LYNDA DECLARA SU INDEPENDENCIA

LYNDA DECLARA SU INDEPENDENCIA

Lynda escapa al patrón de las figuras hechas. Su inteligencia salta a la vista, su imperioso deseo de dejar huella con argumentos que superan la apariencia y la bonita voz, le auguran un promisorio futuro.

22 de diciembre 2000 , 12:00 a.m.

En su país natal, México, la conocen desde que tenía 14 años. Con su aspecto angelical y su música pop juvenil, ha estado en los escenarios desde 1996, pero solo ahora, con su tercer disco, El día de la independencia, la joven cantante salió a conquistar el mundo.

Trae buenas noticias de México, allí su canción Maldita timidez, que narra la ansiedad de una mujer que no se atreve a declarar su amor, alcanzó las 5 semanas en los primeros lugares de popularidad. Pero la canción que han empezado a escuchar los públicos de Argentina, Chile, España y Colombia es la que da nombre al disco, la que grabó como una declaración de mayoría de edad, apenas llegó a los 18.

Estaba a punto de cumplir los 18, quería cantar a la independencia. Era la hora de seguir mi camino, un camino trazado por mis propias reglas. Lejos del control y la vigilancia de mis padres, a los que sigo respetando y acatando, pero ya de otra manera. Era la hora de defender mis ideales y creencias , cuenta con una rapidez tal que transmite la sensación de no tener suficiente espacio para decir las mil ideas que bullen en su mente.

De la misma manera responde con seguridad que no encuentra desventajas en haber comenzado una carrera siendo adolescente. No importa qué tan joven eres. Simplemente lo mucho que disfrutes tu trabajo. Ahora, a esta edad, tener cuatro años de carrera me permiten conocer como es el medio del espectáculo y estar segura de lo que quiero hacia el futuro , dice.

Conocer el medio del espectáculo? Lynda comenzó en un país de dura competencia. Y mucho antes de entrar al círculo de las promesas de la música, tuvo que enfrentarse al señalamiento en el colegio y entre las amistades familiares que al enterarse de su vocación, la miraban como a una condenada: condenada a las drogas, al alcohol... Sin embargo cuenta , también es posible llevar una vida como la de cualquier persona. Me he podido dar cuenta de que existe gente con malas intenciones, pero también existe otra con muchos valores. Es entonces cuando importa lo que cada uno vale, lo que le han enseñado en la casa. Eso tiene que ver mucho con la forma de ser de cada persona .

Pero hay una cuota de sacrificio en la música. Vivir en los hoteles no le ha dejado tiempo para ir a cine o a fiestas con las amigas. Eso se compensa con el cariño que da la gente , explica. Incluso las rechiflas que recibió alguna vez, cuando equivocó el nombre del lugar donde estaba con otro, le sirvieron para aprender a ganarse el aplauso en la adversidad y eso, según ella, es algo que no tiene precio, sobre todo para una persona que cuenta entre sus sueños con estar parada en los escenarios hasta más allá de los 50.

Por ahora, es la imagen de la juventud, la frescura y la rebeldía. Así se describe en lo que canta y en los temas que aborda un ejemplo está en la canción Con el alma en la piel, donde toca el tema de una adolescente embarazada- . Soy rebelde, no para hacer de mi vida un caos y cometer estupideces. Necesito la rebeldía para ir por mis sueños y defenderlos por encima de lo que digan los demás , concluye.

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.