede producir ulceración de la muscosa que recubre la nariz y puede lesionar tanto el tabique nasal y provocar superforación. Las muertes relacionadas con el uso de cocaína se producen a menudo como consecuencia de paro cardíaco o ataque, seguidos de paro respiratorio.

En pos de tratamiento La más alta prioridad del Instituto Nacional de Drogas de los Estados Unidos en materia de investigación, es encontrar un medicamento que impida o reduzca notablemente los efectos de la cocaína, para usarlo como parte de un programa integral de tratamiento.

Investigadores patrocinados por este instituto, también están estudiando medicamentos que ayuden a aliviar los grandes deseos de consumir droga que sufren a menudo las personas cuando están sometidas a tratamiento por adicción a la cocaína. Actualmente se investigan varios productos para probar su inocuidad y eficacia para tratar la adicción a la cocaína.

Además de los tratamientos farmacológicos, las intervenciones para modificar el comportamiento, especialmente la terapéutica cognoscitiva del comportamiento, pueden resultar eficaces en reducir el uso de drogas en los pacientes tratados por causa de abuso de cocaína.

*Director para Colombia de la Federación Mundial de Salud Mental.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.