JOSÉ YA TIENE TRABAJO

JOSÉ YA TIENE TRABAJO

José no escogió el camino de muchos de sus vecinos: drogarse y robar. El, que solo tiene 15 años y es un Guerrero (como lo dice su apellido), en lugar de estar buscando el papagayo para atracar a alguien se dedicó a aprender joyería y hoy hace anillos, pendientes y argollas, iguales a aquellos por los que muchos niños de su barrio han muerto en las calles.

15 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

El Cartucho, que según el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, es el expendio de drogas más grande de Colombia y uno de los principales sitios de contrabando de armas, es el lugar donde vive José.

Para Alexander Duarte, de 17 años, uno de sus compañeros, el cambio en la vida de José y en la suya se debe en gran medida a la Fundación El Refugio.

Alexander cuenta que era muy tímido y se la pasaba en un rincón haciendo sus trabajos, pero desde que tiene contacto con esta fundación nadie lo aguanta y todos lo conocen en la clase y en el barrio.

Así como ellos son los 70 niños y adolescentes, entre los 12 y 18 años, que se capacitan en joyería, dibujo y diseño con Nury Bonilla, quien es joyera y la directora de la Fundación El Refugio. La idea nació hace cinco años cuando varias amigas nos dimos cuenta de que nuestro conocimiento se le podía dar a los muchachos, para que dejaran de matarse en la calle .

Por eso, desde que se montó en esta película -como ella misma dice- la joyería ha sido un pretexto para darles a los chicos el lugar que se merecen y no solo formarlos en un arte. La idea es mostrarles que son seres humanos útiles y que pueden manejar mejor su vida. Por eso la fundación cuenta con un área psicosocial donde se dan charlas de sexualidad y resolución de conflictos. Además, allí se organizan salidas recreativas y de campo que se realizan una vez al mes.

Fabiola Díaz, joyera de profesión y una de las profesoras, dice que trabajar con niños y adolescentes es muy diferente que con adultos, pues a los muchachos no les interesa la teoría, solo quieren la práctica. Agarrar el soplete y los metales, ser creativos, volar con la imaginación y, sobre todo, tener sus propios resultados. Definitivamente, van a mil , dice.

Este año, el Gobierno colombiano se ha puesto en la tarea de darles oportunidades de trabajo a los jóvenes menos favorecidos y pretende que las empresas contraten a aquellos que están entre los 18 y 35 años. Quienes así lo hagan recibirán un subsidio de 700 mil pesos mensuales (350 dólares). Este programa aspira llegar a unos 100 mil muchachos de los estratos 1 y 2.

Un paso adelante Esta idea hace muchos años venía consolidándose entre las ONG que trabajan con jóvenes. Formación para el Trabajo se llama uno de esos proyectos, al cual está vinculada la Fundación El Refugio. Desde hace varios años busca darles una oportunidad seria de trabajo y capacitación a los jóvenes que no encontraron en la escuela lo que buscaban y que con el trabajo piensan sacar adelante sus sueños.

El Instituto Ser, en Bogotá, y la Corporación Paisa Joven, en Medellín, son las entidades encargadas de hacer realidad el proyecto de Formación para el Trabajo que fue pensado e investigado por la Fundación Restrepo Barco, la Fundación Corona, el Consejo Gremial y la Fundación Fes.

El primero de los cuatro pasos para la consolidación de este proyecto fue poner el tema en mesa de discusión, citar personas conocedoras y así saber qué pasaba con los jóvenes y su trabajo.

Para Tatiana Romero, coordinadora del Area de Juventud y Educación de la Fundación Restrepo Barco, el asunto no es coger muchachos, capacitarlos y a la calle. El programa es mucho más profundo.

Después de poner el tema en boca de muchos se dirigieron al campo a localizar las entidades que ya estaban trabajando en el asunto para fortalecerlas y así abogar por la construcción de redes con el fin de solidificarlas.

En el programa se han encontrado grandes sorpresas, como por ejemplo, las extraordinarias capacidades para la actuación y el diseño de modas en niñas que eran prostitutas de la calle. Lo que pone en tela de juicio las oportunidades que a los jóvenes en riesgo se les da, pues para ellos solo se piensa en costura, albañilería, mecánica, confección y panadería entre otras ocupaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.