CON SUS TOLDOS A OTRA PARTE:

CON SUS TOLDOS A OTRA PARTE:

14 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Las grandes ciudades, comenzando por París, con su famoso mercado de las pulgas, tienen un sector de lo viejo aunque a veces no tanto , del arte y lo típico, del recuerdo, la curiosidad, cositas de colección o chucherías . Estos mercados, con un toque de romanticismo y tradición, son útiles y tienen clientela propia. En Bogotá no han sido muy afortunados, pues, con buena dosis de intolerancia, se los ha visto más como un estorbo que como un servicio y una parte viva de la ciudad.

El mercado de San Pelayo, en Usaquén, que se creía había ganado un sitio definitivo, está en peligro de irse con sus toldos a otra parte. El Tribunal Administrativo de Cundinamarca concedió una acción de cumplimiento que la Alcaldía Mayor tendría que ejecutar. En realidad los toldos de San Pelayo estorban allí donde están? Qué perjuicios causan? Cuánto beneficio traen? Habrá que evaluarlos bien. Pero lo cierto es que en esta crisis, con el desempleo tan disparado, por lo menos es bueno facilitarle las cosas a la gente que busca ganarse la vida honestamente. Al estarlos moviendo de barrio en barrio, a la clientela le será más fácil hallar el maxilar con que Caín mató a su hermano, que los mencionados toldos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.