ROMÁN Y GERALD, ARTÍFICES DEL TRIUNFO

ROMÁN Y GERALD, ARTÍFICES DEL TRIUNFO

Roque Román, derecho al servicio de Vaqueros fue el primero en montarse al montículo, sus dos primeros lanzamientos dejaron completamente estático a Luis Torres, paracortos de Caimanes. Los aplausos no se hicieron esperar en las tribunas del Tomás Arrieta.

27 de enero 2000 , 12:00 a.m.

Eso eran lo que querían ver los aficionados, esperaban ver el duelo de los mejores lanzadores del torneo: Román y el dominicano José Soriano, refuerzo de Caimanes para esta fase.

La tercera bola se vino franca y Torres no estaba dispuesto a dejarla pasar, su batazo se elevó sobre el campo corto y siguió al terreno del jardín izquierdo. Esto obligó que el torpedero de Vaqueros, Adolfo Gómez, saliera en busca de la bola, al igual que su compañero André Johnson, que venía raudo desde el jardín.

En el mismo momento en que la bola cae al guante de Gómez su cuerpo se impacta con el de Johnson, tanto bola como jugador ruedan por el suelo, los brazos del árbitro indican que la bola está viva, lo que aprovecha Torres para alcanzar la segunda, pero sorprende que Johnson no corra en busca de la bola, por el contrario sus brazos se agitan hacia la cueva en busca de ayuda.

En el choque Gómez prácticamente se tragó la lengua, lo que no le permitía respirar y alcanzó a perder el sentido por unos minutos, gracias a la intervención oportuna del médico Filadelfo Carreño, que es especialista en vías respiratorias y que estaba en el estadio la situación se superó de la mejor forma.

Gómez fue llevado a la clínica donde estuvo hasta ayer en observación.

Después de este impase, presentado solo un minuto después de la voz de play ball, las acciones de la pelota volvieron a reanudarse.

En la cabeza de todos estaba Gómez, pero el juego tenía que continuar. Como si esto hubiera sido un estímulo en honor a su compañero, las acciones fueron tomando color.

En la misma primera entrada Caimanes sumó cuatro carreras, aprovechando que el brazo de Román no había comenzado a carburar . pero no tardó mucho para que comenzará a lanzar esas curvas que nadie descifra, o a incomodar con los cambios de velocidad que frenaron en seco a los rivales.

Después fue Soriano el que se subió al montículo, permitiendo cuatro carreras y el empate de Vaqueros, solo siete entradas se pudo mantener Soriano, que mantiene su récord de no contar con juegos perdidos.

Con esa paridad llegó el juego a la parte baja de la novena entrada, ya se había colgado el primer out y Carlos Villalobos, de Vaqueros, estaba sobre la primera base, con el segundo lanzamiento Eddie Gerald hace sonar su bate, fue lo único que se escucho por milésimas de segundo, después estalló el júbilo de los seguidores vaqueros, la bola se voló la cerca por el jardín central.

Yo estaba esperando el lanzamiento de recta baja, me lo dio y no dude el tirarle , fue lo que aseguró Gerald en medio de los abrazos de sus compañeros.

De empatarse anoche la serie el juego decisivo sería hoy a las 7:00 de la noche en el estadio Tomás Arrieta.

Foto: Josh Patton, segunda base de Caimanes, puso out a Jorge Cortez, jardinero derecho de Vaqueros.

Carlos Capella/TIEMPO CARIBE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.